Arrow

Sin ‘auctoritas’ no se puede dirigir un país


0
Joan Coscubiela

Barcelonés, licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona. Profesor de Derecho del Trabajo y Seguridad Social en la Facultad de Derecho de ESADE. exsecretario general de CCOO Catalunya. Diputado en el Congreso por ICV-EUiA.


Escrito el 16 de julio de 2013 a las 10:42 | Clasificado en IP

El presidente del Gobierno tiene la capacidad legal de gobernar, pero no tiene el soporte de autoridad necesaria en el sentido del tradicional Derecho Romano.

Una de las muchas cosas que le debemos al Derecho Romano es la institucionalidad de la cultura de la ‘auctoritas’. Una idea anterior a la cultura romana y que hunde sus raíces en un concepto con mucha fuerza democrática. La ‘auctoritas’ como la capacidad, reconocida por los otros, para emitir opinión y orientar a un colectivo a partir del reconocimiento que los otros hacen de la sabiduría, de la autoridad moral de una persona.

En ocasiones la ‘auctoritas’ aparece contrapuesta a la ‘potestas’, entendida como la capacidad legal para decidir, representar. Pero en realidad, y sobre todo en sus orígenes, una, la ‘auctoritas’, antecede a la otra, la ‘potestas’.

Desgraciadamente y con el paso del tiempo se han ido pervirtiendo los conceptos y hasta los significados. Basta ver, como se entiende hoy en nuestra sociedad la idea de autoridad.

Viene todo eso a cuento de la situación en que se encuentra el Gobierno español, su presidente, el señor Rajoy, y el partido que le da soporte, el PP. Nadie duda que tenga la ‘potestas’ para continuar gobernando. Su Ejecutivo se basa en la legalidad derivada del voto que los ciudadanos le dieron hace 20 meses. Otra cosa es que el Gobierno del PP haya ejercido esta ‘potestas’ como una autorización sin límite. Incluso para cosas tan poco relacionadas con la ‘auctoritas’ como mentir permanentemente y descaradamente a la ciudadanía. Ello debería llevarnos a la reflexión sobre el sentido democrático que tiene que, en los tiempos digitales, se mantenga un mecanismo de representatividad delegativa que dura cuatro años y tiene pocos resortes, por no decir ninguno, para dar la palabra a la ciudadanía en el período que va de elección a elección.

Pero si nadie duda de que Rajoy ostenta el Gobierno de manera legal no parece que nadie hoy pueda defender que Rajoy, su Gobierno y su partido ostenten la ‘auctoritas’ necesaria para dirigir un país.

Después que el portavoz parlamentario del PP haya reconocido la existencia de una red de corrupción en el PP, después que se haya reconocido la existencia de sobresueldos para altos cargos del PP y la existencia de donaciones por parte de empresas fuera de los límites de la ley. Después de todo esto Rajoy carece de la ‘auctoritas’ necesaria para continuar ni un minuto más dirigiendo el país.

Máximo cuando se está pidiendo e imponiendo a la ciudadanía sacrificios durísimos que afectan a las condiciones de vida de la mayoría. O cuando estas políticas están agravando la situación y provocando niveles de desigualdad y pobreza extrema.

Rajoy no pasa el control de ‘auctoritas’ necesario junto a la ‘potestas’ que necesita un presidente del Gobierno

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>