Arrow

¿De verdad estamos ante la salida de la crisis?


1
Emilio Olabarria

Nacido en Bilbao en 1954. Diputado del PNV en el Congreso, donde ha estado dieciocho años, y exdiputado vasco durante otros cinco. Licenciado en Derecho por la universidad de Deusto, donde da clase actualmente.


Escrito el 5 de junio de 2013 a las 10:07 | Clasificado en PNV

El Gobierno se ha lanzado a afirmar que la crisis comienza a dar marcha atrás, cuando los principales indicadores reflejan que quedan muchos meses (y años) de penuria.

Numerosos portavoces del Gobierno español, y específicamente el ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos, están dando ya la crisis por amortizada de forma manifiestamente prematura.

No es posible comprender cómo se pueden haber olvidado tan rápidamente del cuadro macroeconómico presentado por dicho Gobierno hace cinco semanas donde se consignaban datos tan preocupantes como el mantenimiento de un 25% de desempleo en el año 2015, una contracción del PIB para este año del 1,5% por el que el desempleo en este ejercicio económico acabará en el umbral de los 7 millones, una reducción del consumo interno en la que se funda precisamente la contracción del PIB, y el mantenimiento de la subida de los tipos impositivos que el PP prometió reducir en su campaña electoral.

O lo uno o lo otro. O la economía se recupera de verdad, con lo cual el cuadro macroeconómico con el que opera el Gobierno es manifiestamente falso, o nos quedan años de ajustes duros hasta cuando menos el 2016.

Es previsible que la que prospere sea la segunda de las alternativas antes anunciadas, sin perjuicio de algunas mejores noticias de carácter estacional (por ejemplo, el desempleo en la campaña de verano), lo que nos permiten considerar que el declive de la economía será perdurable en el tiempo.

Para comprobar lo anterior, y a pesar de las loas, aplausos y vítores dirigidos a la relajación del déficit concedido por las autoridades comunitarias (todo el mundo sabía que el 3% de déficit en el año 2016 era un objetivo imposible de conseguir por el Estado español), esta prórroga va acompañada de una serie de reformas estructurales, nada menos que 31, que, de facto, suponen una intervención encubierta de la economía, con medidas más exigentes que las acometidas a través de los 39 Reales Decretos Leyes aprobados hasta la fecha.

La crisis del Estado español es dual, está superando el declive de la zona euro, pero con problemas específicos que están provocando circunstancias tan dramáticas como singulares: un volumen de desempleo superior al de los países que han sido formalmente intervenidos; un desempleo juvenil que se aproxima al 57%; una sostenibilidad del sistema de pensiones cada vez más incierta, hasta el punto de que el Comité de Expertos no ha podido consensuar un documento sobre el Factor de Sostenibilidad; y unas exigencias en materia de reducción de déficit que, como no se va a realizar por la vía de los ingresos, afectará a los gastos de las administraciones públicas sin saber éstas muy bien dónde se puede seguir reduciendo el gasto cuando la sanidad, la educación, la asistencia social… en definitiva, los gastos más inelásticos, están sufriendo draconianos recortes.

Malas perspectivas que no aconsejan en absoluto realizar reflexiones apologéticas del futuro de la economía. Quedan tiempos de sufrimiento y no se observan todavía propuestas sinceras que entre todos se debieran compartir.

Los votantes dicen...
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Numerosos portavoces del Gobierno español, y específicamente el ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos, están dando ya la crisis por amortizada de forma manifiestamente prematura. No es posible comprender c……

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>