Arrow

El renacer de la RSE


0
Carles Campuzano

Nacido en Barcelona en 1964, licenciado en Derecho y diputado de CiU en el Congreso desde 1996. Miembro del consejo ejecutivo nacional de Convergència Democràtica de Catalunya.


Escrito el 21 de marzo de 2014 a las 10:34 | Clasificado en CiU

Hay que retomar la idea de la responsabilidad, así como la necesidad de recuperar la equidad y la justicia. Máxime si no queremos volver a repetir algunos de los errores que nos han llevado a la crisis.

Hace unas horas escuché a Juan Almagro, el brillante presidente de DIRSE, la asociación que agrupa a los directivos que trabajan en el ámbito de la Responsabilidad Social de las Empresas (RSE),  afirmar que estamos viviendo un renacer de la RSE. Me parece una idea sugerente, pero sobre todo necesaria. Y es que si pensamos en los orígenes de la gran recesión que ha golpeado a nuestra sociedad en los últimos siete años, la irresponsabilidad de muchos emerge como una explicación necesaria de lo sucedido.

La burbuja del ladrillo, propiciada por decisiones gubernamentales equivocadas pero alentada por la codicia de los sectores bancario  e inmobiliario, en un contexto de desregulación de las finanzas a escala global y con determinantes debilidades de la arquitectura del euro en la Unión Europea, es primordialmente la explicación primera de aquello que ha sucedido. Mejores regulaciones de los gobiernos, más inteligentes y globales, mayor integración económica de la zona euro y más responsabilidad social de bancos y cajas hubiesen sido necesarias para evitar el desastre. Ciertamente, lo decimos ahora.

Con el panorama devastador que ha emergido una vez el riesgo de intervención ha desaparecido y las cifras macroeconómicas tienden a la estabilidad, toca enfocar de otro manera la salida de la crisis. Enfatizar la idea de la responsabilidad me parece obligatorio. Así como la necesidad de recuperar la equidad y la justicia. Máxime si no queremos volver a repetir algunos de los errores que nos han conducido a un cruel incremento de la pobreza y las desigualdades que ponen en riesgo la paz social, corroen la democracia, dificultan la recuperación económica  y rompen con la promesa de la movilidad social que legitima el sistema capitalista.

Es desde esta óptica que tiene sentido hablar del renacer de la RSE. Las ideas de creación de valor compartido, de crecimiento pensado a largo plazo y de asunción de los impactos creados por la actividad empresarial me parecen centrales para justificar cualquier propuesta que relancen el movimiento en favor de la RSE.

El impulso va a depender también de decisiones que se apoyen desde el Gobierno y el Congreso. En los próximos tiempos cuestiones como la obligatoriedad de los informes integrados para las grandes compañías (más de 500 empleados), del impulso de la compra socialmente y ambientalmente responsable, de la necesaria transparencia de los fondos de pensiones privados en términos éticos van a ser de nuevo importantes  en el renacer de la cultura de la RSE.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>