Arrow

Un Kenyatta para Kenia


0
GuinGuinBali

Este artículo ha sido escrito en GuinGuinBali, un portal de comunicación especializado en África Occidental y la Macaronesia con corresponsales en varios países de la región y en otros puntos de Europa relevantes para la actualidad africana.


Escrito el 11 de marzo de 2013 a las 18:32 | Clasificado en África

Las elecciones en Kenia empezaron muy bien, con expectación, enorme participación y alta tecnología. Pero en su desarrollo dejaron violencia, un escrutinio polémico y un ganador bajo sospecha.

Uhuru Kenyatta en un mítin de 2011 (Flickr Uhuru Kenyatta)
Uhuru Kenyatta en un mítin de 2011 (Flickr Uhuru Kenyatta)

Se llama Uhuru Kenyatta. Tiene 51 años y es, desde este sábado, el presidente electo de Kenia tras ganar unos comicios presidenciales muy ajustados. Ajustadísimos. Con una espectacular participación del 86%, Kenyatta logró un 50,07% de los votos, es decir, tan solo 0,7 puntos, un puñado de votos, por encima del límite del 50% necesario para ganar en primera vuelta. Su rival e inmediato perseguidor Raila Odinga, quien obtuvo el 43% de los votos, asegura que estos resultados han sido manipulados y anuncia recurso ante el Tribunal Supremo.

Todos contienen la respiración en Kenia porque en las últimas elecciones de hace cinco años el escenario fue similar (derrota de Odinga y denuncia de fraude) y la cosa acabó en un baño de sangre, con unos 1.300 muertos y medio millón de desplazados. Precisamente por esta violencia postelectoral de 2008 el propio Uhuru Kenyatta ha sido acusado de crímenes contra la Humanidad ante la Corte Penal Internacional, al considerarse que fue él quien estuvo detrás de actos de violencia de los kikuyu, su etnia, contra los luo y kalendji.

Las elecciones han respondido a las expectativas que había sobre ellas. Enfrente dos rivales bien distintos. De un lado, Uhuru Kenyatta, hijo del “padre fundador” y primer presidente de Kenia, Jomo Kenyatta, heredero de una gran fortuna familiar, de hecho se dice de él que es el hombre más rico de Kenia, criado para llegar al poder, un tanto populista; del otro lado, Raila Odinga, actual primer ministro que había intentado hasta en dos ocasiones llegar a la Presidencia por la vía de las urnas y que había fracasado, que se formó en la ex RDA, admirador de la figura de Fidel Castro y considerado un socialdemócrata que cree en el “capitalismo de rostro humano”.

Las elecciones se celebraron bajo el síndrome del miedo a lo ocurrido en 2007-2008. Sin embargo, salvo un grave incidente ocurrido en Mombasa en el que fallecieron quince personas tras dos ataques atribuidos a un grupo separatista, la jornada electoral se desarrolló en calma y con una espectacular participación, que luego ha sido cifrada en el 86% del electorado. Tras el cierre de las urnas comenzó un lento recuento que pronto evidenció los primeros problemas.

El miércoles, menos de 48 horas después y con el 42% escrutado, Uhuru Kenyatta encabezaba este recuento con un porcentaje del 53% de los votos frente al 42% de Odinga, que dejaban muy atrás a los otros seis aspirantes. Sin embargo, la Comisión Electoral Independiente tomaba una sorprendente decisión: anunciaba que el sistema informático estaba fallando y que se reiniciaba el recuento de forma manual.

El jueves, el nuevo recuento abría claramente la puerta a una segunda vuelta electoral al acercar los guarismos de ambos candidatos, que llegaron a estar a una diferencia de tan solo 250.000 votos, con Uhuru Kenyatta por debajo del 50% necesario para esquivar la segunda vuelta. Sin embargo, con el paso de las horas, Kenyatta fue recuperando posiciones y se situó finalmente con un ajustadísimo 50,07% de las papeletas frente al 43% de su rival.

Este sábado por la mañana, la Comisión confirmó estos resultados y anunció que Kenyatta se convertía en el cuarto presidente de Kenia. Sin embargo, dos horas más tarde el candidato perdedor Raila Odinga comparecía rodeado de su equipo y en tono solemne anunciaba que no reconocía estos resultados y que estaba preparando la interposición de un recurso ante el Tribunal Supremo al considerar que las elecciones habían estado manipuladas para dar la victoria a Kenyatta.

FuenteUhuru Kenyatta, nuevo presidente de Kenia (bajo sospecha)

Autor: José Naranjo

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>