Arrow

Mentirosos sinvergüenzas


0
Joan Tardà

Barcelonés, diputado de ERC en el Congreso en las tres últimas legislaturas. Licenciado en Filosofía y Letras, es profesor de secundaria de Lengua y Literatura catalana.


Escrito el 5 de marzo de 2014 a las 10:34 | Clasificado en ERC

“Sólo un dato basta para desmontar todo el discurso de Rajoy. Según Save the Children, en el Estado español hay, hoy en día, casi 3 millones de niños y niñas pobres”.

Rajoy, sin vergüenza (¿o debería escribirlo junto?), dibujó en el Debate sobre el Estado de la Nación una España que iba bien, muy bien, según los indicadores estatales, internacionales e incluso universales, que exhibió con un más que impostado orgullo entre aplausos desmesurados de la misma bancada en la que hace poco una sola voz se hacía eco de otras: “¡Que se jodan!”.

Rajoy acalló con cifras esas vengativas voces de los suyos: el pueblo no se está jodiendo, sino que está disfrutando de las maravillosas excelencias del neoliberalismo. Triunfalista discurso una vez pasado el segundo año triunfal (de Legislatura). No obstante, y aunque sea comprensible que todo un presidente del Gobierno no se quiera manchar la corbata contrastando la realidad con los más pobres (sic), quizás habría sido conveniente contextualizar las cifras para no caer en triunfalismos que puedan ser interpretados como una cruel y descarada mofa por parte de la ciudadanía.

En primer lugar, no hay que fiarse mucho de las cifras de ministros que dicen que España no destruye empleo, que llaman movilidad exterior a emigrar para vivir o que premian a santos y vírgenes por sus méritos. En segundo lugar, tampoco hay que fiarse mucho de la prensa internacional que ensalzaba a España en los años de burbuja económica y que hoy aplaude enloquecida que se aprueben las medidas de recorte social que dejan millones de parados y de pobres. Y en tercer lugar, en la teoría de la economía capitalista los datos pueden ser algo engañosos respecto al bienestar de la población y la realidad: en esta teoría quemar un bosque o cometer un asesinato hacen aumentar el PIB y, en consecuencia, desde un punto de vista estrictamente macroeconómico podrían ser buenas medidas.

Sólo un dato basta para desmontar todo el discurso de Rajoy. Según Save the children, en el Estado español hay, hoy en día (no en el siglo XIX de Dickens), casi 3 millones de niños y niñas pobres. Esta cifra, que el presidente del Gobierno no citó, por sí sola desmonta cualquier otra cifra. Tampoco citó otras cifras que ponían en cuestión su discurso triunfal: el número de desahucios (que siguen sin dación), de EREs (gracias a la reforma laboral), el número de corruptos (en su partido y en la administración, sin una comisión parlamentaria que analice los casos y las medidas a tomar), la distribución salarial y de riqueza (en la que se observa que los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres), el dinero que le hemos dado a los bancos, a la industria armamentística y a las grandes empresas (y que le vamos a condonar, pese a que no condonamos desahucios)…

Obviar todas esas cifras es descontextualizar, manipular o directamente mentir (Hail, Goebbels!). Una vez más y, por enésima vez, deberían dimitir. Ridiculizar a la oposición cuando refiere a esas cifras y esa realidad es un gran acto de cinismo de mentirosos sin vergüenza (y debería escribirlo junto). Pero es algo peor: es la coartada para profundizar en las medidas que están padeciendo –y que van a padecer y aún con más intensidad- la gran mayoría de la población.

La estrategia del Gobierno es clara: más allá de querer hacernos creer en sus discursos lo contrario de lo que ven nuestros ojos, pretenden que el día que la mayoría creamos en aquello que ven nuestros ojos más que en los discursos y en sus litografías mediáticas (y que la luz al final del túnel, son las luces artificiales que han puesto en él para hacérnoslo creer), sea demasiado tarde como para cambiarlo todo. Sea cuando vivamos plenamente en el mundo “feliz” del neoliberalismo, consagrando la actual etapa triunfal.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>