Desde la tasa de vacunación hasta el tamaño de las fincas agrícolas, casi todas las variables muestran que, 25 años después, Alemania sigue dividida. Es una de las conclusiones que extrae The Washington Post en este artículo con infografías al recorrer el país con motivo del aniversario de la caída del muro que lo separó.

Estuvo en total 38 años en pie, pero la separación entre dos mundos antagónicos como el comunismo y el capitalismo dejó una huella aún hoy imborrable. De hecho, aunque ahora parezca impensable, uno de los hechos que hicieron histórica la elección de Angela Merkel como canciller, además de el ser mujer, fue su procedencia: la primera ‘del otro lado del muro’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.