Al finalizar las 3:45 horas de discurso en el marco de la inauguración del 131º período ordinario de sesiones del Congreso de la Nación, la presidenta Cristina Kirchner dedicó los últimos minutos de su alocución para presentar los proyectos referidos a la “democratización de la Justicia”, anuncio que ya había sido realizado meses atrás en virtud de los reveses judiciales del Gobierno referidos a la ley de medios que lo enfrenta al grupo Clarín.

La principal propuesta de la presidenta es la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, órgano encargado de elaborar y elevar las ternas para la designación de jueces federales, como así también el juzgamiento y sanción de éstos en caso que corresponda. Otras propuestas refieren a la creación de nuevas instancias en los fueros federales y de regular el acceso al poder judicial.

[do action=”video-a-todo-el-ancho-2″ tipo=”http://www.youtube.com/embed/” id=”-w52LCy5l00″ tipo2=”600″/]

Los opositores a estas ideas (aún no son proyectos de ley) entienden que antes que democratizarla el Gobierno está buscando una justicia adicta y favorable. Otros, por el contrario, observan en estos proyectos una gran iniciativa de avance sobre un poder elitista y conservador como es el Judicial.

Lo cierto es que esto no es un tema menor en cuanto a la institucionalidad del país y que puede implicar una intromisión negativa de un poder del Estado sobre otro. No obstante ello, una reforma de este tipo se presenta sumamente prometedora para darle nuevos aires al Poder Judicial, caracterizado por su falta de transparencia y al cual solo 3 de cada 10 argentinos consideran independiente.

Publicado por Ezequiel Giletta

Politólogo argentino. Editor del website del think tank latinoamericano Asuntos del Sur. Estudio procesos electorales debido a mi frustrado intento de ser futbolista.

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.