Arrow

Austeridad y caída en picado


1
F. Navarro Sordo

Surgido de la escuela de cafebabel.com, de donde fui jefe de las secciones Internacional, Política europea, Economía y EUdebate2009.eu, soy un periodista bilingüe especializado en asuntos europeos. He colaborado también con medios como Slate.fr, MyEurop.info o France24TV. Soy cofundador del blog Europa451. En la actualidad trabajo como relaciones públicas en Bruselas.


Escrito el 4 de enero de 2013 a las 14:06 | Clasificado en Economía, Europa, Internacional

Se acabó 2012 y, como con todo final de ciclo, cabe hacer balance de las expectativas que se crearon en su inicio. La expectativa única de este año era la austeridad y la paz prometida a cambio en los bolsillos de los ciudadanos. Una utopía que se ha desinflado como muchas otras.

Detalle del cartel presentado por la Confederación Europea de Sindicatos para la convocatoria de una huelga general europea el 14 de noviembre de 2012 (fuente: KayaMarArt/Flickr).
Detalle del cartel presentado por la Confederación Europea de Sindicatos para la convocatoria de una huelga general europea el 14 de noviembre de 2012 (fuente: KayaMarArt/Flickr).

“Para forzar las medidas de austeridad en Grecia, las autoridades internacionales le aseguraron que el empleo crecería un 1,1% y su PIB sólo descendería un 2,6%. ¿Cuál es la realidad? Un aumento del paro del 5,7% y un descalabro del PIB del 6,9%”, explica Bernadette Ségol. La secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos se mueve de evento en evento en la prolífica Bruselas para convencer a los políticos e ‘insiders’ de la capital europea de un cambio de rumbo en las prioridades económicas de la Unión. “A la gente le da igual de dónde venga la austeridad. No les aporta soluciones y por lo tanto no funciona”.

Frente a esta postura, el presidente de la UE sigue en sus trece lastimeras: “No hay alternativa a la austeridad. A nadie le gusta la austeridad, pero no hay nada más antisocial que la deuda”. Cada euro empleado en devolver deuda pública, es un euro menos dedicado a la sanidad o la educación, asegura en cada ocasión que se le presenta a modo de mantra bordado en la bandera del conservadurismo reinante en nuestro continente.

Pero en los innumerables debates que cada día se organizan en Bruselas, supuestamente para hallar soluciones a la crisis o impregnar de ciertas ideas las mentes pensantes, los ‘stakeholders’ y los medios de comunicación, sigue habiendo intervinientes que recuerdan que de momento ni se logra reducir la deuda pública, ni se detienen los recortes, y además los euros de la deuda pública se deben a que las administraciones han absorbido una gran parte de la deuda privada. Bueno, una verdad como un templo sí que repite machaconamente Barroso: “Todas las decisiones de austeridad han sido tomadas por consenso, así que si un primer ministro regresa a su país y dice que las medidas no son buenas pero le han sido impuestas por Bruselas, es normal que toda la población las rechace sin más”.

“Repercute en todos”

Jermyn Brooks, de Transparency International, es de los que piensa que la recuperación debe ser gradual, por lo que la consolidación fiscal también. Lo mismo aseguraba para Grecia Yannos Papantoniou, ex ministro heleno de Economía, Hacienda y Defensa durante un debate organizado a finales de año por el laboratorio de ideas pro-institucional Friends of Europe. “A Grecia le quedan 10 años de recesión porque el Gobierno ha decidido aplicar una austeridad horizontal que repercute en todos, en vez de aplicar las reformas estructurales que requiere el país”.

Durante este evento, Enikö Györi, secretario de Estado húngaro para Asuntos Europeos, señalaba en la llaga y el reto verdadero: “Nunca lograremos que la gente se enamore de la austeridad. Así que sólo aceptarán nuestras reformas si se crea empleo”. Era -¿recuerdan aún?- la promesa de Mariano Rajoy, pero en España los recortes han venido acompañados de un aumento del desempleo hasta el 26%.

Desde su fundación, dedicada a la asesoría en asuntos de buen gobierno en África, el magnate británico Mo Ibrahim reclama que sea Alemania la que lidere la salida de la crisis y que sean “los alemanes los que entiendan qué significa estar en el euro, pues parece que quieren estar medio embarazados pero no embarazados del todo”. Alude a la crítica que ha sobrevolado las altas y bajas esferas europeas durante 2012 a la tibieza con que Alemania se enfrenta a la crisis, por querer aprovecharse de sus bajos tipos de interés. “Prevengámonos contra los simplismos y la búsqueda de un cabeza de turco”, pide Andreas Mavroyiannis, ministro chipriota de Asuntos Europeos.

Decepcionados con la democracia

La Eurodiputada socialista Ana Maria Gomes se hace eco de una encuesta según la cual el 87% de los portugueses está decepcionado con la democracia, y añade: “Y para los portugueses, la democracia es sinónimo de Unión Europea”. Las democracias requieren de tiempo para aplicar reformas, y es cierto que algunos datos macroeconómicos han cambiado, como la balanza comercial en España, Portugal e Irlanda, netamente positivas tras lustros en negativo.

Pero el empleo no arranca. La mayoría de los oficios experimentó un descenso en la contratación desde inicios de 2012, según la dirección general de Empleo del Ejecutivo comunitario. En comparación con 2011, decrece un 12% para los oficios técnicos, y un 7% para operarios industriales, así como un 13% para oficios basados en formación elemental. Sólo las profesiones que requieren una alta cualificación han aumentado la oferta de empleo en la UE este año, sobre todo en las ramas de las finanzas, el comercio y la sanidad.

Entretanto, la Comisión Europea desvelaba el pasado 21 de diciembre que entre 2008 y 2011, la banca europea se había beneficiado de 1,6 billones de euros en ayudas, en forma de préstamos a bajo interés, de garantías de pago y medidas de recapitalización. Hasta 2012 la cifra podría alcanzar los dos billones de euros, entre otras cosas por la recapitalización de la banca española.

Los votantes dicen...
  1. Siscu Baiges dice:

    Cagonto!!

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>