Arrow

¿A quiénes quieren engañar?


0
Emilio Olabarria

Nacido en Bilbao en 1954. Diputado del PNV en el Congreso, donde ha estado dieciocho años, y exdiputado vasco durante otros cinco. Licenciado en Derecho por la universidad de Deusto, donde da clase actualmente.


Escrito el 7 de mayo de 2014 a las 10:43 | Clasificado en PNV

El Gobierno del Estado español acaba de presentar un nuevo cuadro macroeconómico con la pretensión, que se nos antoja utópica, para su refrendo por las instituciones europeas tal como es legalmente preceptivo y para servir de soporte para sus “nuevas” políticas gubernamentales.

Resulta una verdadera temeridad presentar un cuadro macroeconómico de estas características a Europa y uno puede pensar, no malintencionadamente sino con fundamento, que de lo que se trata es de un plan que, con una manifiesta dimensión de engaño y manipulación de los datos, a lo que puede servir de soporte es a la campaña electoral del Partido Popular para las elecciones europeas (elecciones europeas que se han transfigurado en unas primarias de las subsiguientes municipales y de estas que se han convertido en unas primarias de las próximas generales; llegará el día en el que en el debate de investidura de alguna Legislatura se inicie simultáneamente la campaña electoral de la siguiente).

Resulta patético prometer la creación de 600.000 puestos de trabajo una semana después de conocerse los datos de la EPA que acreditan: la destrucción de 180.000 empleos, la existencia de dos millones de hogares con todos sus miembros en paro, un porcentaje creciente del desempleo juvenil y con un empleo de nueva creación constituido en un 80% de los contratos concertados con una duración entre una semana y un mes.

Resulta, entre otros calificativos, inconstitucional estabilizar el incremento de las pensiones en el 0,25%. Esta es otra de las bondades de la anunciada Ley de Desindexación y sin perjuicio de provocar la pérdida de poder adquisitivo de uno de los colectivos más vulnerables de la población, el de los pensionistas, se incumplen los requerimientos de los artículos 41 y 50 de la Constitución en relación a la suficiencia de las pensiones tal y como esta ha sido interpretada por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

En relación a las expectativas de crecimiento del PIB, y aun siendo verdad que el decrecimiento del PIB de este ejercicio ha resultado inferior al previsto, establecer porcentajes del 1,5% y del 1,8% en los próximos ejercicios es o bien un optimista desiderátum o sencillamente un engaño. Estos datos de crecimiento fueron refutados el mismo día de su publicación por la Fundación BBVA y ya lo habían sido por el Fondo Monetario Internacional. Una economía estancada como la española con un consumo todavía en contracción y un crédito financiero que no aflora no puede pasar de un decrecimiento del 0,3% a un crecimiento del 1,8%; pero aunque esto fuera posible, con un crecimiento del 1,5% o 1,8% y con una Reforma Laboral como la del año 2012, propiciadora del despido y del desempleo y no de la empleabilidad, nunca resultarían porcentajes suficientes para crear empleo en términos netos. Ni siquiera para recuperar el empleo ya destruido.

Ya por último, hemos observado recurrentemente reflexiones apologéticas del crecimiento del IPC en el Estado y por fin nos dicen la verdad: los bajos crecimientos del IPC se han debido a la depresión que sufría la economía mucho más que a un control eficiente de este parámetro macroeconómico. Observaremos a corto plazo, y por poco que sea el nivel de crecimiento económico, cómo el IPC crecerá en términos porcentuales mayores al crecimiento desbordando, entre otras cosas, el 0,25% de incremento de las pensiones (un incremento de dos euros por pensión media al mes).

Uno comprende las urgencias de un Partido Popular que necesita ganar las elecciones por cualquier procedimiento, pero bien se podían haber esforzado en presentar algo menos candoroso que estas buenistas intenciones.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>