Arrow

Una nueva política penitenciaria, más humana, para un nuevo tiempo


0
Rafael Larreina

Diputado de Amaiur. Impulsor de Eusko Alkartasuna desde su fundación, fue diputado vasco durante dos décadas representando a esa formación, en nombre de la cual fue uno de los firmantes del Pacto de Estella.


Escrito el 14 de febrero de 2014 a las 14:27 | Clasificado en Amaiur

El fallecimiento de dos reclusos pone de manifiesto, en opinión del autor, que la política penitenciaria debe ser mejorada.

Esta semana en el Pleno de Control, los diputados de Amaiur entregábamos a la vicepresidenta del Gobierno una carta en la que poníamos de manifiesto el fracaso de la política penitenciaria que el Ejecutivo de Rajoy viene desarrollando. El fallecimiento de Arkaitz Bellón hace una semana en la cárcel de Puerto I y el fallecimiento de un preso social bizkaíno hace un mes en la cárcel de Burgos ponen sobre la mesa la necesidad de dar un giro de ciento ochenta grados a la política penitenciaria.

Una política penitenciaria en la que el objetivo de la reinserción es sólo una mera declaración de intenciones que se ve desmentida en el día por una concepción de la prisión como almacén de personas molestas para la sociedad en el que, salvo contadas excepciones, solo tienen cabida los pobres, inmigrantes, y quienes están en el mundo de la exclusión social. La cárcel en estos casos no es una oportunidad de integración social, no tiene por objeto ayudar a esas personas a salir de la exclusión, sino que se convierte en una especie de venganza de una sociedad que da la espalda a quienes ha empujado al abismo de la marginación, a la desesperanza que, en demasiados casos, acaba en el suicidio, en la muerte de tantos presos sociales que nunca serán noticia.

Este espíritu de venganza, en el caso de los presos vascos condenados por delitos de convicción política, tiene una manifestación especial en la aplicación de una política penitenciaria de dispersión, que cuenta con el rechazo absolutamente mayoritario de la sociedad vasca y de las instituciones vascas, y que supone un injusto castigo, no sólo a los propios presos sino también a familiares y amigos sobre los que no ha recaído ninguna condena judicial porque no han cometido ningún delito.

Estos dos fallecimientos que señalaba la principio son un claro exponente de un modelo penitenciario que no funciona, que no cumple con su misión. Ante estos resultados un gobierno democrático responsable, ya que desgraciadamente no ha evitado estas muertes, debería abordar sin dilación el cambio radical de una injusta política penitenciaria que ha devenido inhumana.

En diferentes ocasiones hemos planteado en el caso de los presos sociales la necesidad de abordar un cambio profundo de la política penitenciaria con el objetivo de humanizarla; en el caso de los presos vascos condenados por delitos de convicción política hemos hecho repetidos ofrecimientos de mano tendida al Gobierno para abordar la nueva etapa política desde un diálogo democrático, sincero y responsable que posibilite dar respuesta a los problemas y retos de la normalización política y la pacificación en Euskal Herria.

Hoy, cuando es evidente -también para la mayoría de la sociedad española- que la desaparición de la actividad violenta de ETA es definitiva, es momento, desde la legitimidad democrática del mandato que nos han dado las personas que nos han votado, de demandar el fin de una política penitenciaria que no contribuye en nada ni a la necesaria reparación de todas las injusticias del pasado, ni a la construcción del futuro en paz y libertad para todas las personas que nos exige a todos la sociedad vasca.

Por eso esta semana, también desde esa legitimidad democrática y con nuestro compromiso inequívoco con la defensa activa de todos los derechos humanos, sin excepciones, hemos vuelto a ofrecer nuestra colaboración y nuestra disposición a entablar un dialogo responsable con el Gobierno que nos permita alcanzar cuanto antes esa meta que nos demanda la sociedad vasca y, estamos convencidos que también la sociedad española.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>