Arrow

Obama: del “yes we can” al “sí se puede”


0
Diego Bayón

Intento de politólogo y proyecto de periodista. Especialista en Relaciones Institucionales y Comunicación Corporativa. Tras pasar por el Ministerio de Asuntos Exteriores o el Comité Paralímpico Español, ahora es consultor de Asuntos Públicos. En movimiento constante.


Escrito el 25 de noviembre de 2014 a las 12:40 | Clasificado en Del día, EEUU

Un presidente contra un Parlamento. Obama desafió al Congreso anunciando en los Premios Grammy, ante millones de hispanos, su esperada reforma migratoria.

Jueves por la noche en pleno ‘prime time’, casi diez millones de espectadores sintonizaban Univisión, la cadena en español más importante del país, para ver la gala de los Premios Grammy Latinos. Antes de que empezase a sonar la música, Obama aprovechó para lanzar su desafío:

“Millones de inmigrantes siguen viviendo aquí de manera ilegal. Muchos han estado durante mucho tiempo, trabajan duro y tienen hijos estadounidenses. Son parte de la vida americana. Buscarlos y deportarlos no es realista”

Así anunciaba el Presidente de EEUU la reforma migratoria que va a llevar a cabo por decreto, ante el bloqueo que sufre en el Congreso por parte de la mayoría republicana. Entre cuatro y cinco millones de personas sin papeles que viven en Estados Unidos, de los más de 11 de inmigrantes que residen irregularmente en el país, podrán obtener un permiso de trabajo y vivir ahora sin miedo a ser deportados, al menos de manera temporal.

La reforma migratoria de Obama, que se había convertido ya en una necesidad por la promesa electoral que hizo a comienzos del mandato, no concede la ciudadanía ni el permiso de residencia, pero salvará de la deportación a quienes puedan demostrar que han permanecido en EEUU desde antes de enero de 2010 de forma ininterrumpida, tengan hijos que sean ciudadanos o residentes legales en el país, carezcan de antecedentes penales y pongan al corriente el pago de sus impuestos.

Radiografía de los más de 11 millones de inmigrantes irregulares que viven en EE.UU. (Infografía: AFP)

Radiografía de los 11 millones de inmigrantes irregulares que viven en EE.UU. (Infografía: AFP)

La decisión de anunciar su reforma migratoria antes de los Grammy Latinos, lejos de ser algo casual, le ha reportado a Obama unos cuantos millones más de espectadores. Univision, que tiene una audiencia potencial de 35 millones de estadounidenses que hablan español, es la quinta cadena de televisión más grande del país. El canal cuenta con los informativos locales más vistos en ciudades como Los Ángeles, Nueva York y Houston, con grandes poblaciones hispanas.

Además, el presidente se aseguraba así de que la gala posterior se convirtiese en una celebración a su medida. Mientras el público gritaba “sí se puede” en español, los agradecimientos no paraban de sucederse. “Los latinos somos una parte importante de este país. Ya no somos una minoría”, decía el actor mexicano Eugenio Derbez (que ejerció como presentador de la ceremonia) tras escuchar a Obama. “Esta noche es histórica para todos los latinos que viven en Estados Unidos”, insistía Enrique Iglesias tras recibir el premio a la mejor canción del año.

“No somos una nación que echa a los luchadores y a los soñadores que quieren ganarse su pedazo de sueño americano. Somos una nación que les da la oportunidad de asumir sus responsabilidades y de crear un futuro mejor para sus hijos”, decía Obama. De nada sirvió apelar al ‘american dream’, la respuesta de los republicanos no se hizo esperar. Los próximos dos años de mandato podrán resumirse en una frase: érase un presidente contra un Parlamento.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>