Arrow

¿Nóos es plural mayestático?


0
Joan Tardà

Barcelonés, diputado de ERC en el Congreso en las tres últimas legislaturas. Licenciado en Filosofía y Letras, es profesor de secundaria de Lengua y Literatura catalana.


Escrito el 19 de febrero de 2013 a las 8:13 | Clasificado en ERC

El diputado de ERC aboga por algo más que la abdicación del Rey en caso de demostrarse que la familia real ha robado dinero público utilizando el cargo.

Ha sido finalmente la estrategia de defensa de Diego Torres la que ha permitido que por fin los ciudadanos del Estado español pudiéramos ver un poco de transparencia sobre la Casa Real. Por desgracia, ni la propia Casa Real ni los distintos gobiernos de PP y PSOE han ayudado a permitir que la ciudadanía pudiera conocer cuánto, dónde y cómo se gastan el dinero público, y no se sabe ni cuál es el coste anual real.

Con todo esto, las informaciones aparecidas en los últimos días sobre la Casa Real no nos sorprenden, porque es el resultado de una situación denunciada por algunos durante mucho tiempo y escondida por otros durante los mismos años y donde privilegios y opacidad se han dado la mano para enriquecer a algunos mientras nos empobrecían a todos. Es decir, de manera directa o indirecta los que se han atrincherado en la opacidad y los privilegios durante años son ahora los protagonistas de la corrupción.

No sería suficiente respuesta

Durante años no sólo hemos visto como no se aceptaban las propuestas de transparencia de ERC, sino que además veíamos como se ridiculizaba el intento de fiscalizar por parte de los poderes públicos a la Casa Real, afirmando que mantener el statu quo era la mejor manera de mantener a un Juan Carlos de Borbón del que se recuerda la noche del 23F, pero se olvida su complicidad con el franquismo o sus amistades con monarquías tan poco amigas de la libertad como la marroquí o la saudí, por poner dos ejemplos.

Las informaciones ahora publicadas deberían ser la base para conseguir que la Casa Real forme parte de la Ley de Transparencia. Pero sobre todo, si se confirma que han robado dinero público utilizando el cargo, la abdicación no sería suficiente respuesta para una institución que debería desaparecer engullida por su tendencia a sumar opacidad y privilegios. Una suma que sólo desemboca en corrupción. Resultará que, al final, Nóos no es un caso de Urdangarín y su socio, Diego Torres. ¿Al final el plural de Nóos era plural mayestático?

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>