Arrow

Bocetos en Mauritania


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 8 de junio de 2013 a las 18:48 | Clasificado en África, Entrevistas

“Dibujar, y el acto de observar que conlleva, te hace ver el mundo de una forma diferente. Tú plasmas lo que te llama la atención, pero a través de tu acción haces posible la comunicación, incluso aunque no hables el idioma”.

Isabel Fiadeiro
Isabel Fiadeiro. (Flickr: Urban Sketchers)

La artista portuguesa Isabel Fiadeiro vive en Nuakchot, Mauritania, donde se dedica a pintar y dirige una galería de arte. Fiadeiro también realiza bocetos, que recoge en su blog Bocetos en Mauritania, con imágenes de la vida cotidiana en este país de Noroeste de África.

Global Voices ha tenido la oportunidad de hablar con Fiadeiro sobre su arte y sobre cómo sus bocetos le han ayudado a conocer Mauritania.

¿De dónde procede originalmente? ¿Cuánto tiempo lleva viviendo en Mauritania y qué fue lo que le llevó allí?

Mi padre es portugués y mi madre, española. Crecí en Portugal y me siento portuguesa. También viví en Reino Unido durante casi 15 años, aunque no de manera continuada. Ciertamente, me fui de Londres en marzo de 2003 para volver a Portugal; había terminado Bellas Artes en la Escuela de Arte de Wimbledon en el año 2000, y dejé la pintura durante los tres años siguientes, así que decidí que era el momento de marcharme.

En noviembre de 2003, un amigo portugués y yo decidimos viajar a Guinea-Bissau en un Renault 4. El coche se averió en el Parque Nacional del Banco de Arguin, en la costa de Mauritania. Mi amigo se quedó en Nuakchot y yo me marché con un grupo de franceses a conocer la región de Adrar.

Fuimos por caminos difíciles y atravesamos el desierto. De vez en cuando, parábamos en pequeños pueblos para comprar pan o cuando había que reparar los neumáticos. Llevaba conmigo un cuaderno de dibujo y, por primera vez, empecé a dibujar basándome en la observación. La curiosidad por conocer más acerca de ese pueblo que vivía en medio de la nada fue lo que me hizo volver en enero de 2004, y en septiembre del mismo año me mudé a Nuakchot… y aquí sigo.

Diallo y Mamadou, sastres de Nuakchot. (Isabel Fiadeiro)

¿Cómo le ayudan los bocetos a comprender un lugar?

Dibujar, y el acto de observar que conlleva, te hace ver el mundo de una forma diferente. Te paras, miras y descubres cosas. Para mí, el acto de dibujar también es como un ejercicio de la memoria y de la curiosidad.

La gente que hay a tu alrededor se acerca a ver lo que estás haciendo, así que funciona en ambos sentidos. Tú plasmas lo que te llama la atención, pero a través de tu acción haces posible la comunicación, incluso aunque no hables el idioma.

Policía en una manifestación, Nuakchot. (Isabel Fiadeiro)

Durante años visité algunos pueblos remotos, donde me quedaba un mes con una familia local, y dibujaba su día a día. Estuve en dos pueblos pesqueros del Banco de Arguin, pero también en Oualata, Goungel y Ouadane. Mi última estancia prolongada fue en Tinduf, en los campamentos de refugiados de Sáhara Occidental, donde tuve la oportunidad de realizar bocetos de las mujeres y de su trabajo en los campamentos. Todas esas personas se conviertieron en grandes amigos míos y a día de hoy aún mantenemos el contacto por correo y por teléfono, e incluso nos vemos si vienen a Nuakchot.

Además, en cada lugar descubrí nuevo vocabulario sobre el mar, la tierra, la ganadería o la revolución.

Griots en la Fundación Malouma. (Isabel Fiadeiro)

También es miembro de la comunidad virtual Urban Sketchers. ¿Puede hablarnos de ese movimiento?

Urban Sketchers es una organización internacional sin ánimo de lucro que se dedica a promover el arte de dibujar “in situ”. Tengo el honor de ser una de los 100 corresponsales que hay en el mundo. Nuestro objetivo es inspirar a otros a que hagan bocetos cada día, para que así mejoren sus habilidades y su capacidad de observación.

Descubrí esta comunidad en 2008; fue un hallazgo fantástico porque hasta entonces me había sentido aislada, y de repente unirme a ellos me hizo querer dibujar más y mejor. El fundador de Urban Sketchers, Gabi Campanario, utiliza los bocetos como una herramienta de información. Es más, sus dibujos se publican en el periódico americano Seattle Times. Esta manera de usar los bocetos me impactó profundamente.

Hablando de El Gran Gatsby en un club de lectura. (Isabel Fiadeiro)

He participado en varios simposios de Urban Sketchers. El próximo es en Barcelona. Ahora tenemos otro corresponsal de Mauritania, Oumar Ball, que empezó a dibujar partiendo de la observación hace unos años y que publica su trabajo en Flickr. Dentro de poco me gustaría organizar charlas y talleres para animar a más gente en Mauritania a dibujar lo que ven. Citymag, una revista mensual gratuita de Nuakchot, ha empezado a publicar mis bocetos. Quizá servirá para animar a la gente a tomar un lápiz o un bolígrafo y comenzar a dibujar.

Fuente: Mauritania a través de los ojos de una artista portuguesa

Autora: Ayesha Saldanha

Traductora: Napuca García

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>