Arrow

La enésima autoafirmación


1
Ezequiel Giletta

Politólogo argentino. Editor del website del think tank latinoamericano Asuntos del Sur. Estudio procesos electorales debido a mi frustrado intento de ser futbolista.


Escrito el 11 de enero de 2013 a las 21:17 | Clasificado en Argentina

El contencioso de la fragata Libertad ha vuelto a ser utilizado por Cristina Fernández para vender patriotismo y nacionalismo. La prueba de fuego del ‘kirchnerismo’, sin embargo, será en octubre, con las elecciones legislativas.

Cristina Fernández, tras la llegada de la fragata Libertad (Fuente: Facebook).
Cristina Fernández, tras la llegada de la fragata Libertad (Fuente: Facebook).

La fragata Libertad, buque insignia de Argentina, estuvo retenida durante 74 días en el puerto africano de Tema, en Ghana, por un embargo. Acaba de volver al país y ha sido recibida en el puerto Mar del Plata en un masivo acto por la presidenta Cristina Kirchner y su gabinete. De esta manera, el Gobierno buscó comenzar con el pie derecho el 2013, luego de un año plagado de errores y derrotas.

El año 2012 fue complicado en todos los aspectos; la caída de imagen presidencial es un indicador que las cosas no fueron bien para el Gobierno. Por ello, era necesario construir un hecho político de relevancia nacional, y vaya si el ‘kirchnerismo’ sabe de esas cosas.

Se ha dado un escenario heroico con la fragata, su tripulación y el mar de fondo. Dio lugar a un discurso épico a cargo de la presidenta en el que remarcó la defensa a la soberanía nacional, e hizo un repaso por los logros de los casi diez años de gestión ‘kirchnerista’ sobre la reestructuración de la deuda externa y el pago de las deudas que se contrajo con otros gobiernos. Recordó frases de San Martín con afirmaciones como “Pelearemos en pelotas como nuestros hermanos los indios”, y logros de otros próceres como Belgrano y el Almirante Brown.

El origen del embargo

En octubre de 2012, un recurso legal impuesto por los denominados “fondos buitre” desembocó en el embargo de la fragata Libertad. Estos fondos son acreedores que no ingresaron a la reestructuración de la deuda externa argentina llevada a cabo en 2005 y 2010 (que tuvo una aceptación por parte del 93% de los acreedores) y que han interpuesto numerosas demandas en tribunales internacionales contra activos y fondos nacionales.

Mientras el Estado atendía la demanda de los fondos buitre en los tribunales de Nueva York, acudía también al Tribunal Internacional del Mar por el embargo de la fragata después de que la justicia ghanesa dictara un fallo a favor del Capital Limited de Elliot Management y Huntlaw Corporate Service.

Tras un dictamen favorable en el tribunal, con sede en Hamburgo, la fragata emprendió el regreso al país en los últimos días de diciembre, amarrando en la Base Naval de Mar del Plata el pasado 9 de enero. Tras este logro político, quedan para discutir internamente las responsabilidades de la Cancillería, Defensa y la Armada en este hecho que no debió suceder. Por lo pronto, la presidenta inicia una gira internacional con un avión rentado para evitar un embargo del Tango 01.

El Gobierno intenta comenzar así bien parado un año donde el test final serán las elecciones legislativas de octubre próximo. Ese será el acto definitivo.

Los votantes dicen...
  1. […] una deuda de 1.330 millones de dólares. Estos fondos, entre otras cuestiones, lograron embargar la Fragata Libertad en el mes de octubre de […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>