Arrow

El recurso del miedo


1
Xavier Peytibi

Politólogo y consultor de comunicación política y pública en el despacho de Antoni Gutiérrez-Rubí. Blogger y profesor en diferentes masters y postgrados. Co-creador de los Beers&Politics y sus proyectos.


Escrito el 1 de febrero de 2013 a las 13:08 | Clasificado en Centroamérica

Las campañas electorales basadas en el miedo no son nuevas: la técnica que el equipo de Correa introduce en la campaña ecuatoriana cuentan con una larga trayectoria.

Rafael Correa, presidente de Ecuador (Fuente: Wikipedia)
Rafael Correa, presidente de Ecuador (Fuente: Wikipedia)

Las elecciones presidenciales de Ecuador tendrán la primera vuelta el 17 de febrero de 2013, y en caso de que ningún partido obtenga más del 40% de votos se realizará la segunda vuelta el 7 de abril de 2013. Por ahora, las encuestas dan al actual presidente Rafael Correa -quien se presenta a la reelección- entre un 49 y un 63% de los votos, lo que le haría ganar tranquilamente. Sin embargo, no se fía y el pasado 3 de enero lanzó una campaña negativa contra Guillermo Lasso, su más duro adversario (con entre un 9% y un 18% de los votos, según las encuestas).

El mensaje es uno de los aspectos más importantes de una campaña política. En una campaña moderna, el mensaje debe ser cuidadosamente creado antes de ser propagado. El equipo de Correa ideó por ello un vídeo negativo, denominado ‘La Feriatta’, que fue distribuido en las redes sociales, y que criticaba duramente, de modo irónico, a los poderes fácticos y económicos, nacionales e internacionales, que apoyan a la campaña de Lasso. Es imprescindible verlo

Lo curioso es que fue esta misma semana, al aparecer el vídeo en tres cadenas de televisión, cuando el pleno del Consejo Nacional Electoral decidió, por unanimidad, prohibir el vídeo. Lo interesante es que el vídeo había sido bastante visto en la Red, pero fue la polémica por su retirada la que ha hecho que su visualización sea exponencial. Es un muy buen vídeo de campaña negativa, que quiere representar lo que sucedería si Lasso llega al poder, haciendo un llamamiento al miedo a que eso ocurra.


El uso de una campaña del miedo en publicidad se ha utilizado en muchos tipos de comunicación y marketing. El mensaje básico de esta estrategia, según D. W. Glascoff es que “si no haces esto (comprar, votar, creer, apoyar, aprender…), habrá consecuencias malas y directas para ti”.

Las apelaciones al miedo son uno de los motivadores más utilizados los últimos años. De hecho, han crecido en popularidad porque los anunciantes han visto que funciona bien para aumentar el interés y la persuasión. Estudios también sugieren que la ciudadanía “recuerda mejor y con más frecuencia anuncios que reflejan el miedo que no aquellos que no muestran contenido emocional“.


Recordaréis infinidad de estos anuncios: lo malo que es fumar, la necesidad de tener sexo seguro… En política también hay numerosos ejemplos. El más recordado es el del ‘Daisy spot’, el anuncio de Lyndon B. Johnson para las presidenciales norteamericanas de 1964.

En el anuncio aparece una niña contando los pétalos de una flor y, a su vez, la cuenta atrás de un ataque nuclear, recordando las palabras de Barry Goldwater (el candidato republicano) que dijo que no dudaría en usar armas nucleares. También fue copiado en la campaña electoral de 1984 (en este caso, por Walter Mondale contra Ronald Regan –sin demasiado éxito-).

Otro ejemplo es el de la campaña Bush padre vs. Dukakis de 1988. El equipo de Bush creó anuncios televisivos (emitidos en todos los canales nacionales) que jugaban con la idea de que si ganaba Dukakis dejaría abiertas las puertas de las prisiones. El anuncio más controvertido fue ‘Revolving Door‘. Su nivel de aceptación fue brutal y debilitó notablemente la candidatura demócrata, siendo ésta una de las principales razones de la victoria de Bush, según las encuestas post-electorales.

Más actual es el ejemplo de un vídeo del candidato demócrata Alan Grayson, que atacó a su rival en un vídeo diciendo que si llegaba al Congreso haría que las mujeres de Florida fueran tratadas como las tratan los talibanes.


Otro es el anuncio “Llamada a las 3AM” utilizado por la campaña de Hillary Clinton en las primarias de 2008. Con el sonido de un timbre de teléfono mientras unos niños duermen. El anuncio ponía de relieve el riesgo asociado con Obama debido a su inexperiencia con cuestiones internacionales.

Estas tácticas del miedo se utilizan comúnmente en el discurso político para influir en la opinión pública, para crear una asociación entre el candidato oponente y lo malo que pueda ocurrir.  El objetivo detrás de esta estrategia es convencer al público que la elección de la oposición política o candidato tendrá consecuencias peligrosas para ellos. Es directamente un mensaje emocional, para que tengan cuidado y para que confíen en tu partido o candidato.

Además, como indica ‘A theory on danger frames’ de Ingrid D. Anderson, es una táctica que, increíblemente, diferentes estudios neurológicos y de comunicación dicen que funciona. Son mensajes simples, fáciles de recordar y de entender. Las personas –nuestros cerebros- reaccionamos más cuando nos previenen de peligros o cuando vemos un peligro cerca. Estos mensajes políticos buscan lograr que tengamos esa sensación. Y a veces lo consiguen.

Los votantes dicen...
  1. Xavier dice:

    Muchas gracias!

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>