Arrow

La invasión del extranjerismo


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 11 de agosto de 2013 a las 22:39 | Clasificado en Japón

Japón empieza a preocuparse por un efecto pernicioso de la globalización en su cultura ancestral: la plaga de extranjerismos en su escritura tradicional.

Katakana para describir extranjerismos en japonés. Imagen del usuario WordRidden en Flickr (CC BY 2.0)
Katakana para describir extranjerismos en japonés. Imagen del usuario WordRidden en Flickr (CC BY 2.0)

Un hombre de 71 años ha demandado a la cadena pública de Japón, la NHK, por haberle causado una ansiedad mental debido a su uso excesivo de extranjerismos. Alega que está, literalmente, perdido en un laberinto de traducciones en su propio país.

El anciano se siente frustrado con el uso que hace el canal televisivo de los préstamos lingüísticos que fonéticamente imitan expresiones extranjeras pero que se transcriben en katakana, el alfabeto japonés. Para el hombre, son un puñado de letras que no aportan un significado contextual en su japonés nativo.

Por ejemplo, en los siguientes préstamos descritos fonéticamente: “preview” (“avance”) se escribe “プレビュー” (pronunciado purebyu), mientras que “draft” (“borrador”) se escribe “ドラフト” y se pronuncia dorafuto. Lo que no tenía sentido para el anciano fue el uso de palabras como “care” (“cuidado”, “asistencia”) y “risk” (“riesgo”) en las emisiones públicas, ya que hay equivalentes en japonés. Cree así que el canal está violando su derecho de acceso a la información y a la búsqueda de la felicidad.

El uso de extranjerismos no es un problema limitado a los ancianos, sino también al público en general. La Agencia Japonesa de Asuntos Culturales constató que el uso cada vez mayor de extranjerismos está perjudicando la belleza del japonés tradicional y dificultando la comunicación entre los jóvenes y los mayores. En una encuesta del gobierno en 2007 sobre los préstamos lingüísticos, la comprensión de palabras en katakana tales como “empoderamiento” y “alfabetización” fue menos del 10%, mientras que la comprensión global de préstamos fue en aumento. Dado el excesivo uso de extranjerismos en la comunicación diaria, Kentaro Takahashi publicó un libro en septiembre 2012 en el cual explica el significado en japonés del katakana más comúnmente usado.

Imagen de katakana. Cedida por el usuario mroach en Flickr (CC BY SA.2.0)

El periodista Toshinao Sasaki, autor de un libro sobre la curación en la era de los medios sociales, ha planteado la cuestión de cómo usar el katakana para describir el concepto mismo que trata en su obra:

@sasakitoshinao No pude encontrar la traducción correcta para “curación” en japonés, así que dejé la palabra tal cual. El idioma es difícil. A veces traducir conceptos extranjeros al japonés puede ser extraño.

El antropólogo Ichiro Numazaki dio su opinión en Twitter sobre los extranjerismos:

@Ichy_Numa¿Quién diría kemari [una palabra antigua que significa “patear la pelota”] para describir el fútbol de hoy? ¿Es mejor dejar de decir “hinchas” [en katakana] y referirse a ellos como “応援団” [vocablo tradicional para “seguidores”]? No lo creo. Los críticos de los extranjerismos en katakana detestan el uso de palabras nuevas cuando estas describen conceptos nuevos. Pero no odian el katakana.

Hubo un tiempo en que los extranjerismos introducidos en el idioma japonés se tradujeron literalmente,y asignados a palabras en kanji (escritura china) e hiragana (escritura japonesa) para que coincidieran con sus significados reales. Palabras como “libertad” y “democracia”, importadas a finales del siglo XIX, se tradujeron al japonés usando el kanji y convertidas respectivamente en “自由“ y “民主主義“. Aunque estas palabras eran nuevas por aquel entonces, aún cobran sentido para buena parte de los japoneses de hoy porque cada kanji representa su propio significado y forma una palabra con sentido.

El poeta Kiyoe Kawazu, en su opinión, siente que el uso de extranjerismos en katakana fue disminuyendo en el mundo de palabras que conocía:

@kiyoekawazu Me da miedo cómo las cosas por sí mismas se ven impulsadas por préstamos lingüísticos como las palabras en lenguas occidentales descritas en katakana o palabras conceptuales en chino dibujadas en el kanji japonés. Durante la era Meiji [1868-1912], se solía traducir el significado al kanji, pero ahora simplemente usan el katakana. Gradualmente, los significados vagos penetran en la esfera pública, haciendo ambiguo lo que es obvio.

Ichiro Numazaki se inclina por el lado positivo de los préstamos:

@Ichy_Numa Los préstamos han introducido conceptos extranjeros como “acoso sexual” y “VD” o violencia doméstica. Los préstamos han atraído la atención pública porque el katakana fue capaz de aportar nuevas ideas de manera efectiva. La población tiene que entender el concepto para comprender elkatakana o el alfabeto.

Otro usuario en Twitter, @sumiyoshi_49, comentó cómo los extranjerismos están entrenando a no expertos en temas del día a día:

@sumiyoshi_49 Creo que necesitamos considerar seriamente el uso de términos como “normalización” y “discurso del odio” [ambos, descritos fonéticamente en katakana como préstamos], puesto que estos conceptos en katakana están aislando a los japoneses, lo que les aparta de interesarse en los temas que representan estas palabras. Los japoneses que no conozcan bien el inglés no captarán estas ideas expresadas en katakana.


FuenteLos extranjerismos invaden la escritura tradicional japonesa
Autora: Keiko Tanaka | Traductora: Silvia

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>