Costa Rica, a segunda ronda

Con el 73,3% de las mesas escrutadas, la inminente segunda ronda que prometían las encuestas es una realidad. Según el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica, el opositor Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, PAC, (centro izquierda) obtuvo una leve ventaja de 30,8% de los votos, frente al oficialista Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional (centro derecha) con un 29,7%, cifras preliminares.

En Costa Rica, para ganar las elecciones se requiere el 40% de los sufragios válidos. De esta forma, la segunda ronda será el próximo 6 de abril, para decidir si por primera vez el PAC, fundado en el 2001 y que nunca ha gobernado, llegaría al Poder Ejecutivo, o bien, si el partido oficial retiene por tercera vez consecutiva el mando. Cualquiera de los dos escenarios sería histórico.

‘No’ a los extremos

Otras tendencias que se vieron en esta elección del 2 de febrero fue que los ticos rechazan la idea de que una ideología más extrema los gobierne. Así, fueron descartados para la papeleta presidencial el socialista José María Villalta, del Frente Amplio, con un 17,2% de los votos, y el partido conservador de derecha, el Movimiento Libertario, de Otto Guevara, con un 11,2%. Lo que sí es cierto es que la izquierda se consolida como fuerza electoral, al pasar de un diputado en el Congreso a nueve.

El abstencionismo se mantiene alto: alrededor de un 32% de los costarricenses, por una u otra razón, no se presentó a su cita con las urnas, uno de los más altos de la historia. Una fallida gestión de Laura Chinchilla en temas como el fiscal, infraestructura pública y transparencia, entre otros factores coyunturales, pudieron agudizar la apatía del electorado tico.

Se consolidó la idea de un sistema multipartidista en el legislativo: por lo menos nueve fuerzas se repartirán los 57 escaños, ninguna con mayoría calificada para gobernar. Es un hecho que el país dependerá de pactos entre los partidos políticos para poder llegar a acuerdos. El analista político Jaime Ordóñez lo definió como “un parlamentarismo de facto” en los próximos 4 años, donde el presidente del Ejecutivo tendrá limitado margen de acción.

En Costa Rica solo dos partidos han gobernado desde 1982, y ésta sería la primera vez en 32 años que una fuerza diferente al bipartidismo llegaría al poder.

Juan Manuel Fernández

Periodista. Centroamericano por convicción. Tico de nacimiento. Licenciado en Mercadeo y profesor universitario. Política, Economía y Social Media.

3 comentarios sobre “Costa Rica, a segunda ronda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.