Arrow

Diez tendencias para 2014


0
Gonzalo Prieto

Soy periodista, especializado en comunicación estratégica y de datos. He pasado por diversos medios nacionales y regionales. Edito el blog Geografía Infinita, en el que me acerco al mundo y la geografía desde los datos, con la mirada muy puesta en España, Europa y Latinoamérica.


Escrito el 30 de diciembre de 2013 a las 11:52 | Clasificado en Internacional

Persistencia de la crisis, inacción ante el cambio climático o nuevos focos de tensión internacional, esas son algunas de las cosas que viviremos en el año que arranca.

Planeta (Fuente: NASA)
Planeta (Fuente: NASA)

El Foro Económico Mundial ha presentado su informe anual en el que avanza cuáles serán, a su juicio, las tendencias globales que marcarán el año entrante. Este informe permite acercarse a una visión global de los temas geopolíticos que, de un modo u otro, estarán muy presentes en la agenda de este 2014.

Aumento de las tensiones sociales en Oriente Medio y norte de África

No por no ser nuevo es un reto menor y va a dejar de tener importancia en 2014. Mientras en el pasado las cuestiones económicas dominaban las preocupaciones de los habitantes de la zona, a día de hoy las inquietudes políticas son las que protagonizan la escena. El 45% de los ciudadanos de la región, según una encuesta del Pew Institute, considera que la inestabilidad política es el mayor problema al que se enfrentan, frente a un 27% que ve en el desempleo la mayor preocupación.

El informe resalta tres causas por las que han crecido las tensiones sociales en la zona: “la falta de confianza entre los partidos competidores, una atmósfera de intolerancia en la arena pública y la incapacidad para poner transiciones inherentemente frágiles en un camino estable”. Así las cosas “con la comunidad internacional cautelosa de participar, los jugadores regionales, con perspectivas divergentes, están jugando un papel más importante en la conformación de los resultados de los procesos de transición”.

Aumento de la disparidad de ingresos

El informe señala que los efectos de la creciente desigualdad de ingresos se están viendo en los principales países del escenario global, desde mercados emergentes como China e India a las naciones desarrolladas de Occidente. Según una encuesta realizada por Pew Reserch Centre, el aumento de la desigualdad es el desafío número uno que enfrenta América del Norte. “La increíble riqueza creada en la última década en los EE.UU. ha ido a parar a manos de una pequeña porción de la población, y esta disparidad tiene las mismas raíces que en las naciones en desarrollo”, apuntan.

En este sentido el informe pone de manifiesto que mientras la gente de todo el mundo ve crecientes amenazas a su educación, sus ingresos y la salud, se está organizando “un movimiento” en torno a la cuestión de la ampliación de la disparidad de la renta. Así, los disturbios envueltos en un deseo de cambiar de un líder político a otro serían una manifestación de las preocupaciones de la gente.

Persistente desempleo estructural

La tercera tendencia que se apunta en el informe para 2014 es el hecho de que el mundo “por fin” se haya dado cuenta del problema del desempleo estructural persistente. En este sentido, apuntan que existe un consenso cada vez mayor sobre el hecho de que, a menos que se aborde el desempleo crónico, va a producirse una escalada en la conflictividad social.

Según los datos de la encuesta del Pew Research Center, la falta de oportunidades de empleo es la cuestión que los ciudadanos de América del Norte y Europa piden a sus gobiernos abordar en primer lugar. El informe señala que para que se produzca un cambio de tendencia debe continuar “la innovación y la inversión, trabajando a través de las fronteras, de todo el mundo”. En este sentido destacan que “no se trata de un problema nacional, por lo que es esencial que los gobiernos y el sector privado tengan una visión global del desempleo y resistan las tendencias al proteccionismo”.

Intensificación de las ciberamenazas

Aumenta la percepción entre la población de que la guerra digital es una forma sofisticada de ataque contra las corporaciones, los gobiernos y los individuos. Concretamente, la Encuesta sobre las Tendencias Globales 2014 destaca que las personas mayores de 50 años están más preocupadas por esta cuestión que los menores de esta edad.

Hasta hace poco, señala el informe, las empresas con presencia web contaban con sus servidores propios, lo que hacía que “no todos los huevos estuvieran en la misma cesta”. Pero el aumento de los ataques por denegación de servicios (generalmente peticiones falsas que tumban un servidor) ha provocado un cambio, del que habrá que estar muy pendiente. “Los huevos están cada vez más en la misma cesta” y si Amazon se cae incontables sitios web tendrán problemas.

