Arrow

A pocas jugadas del jaque mate al sistema público de pensiones


0
Joan Tardà

Barcelonés, diputado de ERC en el Congreso en las tres últimas legislaturas. Licenciado en Filosofía y Letras, es profesor de secundaria de Lengua y Literatura catalana.


Escrito el 11 de junio de 2013 a las 10:33 | Clasificado en ERC

El Gobierno de Rajoy pretende desmantelar el sistema de pensiones mientras se escuda en la excusa de la demografía.

Bajo el imperativo reduccionista de usar como gran argumento el determinismo de la demografía, continúa avanzando el desguace del sistema público de pensiones, la joya de la corona del estado social y de la clase trabajadora; un sistema público de pensiones que redistribuye rentas no sólo en función de las cotizaciones realizadas a lo largo de la vida de trabajo, sino también ponderando las más altas y las más bajas.

El modelo hace años que forma parte del deseo de los mercados financieros. Lo intentaron en la década de los setenta y, desde entonces, no han dejado de ponerlo en jaque. No esconden sus pretensiones: quieren instaurar un modelo delgado, muy delgado, universal, pero, a la vez, de difícil acceso. Más todavía atendiendo a las dificultades crecientes para acceder a estudios, dificultades crecientes también para que las millones de personas a las que se les niega acceder al trabajo tengan carreras profesionales continuadas.

Un sistema delgado hará que una parte de la población activa espabile y contrate planes de pensiones paralelos que, en el mejor de los casos, quizá puedan llegar a tener una cierta tutela sindical, pero que básicamente estará hegemonizado por grandes compañías de seguros y mutuas controladas por el poder financiero. De ahí su interés en subvencionar sin rubor supuestos ideólogos que vaticinan que las pensiones caerán de repente.

Recordemos que algunos de los firmantes del Informe, supuestos expertos, vaticinaban en 1995 que el sistema de pensiones en 2010 no existiría y habría quebrado, cuando la realidad nos demuestra que en los últimos años, a pesar de atravesar una crisis, hemos podido dotar al sistema de reservas.

Nos encontraremos, pues, dentro de cuatro días con un modelo público debilitado, que expulsará a los asalariados que puedan desviar parte de la cotización hacia el ámbito privado, con lo cual el sistema público irá perdiendo capacidad.

No han tenido bastante con las últimas medidas, iniciadas por Rodríguez Zapatero (verdadero Caballo de Troya) y, posteriormente, por el gobierno Rajoy. De lo que se trata, ahora, es de dar otro paso adelante, aprovechando el desconcierto político y la mayoría absoluta. Nos dicen que la razón es la demanda expresa de la UE, pero, tal ve,z deberíamos recordar que, en términos de pensiones, no somos los que las tenemos altas.

Este nuevo intento de dar un golpe de hacha a las pensiones, que no se revalorizarán en función del IPC (¡si se salen con la suya!), que alargará la edad de jubilación nuevamente, y que no sabemos qué otras sorpresas nos depara, atemoriza a la ciudadanía con la excusa de la demografía, pero mientras tanto se niegan a avanzar en la separación de fuentes (¿por qué las pensiones no contributivas no se pagan con los presupuestos generales del Estado, es decir, con la fiscalidad de todos y se pagan con el dinero de las pensiones contributivas?).

Además, ahora pretenden desmontar buena parte del sistema haciendo que las pensiones queden ligadas a la evolución de la cuenta de resultados del Estado, cuando las pensiones no intervienen directamente, sino que viven de su propio sistema contable y financiero.

La voluntad ideológica neoliberal y los intereses económicos de las corporaciones financieras son los únicos beneficiados con esta reforma. En esto los alemanes tienen mucho que decir, pero, sobre todo, tiene mucho que decir un gobierno como el español que, a pesar de querer parecer que actúa como “gestoría” de los intereses de Europa, lo hace con una finalidad ideológica muy determinada, que dinamita el bienestar de todos para conseguir los beneficios de algunos, ¡los suyos!

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>