Arrow

Las elecciones griegas: otro desafío para la troika


0
Pablo Vega

Periodista por la Universidad de Navarra. Master en Comunicación Politica y Corporativa por la misma universidad. He realizado practicas en medios como Diario de Noticias y Expansión. También formé parte del departamento de comunicación de la Fundación La Caixa. Centrado y apasionado en temas politicos, económicos y culturales


Escrito el 30 de diciembre de 2014 a las 2:32 | Clasificado en Del día, Europa

Syriza, la izquierda antiausteridad, más cerca del poder

El primer ministro griego, Antonis Samaras, se ha visto obligado a anticipar las elecciones legislativas griegas -previstas inicialmente para 2016- al próximo 25 de enero, tras el rechazo del Parlamento a su candidato a la presidencia de la República, Stavros Dimas.

El Gobierno de Nueva Democracia, que cuenta con el apoyo del PASOK, se enfrenta a una complicada reválida en la que pueden salir rechazadas sus políticas basadas en el programa de rescates y ayudas financieras, acordado entre el Ejecutivo heleno y la ‘troika’ (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea).

Las encuestas señalan la probable victoria del considerado partido ‘hermano’ de Podemos, Syriza, lo que rompería de facto la unanimidad entre los Gobiernos europeos sobre la política económica, basada en la austeridad en las cuentas públicas. Prueba de la excelente relación entre ambas fuerzas políticas sus respectivos líderes, Pablo Iglesias y Alexis Tsipras, se intercambiaban mensajes de ánimo en Twitter ante los próximos comicios.

Tras la repetición de elecciones en 2012, la estabilidad parecía asegurada con un triple acuerdo entre los partidos ND (centroderecha), PASOK (el histórico socialismo griego) y DIMAR (centro izquierda). Sin embargo, los complicados deberes del Gobierno para ajustar el deficit público le han llevado a realizar una serie de recortes con los que la población ya mostró su descontento en los últimos comicios al Parlamento Europeo.

Ante el auge de Syriza en los sondeos, el conservador Samaras decidió acortar los tiempos y apostar por un adelanto en el relevo de la jefatura del Estado. La maniobra no le ha ayudado a ganar respaldos, lo que ha desembocado en un escenario político marcado por la incertidumbre, algo que los mercados financieros no han recibido de buen grado.

De hecho, el FMI ha congelado la negociación sobre las próximas ayudas a Atenas, a la espera de conocer quién liderará el nuevo Gobierno. El portavoz del Fondo, Gerry Rice, ha intentado transmitir calma al afirmar que Grecia “no se enfrenta a necesidades de financiación inmediatas”.

El semanario alemán Der Spiegel dijo hace dos años que Alexis Tsipras era uno de los políticos más peligrosos del continente. La pregunta que aún queda en el aire es ¿para quién? En unas semanas es posible que esta duda sea respondida.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>