Inacción ante el cambio climático

La inacción ante el cambio climático se sitúa en el quinto lugar de esta agenda (y no más arriba) porque sus consecuencias de una insuficiente acción respecto a esta amenaza están “absolutamente subestimadas”.  Esto es así para los autores del informe hasta el punto de que, según señalan, “si no se toman acciones de la manera oportuna a la escala que necesitamos, el cambio climático tiene el potencial de acabar con el progreso que hemos hecho en los últimos 20 años en el desarrollo económico y social y la protección del medio ambiente. Por otro lado, en el documento se apunta que “se está actuando, pero no de la manera suficientemente rápida”.

Disminución de la confianza en las políticas económicas

Parece claro que la gente ha perdido la confianza en las políticas económicas actuales. Las causas de esta desafección, según el informe, están en el alcance y la intensidad de la crisis, el ritmo lento de la recuperación y las expectativas puestas en las políticas económicas. Con este panorama, el 10% de los encuestados en la Encuesta sobre la Agenda Global mencionó los problemas económicos o las cuestiones financieras como los temas más acuciantes para el 2014. En el informe se señala que “es sorprendente que no hubiera aún más”.

También destacan como “muy poca gente previó la magnitud de la crisis que estaba por venir y como el crecimiento de las hipotecas sub-prime era visto en su día como señal de progreso”. Pero de repente, esos síntomas de progreso “pasaron a verse de la noche a la mañana como amenazas y muestras de la irresponsabilidad que había llevado a la caída”. Ese cambio fue “increíblemente traumático” y se ha visto agravado por el lento ritmo de la recuperación. Además, la gente duda sobre qué políticas son las adecuadas para recuperar el crecimiento, algo que se exacerba en la tendencia a otorgar a los poderes públicos poderes irreales para salir de la situación.

Falta de valores en el liderazgo

La encuesta de la agenda global muestra que las poblaciones de América Latina y África son las que más sensibles son a este problema. Sobre la cuestión, el informe se pregunta en qué medida los líderes mundiales quieren servir al bien común  y cuánto pueden ser  corrompidos por el deseo de beneficiarse a ellos y sus familias. “Hasta el más miope de los líderes sabe que el bien común es la única manera de prosperar a largo plazo”. El informe reconoce que si bien no siempre podemos cambiar las cosas inmediatamente, los ciudadanos deben ser por lo menos capaces de entender lo que está pasando y quejarse ante lo que no les gusta: “cuando suficiente gente hace eso, se construye una masa crítica y surge un grupo de personas con una agenda para llevar a cabo un cambio genuino.

Expansión de la clase media en Asia

El tamaño de la clase media en Asia en la actualidad se sitúa en 500 millones de habitantes y se multiplicará por siete en 2020. “El mundo nunca ha visto nada como esto antes”, dice el informe, por lo que es probablemente uno de los mayores “cambios sísmicos” en la historia. No es de extrañar que la gente de todo Asia espere un futuro brillante para sus hijos y, de acuerdo con los dados del Pew Research Centre, un 82% de los ciudadanos chinos espera que los niños de hoy en día tengan por delante un mejor futuro económico que sus padres.

Creciente importancia de las megaciudades

El estudio considera “un desafío urgente del siglo XXI” entender las megaciudades, aquellas urbes que superan los 15 millones de habitantes. Echando la vista atrás más de 150 años, se ve como las megaciudades de entonces –fundamentalmente Londres y Nueva York—sufrían parecidos problemas que las de hoy.

“Sólo hay que pensar en el Londres de Dickens: una ciudad muy afectada por el crimen, la contaminación, las enfermedades y la miseria”. Sin embargo, estas ciudades fueron también  sociedades móviles, cambiantes y diversas que en última instancia ofrecían grandes oportunidades, algo que desde entonces las ha situado en su manifestación moderna como motores de la economía del mundo.
Lo mismo podría decirse, argumenta el estudio, sobre las megaciudades emergentes de hoy en día en África, Asia y otras partes delplaneta. Son polos de conflicto, pero a la vez, lugar para soluciones. Por ello no habrá que perderlas de vista en este 2014.

Rápida difusión de la desinformación a través de la Red

La última de las tendencias que se resalta en la agenda para 2014 es el volumen y la rápida difusión online de la desinformación. En este sentido, remarcan que “cuando se trata de medios sociales, se manejan  grandes datos”. No es posible leer los mil millones de tuits que se producen cada dos años y un día de media. Para entender estos datos, tenemos que hacer uso del procesamiento asistido por ordenador y combinarlo con la evaluación humana para poner la información en contexto. En este sentido, en la interpretación de la desinformación, la evaluación humana seguirá siendo esencial para poner la información en su contexto, ya que “el contexto es en definitiva lo que trata todo esto”.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>