Arrow

El que gana antes gana dos veces


0
Cristina Puebla

Periodista, en la actualidad en la web de elEconomista, antes en la Cadena Ser (Hora 25) y en política en Europa Press


Escrito el 16 de febrero de 2014 a las 9:49 | Clasificado en Actualidad

Parece que el que gane ahora recorre muchos metros de un solo paso y se posiciona como líder en el hipotético escenario que se presenta de cara a las elecciones generales de 2015.

Martin Schulz. (Comité de las Regiones)
Martin Schulz. (Comité de las Regiones)

Dentro de cuatro meses se celebran las elecciones europeas. Unos comicios que pasan por ser el primer examen de los dos principales partidos, PP y PSOE y también del resto de formaciones. Parece que el que gane ahora recorre muchos metros de un solo paso y se posiciona como líder en el hipotético escenario que se presenta de cara a las elecciones generales de 2015.

Pero mas allá de los resultados, esta primera prueba está costando algunos disgustos a ambos partidos. El PSOE ha enviado su artillería pesada, nada más y nada menos que a su vicesecretaria general, Elena Valenciano, número 2 del partido y mano derecha de Rubalcaba.

Aunque esta decisión no se está viendo igual, según quien lo mire. Los optimistas consideran que la decisión es acertada y que, dada la importancia de dichos comicios, lo lógico es que sea una de las personas fuertes quien ponga la cara al proyecto socialista. Sin embargo, como toda cara tiene su cruz, hay quien piensa que con su marcha, Valenciano está perjudicando al líder de los socialistas, ya que le deja en una posición de soledad y de alguna manera, esta salida representa la derrota del actual líder y en definitiva de toda la ejecutiva, de cara a las próximas elecciones primarias, que se celebraran en noviembre y de las que saldrá el candidato que competirá contra Mariano Rajoy.

En el PP tampoco está siendo una tarea fácil. Los populares están viviendo su particular vía crucis en la decisión sobre quién acudirá a Bruselas, ya que en un abrir y cerrar de ojos se han quedado sin candidato. Primero fue Alejo Vidal Cuadras, el vicepresidente del Parlamento europeo, y expresidente del PP catalán, quien anunció que se marcha, que deja el partido porque no comulga con la forma de actuar del presidente, y lo hace dejando atrás mas de 30 años de militancia; y después está Jaime Mayor Oreja que tampoco quiere acudir como cabeza de lista.

Ante este panorama el equipo de Rajoy está decidiendo quién es el mejor candidato, se habla de Arias Cañete, pero actualmente ocupa la cartera de Agricultura y el presidente declaró en su entrevista en A3, que no tiene intención de cambiar a ninguno de sus ministros durante toda la legislatura. Sea quien sea habrá que esperar para saberlo porque como declaró el presidente Rajoy en Turquía, “desde luego no vamos a tomar una decisión antes del congreso del PP europeo. Antes de esa fecha, en ningún caso”, por lo que hasta el mes que viene no se conocerá el nombre de la persona que representará al partido en Europa.

El PP ahora está centrado en apagar otros fuegos. Tiene varios frentes abiertos, el primero el del aborto. Después de tumbar la iniciativa de izquierda plural para eliminar el anteproyecto de ley, en el partido sigue habiendo divisiones, Celia Villalobos, junto con otros dos diputados, se posicionó con el resto de grupos y votó en contra de la ley de Gallardón, a conciencia y rompiendo así la disciplina de partido, algo por lo que será amonestada. Y aunque sólo han sido tres, y dos de ellos por una supuesta equivocación, lo cierto es que el anteproyecto de ley del aborto sigue dividiendo al PP en los escaños y a la población en la calle.

Además está la comparecencia, a petición propia, del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, para dar cuenta de la acción policial en Ceuta después de que al menos 11 inmigrantes murieran la pasada semana al intentar cruzar la frontera. Fernández Díaz ofreció una comparecencia con argumentos vagos, y le sacaron los colores en varias ocasiones, como cuando el diputado vasco, Emilio Olabarria, experto jurista, le asegurara que los tratados de los que estaba hablando sencillamente no existían.

De momento no hay dimisiones, ni por parte del ministro ni de la Guardia Civil, aunque en el escándalo se hayan perdido la vida varias personas. El ministro ha reconocido la utilización de material antidistrurbios, para frenar el avance de aquellos que pretendían entrar en España, pero aseguró que lo hizo “ante la la actitud beligerante de los inmigrantes”, pero lo cierto es que hay muchas lagunas en este asunto, entre ellas, la repatriación, o “devolución en caliente”, las contradicciones y la propia aplicación de la ley, que según el titular de Interior, no puede ser la misma en un lugar que en otro.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>