Arrow

La otra herencia también compartida


0
Rafael Larreina

Diputado de Amaiur. Impulsor de Eusko Alkartasuna desde su fundación, fue diputado vasco durante dos décadas representando a esa formación, en nombre de la cual fue uno de los firmantes del Pacto de Estella.


Escrito el 3 de enero de 2013 a las 11:48 | Clasificado en Amaiur

El diputado de Amaiur Rafael Larreina critica que PP y PSOE no hayan variado su actitud pese al fin de la violencia de ETA

Ha pasado un año desde que se hizo público el anuncio del fin de su actividad por parte de ETA, algo por lo que toda la sociedad había anhelado durante décadas y muchas personas del plural ámbito político vasco habían luchado y trabajado discreta y comprometidamente durante años.

El Gobierno recibió, en este caso, una positiva herencia y sin embargo no ha sabido o no ha querido gestionarla. No ha tenido la valentía política para contribuir a que el escenario de reconciliación que exige la inmensa mayoría de la sociedad vasca sea una realidad cuanto antes.

El inmovilismo cara a Euskal Herria ha sido la tónica dominante de este Gobierno acompañado por el PSOE. Desde ese comienzo de legislatura en que dando la espalda al propio reglamento de la Cámara y, sobre todo, al sentido común y al espíritu democrático, se nos negó a Amaiur nuestro derecho a conformar grupo parlamentario, hasta este último final de periodo de sesiones en que el PSOE renuncia a visualizar políticamente un rechazo total de toda la oposición al recorte de pensiones, vetando la firma de Amaiur al recurso ante el Tribunal Constitucional.

Desde los diferentes portavoces del PP en el Congreso se está manteniendo el mismo discurso que hace un año, que hace dos, y la situación no es la misma, ni muchísimo menos. Son continuas las alusiones referidas a Amaiur que nos intentan vincular con la estrategia de la violencia que ya no está presente en la sociedad vasca. La sociedad vasca sabe, y los dirigentes de la sociedad española también, que no sólo no existe sino que Amaiur no existiría si ese fin del ejercicio de la violencia no fuese definitivo. Ninguna de las siete personas que estamos en el Congreso, y las tres -y dentro de poco cuatro- que están en el Senado, habríamos aceptado estar donde estamos en una posición de connivencia con una estrategia violenta.

Cara al próximo año, no nos sirve que en privado esos portavoces del PP, y de forma más mayoritaria los del PSOE, nos digan que ya saben que las cosas han cambiado, pero que se ven presionados por una corriente de opinión mediática que les condiciona en sus posicionamientos públicos.

Es hora de que rompan con esa dinámica, que pongan fin a esa falta de valentía democrática y planten cara al inmovilismo de ciertos sectores que valoran más una concepción franquista de la unidad del Estado que el respeto a la voluntad democrática de la ciudadanía de cada ámbito político, de lo que en Canadá llaman sociedad diferenciada. Ya es hora de que los dos partidos mayores del Estado ejerzan la labor didáctica hacia la sociedad, que corresponde a la responsabilidad del gobernante, y rompan el cerco mediático para decir a la sociedad española lo que nos admiten en privado: que las cosas han cambiado, que en Euskal Herria se ha abierto una nueva etapa que no tiene marcha atrás.

Hay tareas pendientes que no pueden retrasare más: los diferentes puntos que componen la declaración de Aiete, empezando por la necesidad de reparar todas las injusticias, de dar respuesta a todas las personas que han sufrido directamente las consecuencias de la violencia, deben hacerse realidad cuanto antes.

Partido Popular y Partido Socialista han perdido un año en la gestión de esa otra herencia positiva de la que no hablan, y es de esperar -y momento de exigir- que no pierdan otro año más, pues la sociedad vasca y la sociedad española se merecen recibir mensajes positivos, superar etapas tristes y dramáticas de nuestra historia. Para esta gestión positiva saben que van a tener toda nuestra colaboración y apoyo.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>