Arrow

India y China sanan África


0
GuinGuinBali

Este artículo ha sido escrito en GuinGuinBali, un portal de comunicación especializado en África Occidental y la Macaronesia con corresponsales en varios países de la región y en otros puntos de Europa relevantes para la actualidad africana.


Escrito el 22 de marzo de 2013 a las 18:28 | Clasificado en África, Asia

Las empresas asiáticas, principalmente chinas e indias, del sector de la farmacia han logrado entrar en el mercado africano. Los productos genéricos a precios asequibles son su forma de éxito, combinada con la transferencia de conocimiento y el desarrollo de la industria local.

Muestra de medicinas. (pixabay.com)
Muestra de medicinas. (pixabay.com)

En el informe de IMS Health, que analiza el futuro del sector farmacéutico en África, se pone de relieve que los vínculos lingüísticos son fundamentales para asegurar el éxito de la inversión en el continente. Subraya que las sendas más beneficiosas las han recorrido aquellas corporaciones que se han instalado, de forma natural, en los países que fueron colonizados por su mercado de origen. Las empresas francesas han destacado en África occidental, mientras que las británicas coparon el mercado de África meridional.

Se fijan en el camino realizado por la compañía Sanofi, a la que ponen como ejemplo. “La compañía ha demostrado un gran compromiso con el continente, con una gestión descentralizada y aumentando la fabricación local”, asegura la consultora que destaca tres áreas clave de Sanofi HA (Matriz africana): énfasis en los principales poblados y ciudades; establecimiento de negocios de larga duración con las naciones de África; y una amplia cartera que abarca múltiples áreas terapéuticas.

Es interesante que Sanofi ha ido sembrando el mercado de los medicamentos para enfermedades no infecciosas que se cree aumente en la próxima década. La gestión de este área de forma previa le valdrá una mejor colocación desde el momento que aumente la demanda.

El libro blanco de la farmacia en África también apunta a la estrategia de diplomacia de Sanofi y de buscar relevancia en los países que opera, siempre “de la mano” de gobiernos locales y de las autoridades y profesionales de la salud. Esta “buena relación” les ha llevado a tener crecimiento en África de dos dígitos durante los últimos diez años.

India y China, dos formas de trabajar

La presencia de fabricantes de medicamentos asiáticos en África no ha hecho más que crecer en los últimos años. Sobre todo, de India y China, dos gigantes del sector sanitario que han fijado en el continente africano uno de sus objetivos. El 17,7% de los medicamentos que importa África proceden de India, más de diez puntos superior al registro de hace diez años, mientras que de China procede el 4,1%.

Pero las empresas indias y chinas tienen diferencias entre sí a la hora de entrar en los mercados africanos y a la hora de expandirse. También en el uso del talento local y en la calidad del producto, según recoge el informe de la consultora IMS Health.

Asegura que las empresas chinas tienen éxito en mercados en los que se hacen negocio de contraprestaciones. Por ejemplo, medicinas destinadas a luchar contra la malaria son regaladas a cambio de contratación de infraestructuras con los gobiernos o también de licencias mineras.

Es un clásico del modo de negociación china, por ejemplo, la construcción del Hospital General de Lusaka, Zambia, a través de una empresa de construcción que entre sus productos también tiene la venta de medicamentos. El hospital se construyó con una subvención del Gobierno chino que posteriormente también vende sus productos sanitarios para su suministro. Es una entrada a la fuerza. Además, según IMS Health, las empresas chinas tienen un historial que no les deja en buen lugar en cuanto a la transferencia de conocimiento y capacidades a las poblaciones locales. Y su medicina “tiene mala reputación”, según la consultora.

Las corporaciones indias tienen otra forma de trabajar. Principalmente venden medicamentos a organizaciones no gubernamentales y a través de licitaciones en los considerados mercados regulados.

Hay grandes empresas indias en África como Cipla, Ranbaxy, Dr Reddy o Serum Institute, con particular implantación en el este del continente. Las empresas indias tienen buena fama en la integración del conocimiento aplicado en la fabricación de las medicinas y en la transferencia de talento a los países en los que se instalan. Son conocidas, según IMS Health, por la buena calidad de sus productos aunque también han ganado mucha relevancia debido a vender medicina destinada al VIH a un precio asequible. Este último dato ha hecho que crezcan y, sobre todo, se expandan a diferentes mercados africanos de forma veloz, a pesar de no ser, incluso, el de su origen lingüístico.

Éxito de las compañías locales

La consultora IMS Health también destaca un apartado para la industria farmacéutica africana y analiza su forma de trabajar. Asegura que el éxito de las compañías locales ha llegado desde la capacidad para atraer a las multinacionales y su inversión en investigación y desarrollo. El norte de África y Sudáfrica, nuevamente, sirven de ejemplo para mostrar el camino del futuro de las farmacéuticas en el continente. Destacan Aspen, Adcon Ingram y Cipla MedPro, de Sudáfrica, o la egipcia EIPICO y la argelina Saidal. Su “buena labor” ha sido combinar marcas originales con el desarrollo de genéricos con buena implantación en los mercados locales. Aspen, una de las sudafricanas, por ejemplo, según la consultora, trabaja de forma estrecha con la multinacional británica GlaxoSmithKline (GSK). Y eso ha hecho, según IMS Health, que Aspen se consolide como líder en Sudáfrica y cuente con una “sólida reputación” y con “productos de calidad”. En el acuerdo entre ambas compañías se firmó también la transferencia de conocimiento.

En cuanto a Cipla MedPro subraya que es la tercera compañía de Sudáfrica, pero IMS se fija en su estrategia de expansión a los países vecinos Bostwana y Namibia. Sin embargo, la consultora sanitaria intenta dejar claro que aunque existen casos de éxito también los hay que han quedado en la competencia, sobre todo porque “no pueden competir en precio con los productos asiáticos, en cuanto a los genéricos y no pueden acceder a los fabricantes de las áreas terapéuticas más solicitados”. Por otro lado, recoge que “hay pocas empresas con precalificación de la Organización Mundial de la Salud”. Las ONG, recoge IMS, históricamente han jugado un papel dinamizador del sector farmacéutico. Algunas se han negado a comprar, por ejemplo, antiinfecciosos procedentes de los fabricantes nacionales que no tienen esta certificación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), de mano de las multinacionales de la farmacia, asegura IMS, “está trabajando con las empresas locales para obtener la precalificación” de la propia OMS. Junto a ONUSIDA ofrecen capacitación y apoyo técnico a los fabricantes nigerianos, por ejemplo, que están a punto de conseguir el certificado internacional, según se explica en el Libro Blanco de la Farmacia en África elaborado por la consultora sanitaria IMS Health.

FuenteIndia y China se posicionan en el mercado farmacéutico africano

Autor: Txema Santana

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>