Arrow

La verdad de Fukushima


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 30 de marzo de 2013 a las 16:29 | Clasificado en Asia

La contestación ciudadana a la gestión de la crisis nuclear de Fukushima crece día a día, hasta el punto de dudar de la versión oficial del Gobierno japonés.

Manifestación Global de Nuclear Free Now en Hibiya, Tokio (Fuente: Masahiko Murata en Global Voices)
Manifestación Global de Nuclear Free Now en Hibiya, Tokio (Fuente: Masahiko Murata en Global Voices)

Dos años después de que el potente terremoto y resultante tsunami frente a la costa nororiental de Japón provocara un accidente en la central nuclear de Fukushima, los japoneses están cada vez más frustrados con la reticencia del gobierno a aclarar los riesgos asociados a la energía nuclear.

Un grupo japonés de defensa ciudadana llamado Decidamos Juntos organizó una gran protesta el 10 de marzo de 2013 para pedir un referéndum nacional sobre el futuro de la energía nuclear en Japón, el último de numerosos esfuerzos liderados por los ciudadanos para dar forma a la política energética del país, lejos de la energía nuclear desde el desastre de Fukushima, el mayor desastre nuclear desde Chernóbil.

Tras el tsunami, críticos de todo el mundo reprobaron al gobierno japonés por ocultar información sobre el accidente nuclear al público, retrasando las evacuaciones de la zona y exponiendo de forma innecesaria a algunas personas a altos niveles de radiación.

La Organización Mundial de la Salud ha concluido que las personas en las zonas más contaminadas alrededor de la planta de Fukushima tienen riesgos elevados de contraer cáncer, desde un 7 por ciento de aumento del riesgo de leucemia en los hombres expuestos a la radiación durante la lactancia, a un 6 por ciento de aumento del riesgo de cáncer de mama en las mujeres expuestas durante la lactancia.

Aunque la presión pública tras el accidente llevó al cierre de todos menos dos de los 50 reactores nucleares de Japón, el primer ministro japonés Shinzo Abe anunció recientemente que las plantas que pasen las nuevas y más estrictas normas de seguridad del país podrían volver a conectarse dentro de un año.

Pero el énfasis del gobierno sobre la seguridad no ha tranquilizado a los residentes de Fukushima y activistas de todo el país que demandan más información sobre los peligros de la energía nuclear, sin importar lo malas que puedan ser la noticias.

La Conferencia Ministerial de Fukushima sobre Seguridad Nuclear, organizada conjuntamente por el gobierno japonés y la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) del 15 al 17 de diciembre de 2012 en la ciudad de Koriyama en la Prefectura de Fukushima, no lejos de la central nuclear, expuso la creciente brecha entre el gobierno y su pueblo en materia de energía nuclear.

La conferencia, en la que participaron 117 países y 13 organizaciones internacionales, se celebró para debatir y reforzar la seguridad nuclear así como para aprender de la catástrofe de Fukushima.

El Ministerio japonés de Asuntos Exteriores resumió la intención de la conferencia intergubernamental de Fukushima, poniendo de relieve el compromiso del gobierno con su campaña de seguridad:

Creemos que mediante la celebración de una reunión en la prefectura de Fukushima sólo un año y 9 meses después del accidente, logramos enviar un fuerte mensaje sobre la importancia de fortalecer la seguridad nuclear.

Además, nuestras conversaciones de alto nivel sobre los esfuerzos realizados por la comunidad internacional se celebraron justo un año después de desarrollarse el Plan de Acción sobre Seguridad Nuclear de la IAEA. Esto garantizará que reforzamos la seguridad internacional.

Al mismo tiempo, muchas organizaciones antinucleares organizaron sus propias conferencias. El comité de organización de Nuclear Free Now (Desnuclearizados Ya) celebró su 2ª Conferencia Global por un Mundo Libre de Nucleares en Hibiya, Tokio, los días 15 y 16 de diciembre de 2012, y la Coalición Metropolitana Contra las Nucleares organizó una manifestación que partió de Hibiya Park pidiendo el fin de la energía nuclear. Más de 5.500 personas participaron en los dos días de eventos en Tokio.

También, el Proyecto de Acción de Fukushima, organizado por un comité de ciudadanos de la prefectura de Fukushima en colaboración con el comité de organización de Nuclear Free Now, coordinó varias acciones entre el 14 y el 16 de diciembre de 2012, incluyendo un simposio por la red de Alcaldes por un Japón sin Energía Nuclear para coincidir con la conferencia intergubernamental.

En el primer día de la conferencia intergubernamental, unos 200 ciudadanos se congregaron frente a la sede de la conferencia en Fukushima para presentar una solicitud formal ante la IAEA.

La solicitud pedía a la AIEA divulgar los datos de un estudio sobre la salud de los niños, asegurar la rendición de cuentas y alentar al gobierno japonés a desmantelar todas las centrales nucleares de inmediato.

