Esta vez, todas las encuestas apuntan en la misma dirección: en las elecciones a la Cámara de Representantes y al Senado de EEUU que se celebran en mitad del segundo mandato de Obama, los republicanos lograrán la mayoría.

El Congreso, reticente a los planes del inquilino de la Casa Blanca desde el vuelco electoral de 2010, volverá a llenarse de opositores a las políticas de la Administración federal.

Así lo dicen, al menos, los últimos sondeos, especialmente claros en los Estados que tradicionalmente dudan entre ambas opciones políticas

Estos midterms son un termómetro ideal del grado de satisfacción de los ciudadanos con respecto a su Gobierno. La mayoría republicana, contemplada como la opción más probable  por los analistas electorales, puede amargarle al presidente sus dos últimos años de mandato tal y como paso con su predecesor demócrata, Bill Clinton.

Por otro lado, las 36 elecciones a gobernadores estatales parecen mucho más impredecibles. El salvavidas demócratas puede hallarse en estos comicios, aun sabiendo que la verdadera batalla se prepara para las presidenciales de 2016.

¿Cuáles son las verdaderas razones de la hegemonía republicana en estos ‘midterms’? Muchos apuntan al desencanto de los más fieles votantes del presidente en 2008 y 2012, otros al tradicional castigo que recae sobre el partido en la presidencia durante los últimos años.

Otra posible lectura puede ser el envejecimiento del votante, que pasa del 18% al 11% de menores de 30 años comparado con los últimos comicios


Todas esas respuestas son compatibles y dejan claro un principio político norteamericano: el presidente, sin apoyos en el poder legislativo, manda mucho menos.

[su_youtube url=”http://www.youtube.com/watch?v=ppPOOw4fiyQ”]

Publicado por Pablo Vega

Periodista por la Universidad de Navarra. Master en Comunicación Politica y Corporativa por la misma universidad. He realizado practicas en medios como Diario de Noticias y Expansión. También formé parte del departamento de comunicación de la Fundación La Caixa. Centrado y apasionado en temas politicos, económicos y culturales

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.