En su introducción, la petición explicaba la desconfianza del pueblo de Fukushima en la participación de la IAEA en la zona:

Hemos sabido que la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) establecerá dos centros de investigación en la prefectura de Fukushima, como parte del ‘Centro de Creación Ambiental’ de la prefectura. En base a la naturaleza de la AIEA, percibimos que es una industria global de promoción de la energía nuclear, haciendo hincapié en el uso pacífico de la energía nuclear y subestimando sus riesgos.

Es muy difícil imaginar y comprender lo que esa institución está planeando hacer al venir aquí a Fukushima. Muchos de los afectados por el desastre de la central nuclear se preguntan si estos centros de investigación tendrán algún beneficio para los afectados, y están preocupados por la intención real.

También destacaba la incertidumbre en la que los residentes locales se ven obligados a vivir mientras el gobierno da prioridad a campañas de seguridad por encima de la información sobre la realidad de la situación:

Todo lo que el gobierno ha hecho es llevar a cabo una ‘campaña de seguridad’, diciendo a la gente que ‘no hay riesgos inmediatos para la salud’, o ‘que está bien estar expuestos a 100μSv de radiación por año’.

Los residentes de Fukushima se ven obligados a tomar una decisión difícil entre el miedo a la radiación, que no se puede ver ni oler, y ‘la campaña de seguridad’ de las autoridades, que está causando gran angustia y fricción entre familias, amigos y vecinos.

KOU-YU-KOTO (Esto es lo que realmente está sucediendo) de Misato Yugi (Fuente: Global Voices)

La agencia respondía a la solicitud el 17 de enero 2013, haciendo hincapié en que que no son un organismo de toma de decisiones cuando se trata de asuntos nucleares en Fukushima o el resto de Japón:

La AIEA no está en condiciones de decir a los estados miembros que deben adoptar o continuar o detener la operación de las centrales nucleares.

Sin embargo, si los estados miembros consideran la introducción de la energía nuclear o toman la decisión de continuar con la operación de plantas de energía nuclear, AIEA desempeña un papel al examinar si las plantas de energía nuclear son lo suficientemente seguras y cumplen con los estándares internacionales de seguridad. La IAEA apoyará el funcionamiento de las centrales nucleares que sean sostenibles y seguras, con suficiente consideración a los países vecinos.

Exigiendo la verdad

Las dos ilustraciones de la radiación hechas ”con puntos rojos” en este post fueron dibujadas por el artista Misato Yugi y son ampliamente conocidas en el Japón post-Fukushima. Las ilustraciones intentan mostrar lo dramática que sería la situación si la radiactividad fuera visible.

Pero sin puntos rojos marcando la radiactividad en la vida real, el pueblo japonés tiene que demandar la verdad sobre los peligros al gobierno y otros organismos.

Ourplanet-TV, una emisora sin fines de lucro, captó a un miembro de la Red de Mujeres de Fukushima contra las Centrales Nucleares haciendo precisamente eso el 15 de diciembre cerca del centro de conferencias del gobierno, preguntando por los hechos que rodean la energía nuclear a la portavoz de la IAEA, Jill Tudor.

Queremos que la AIEA recuerde, la prefectura de Fukushima ya decidió renunciar a la energía nuclear. Hay una cosa más. Por favor, díganos la verdad sobre Chernóbil, por favor diga la verdad sobre los efectos para la salud después de Chernóbil. Por último, en la conferencia de tres días que da comienzo hoy, por favor hablen sobre los peligros de la energía nuclear, no la promoción de la seguridad de las centrales nucleares. Y por favor, cambien la agenda para eliminar las plantas de energía nuclear en el mundo.

“KOU-YU-KOTO” (Esto es lo que realmente está sucediendo) de Misato Yugi (Fuente: Global Voices)

Otra de las miembros que aparecen en el video también apeló a Tudor para que se permita al pueblo de Fukushima expresar su opinión en materia nuclear:

Por favor, no decidan nada sobre Fukushima sin el pueblo de Fukushima ¡nosotros!

Kyania, que evacuó de Fukushima a Kioto con su niño después del desastre nuclear, ha documentado su experiencia en un blog. El 21 de diciembre de 2012 publicó un documento redactado por ciudadanos y presentado a la prefectura de Fukushima, en protesta por la presencia de la AIEA en Fukushima supervisando la descontaminación y otros aspectos de limpieza del desastre. También reafirmó la importancia de que la gente sepa lo que está pasando tras el desastre para protegerse a sí mismos:

Todos y cada uno de nosotros debe darse cuenta de que sólo usted puede protegerse a sí mismo y a sus familias, así que sigan recogiendo información por su cuenta. Si siente un cosquilleo en el estómago, quiero que usted continúe tomando medidas sobre lo que puede hacer, no importa lo pequeñas que sean.

Fuente: El hastiado público japonés demanda la verdad nuclear tras Fukushima

AutorAyumi Nakajima | Traductora: Sonia Ordóñez

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>