Arrow

Cienciología: ¿secta o religión?


1
Zoomnews

ZoomNews es un diario digital de información general cuyo principios básico son la independencia y la pluralidad informativa.


Escrito el 25 de octubre de 2013 a las 18:24 | Clasificado en Europa, Religión

No existe un criterio uniforme para tratar en Europa a este credo que cuenta con 10.000 lujosos templos en el mundo. Mientras Francia condenaba por estafa a la Cienciología, en Holanda conseguía ser aprobada como religión para el bien público.

Sede de la Iglesia de la Cienciología en Madrid. (Wikipedia)
Sede de la Iglesia de la Cienciología en Madrid. (Wikipedia)

Tiempos revueltos para la Iglesia de la Cienciología. La ‘religión’ que profesan con devoción celebridades como Tom CruiseJohn Travolta Juliette Lewis y que cuenta con 10.000 lujosos templos en el mundo, está en el punto de mira de la justicia. Esta misma semana, mientras en Francia ha sido condenada por estafa, en Holanda ha conseguido ser aprobada como religión para el bien público.

El Tribunal de Casación galo, la máxima instancia judicial, ha confirmado que la organización ha incurrido en un delito de “estafa en banda organizada”. Muy lejos del éxito, la paz, el autocontrol, la salud permanente y el poder que prometen los seguidores de Lafayette Ronald Hubbard, si te sometes a sus terapias del cuerpo y la mente.

Según los jueces galos, puede considerarse probado que las dos principales entidades de la Cienciología en Francia, Celebrity Centre y su librería ,mantienen una estructura destinada a estafar y hacerse con la fortuna de personas vulnerables. Según la sentencia, hasta cinco cienciólogos deberán pagar multas de entre 200.000 y 400.000 euros por haberse beneficiado de la vulnerabilidad de antiguos adeptos para sustraerles fuertes sumas de dinero.

Para el portavoz de la Cienciología en Francia, Eric Roux, esta sentencia es un despropósito. “No puede ser que sea religión en un lugar y no en otro. Un país, cuando quiere desembarazarse de una religión, dice que es una secta”, indicó el portavoz sobre el hecho de que la Cienciología esté considerada una secta en Francia, pero una religión en Estados Unidos y algunos países europeos como España, Italia, Países Bajos o Suecia.

Por ello, los dirigentes de la organización, radicados en Los Ángeles, han denunciado un “proceso por herejía” y calificado la decisión de “afrenta a la justicia y a la libertad religiosa”. “La corte no ha contemplado las violaciones fundamentales de los derechos humanos de los acusados, que han contaminado todos los aspectos de este caso”, afirma la Iglesia. La organización ha anunciado que presentará un recurso ante la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH).

En cambio, el Tribunal Fiscal de Apelaciones de Amsterdam dictaminó esta semana que la Cienciología “es una organización cuyas actividades son exclusivamente de naturaleza eclesiásticas/religiosas y filosóficas”. Un bálsamo para las heridas que se ha acostumbrado a recibir la organización.

“Poco a poco, y a pesar de algunos fanáticos desesperados y cuyas actividades discriminatorias y antireligiosas tienen los días contados, la verdad continúa saliendo a la luz y la religión de la Cienciología está siendo aceptada por lo que es: una religión moderna y práctica que aporta su granito de arena para crear un mundo mejor”, subraya Iván Arjona, presidente de la Iglesia de la Cienciología de España.

¿Pero qué es realmente la Iglesia de la Cienciología?

Según los responsables de este emporio creado por el escritor estadounidense de ciencia ficción Ron Hubbard, la Cienciología cuenta con 12 millones de adeptos en el mundo –cuatro en EEUU– en 184 naciones. Sin embargo, como todo lo que la rodea, parece que las cifras no están claras.

Una encuesta de la American Religious Identification Survey (ARIS), dice que en 2008 sólo unos 25.000 estadounidenses se identificaron como cienciólogos, frente a los 55.000 que lo hicieron en 2001, lo que supondría la pérdida de la mitad de sus fieles en menos de una década. En España, la organización habla de 10.000 seguidores, una cifra no confirmada.

Lo que sí se conoce es la sede de Madrid, inaugurada por Tom Cruise en 2004, que costó nueve millones de euros y tres la rehabilitación. En total, 5.000 metros cuadrados de un edificio de estilo Art Decó levantado sobre las antiguas ruinas de un convento de 1640. A 200 metros del Congreso de los Diputados, vecino del Ateneo y el Hotel Palace. No es casualidad, puesto que uno de los objetivos de esta organización es estar cerca del poder, en teoría, para influir a favor de la humanidad.

Sin embargo, la organización ha vivido claroscuros en nuestro país. En 2007, recibió la bendición de la Audiencia Nacional, que reconoció su derecho a ser inscrita en el Registro de Asociaciones Religiosas del Ministerio de Justicia. En 1988, en cambio, la policía detuvo a 71 personas durante una reunión de su Iglesia en Madrid, operación por la cual su líder, Heber Jentzsch, fue acusado de un delito de asociación ilícita y coacciones. Este individuo abandonó el país, y el juicio fue desestimado.

Ahora, la Iglesia hace todo lo posible por captar adeptos en medio de la crisis económica y no repara en gastos. Este verano arrancó su última campaña, con anuncios en el Metro y la radio, que rezan: “Scientology: Atrévete a pensar por ti mismo”. Se trata del mismo slogan utilizan en el anuncio multimillonario que deslizó ante los millones de espectadores de la Super Bowl estadounidense de este año

Modo de funcionamiento

La ‘Religión del Siglo XXI’, como también se autodenomina, asegura que resuelve los problemas personales y te libera de la necesidad de medicamentos, especialmente para tratar trastornos psicológicos como el stress, la depresión, el miedo y la angustia. El tratamiento consiste en varias «audiciones», en las que un experto libera al postulante a través de un utensilio llamado «E-Metro», que mide la energía corporal y que, a todas luces, no es otra cosa que un galvanómetro común con el que se pueden detectar mentiras, obteniendo así información del sujeto para poder después chantajearle. Después del costoso tratamiento, se consigue ser un “clear” o “aclarado”, una persona que supuestamente es inmune a enfermedades psicosomáticas o al fracaso.

La máquina se vende a quienes aspiran a ser ministros dentro de la Cienciología, pues necesitan tener uno en propiedad, por unos 5.000 euros, y para los demás se les cobra por sesión.

El punto más surrealista de la ‘Dianética’ –que sus líderes niegan– es el relativo a la existencia de “Xenu”, una revelación a la que supuestamente se llega solamente una vez que se ha conseguido una depuración completa y pagado cuantiosas cantidades a la organización. Sólo entonces, se está en disposición de conocer la verdadera historia de la humanidad y, encerrado en una habitación de seguridad, se permite al sujeto ver los documentos secretos de la Cienciología. Es el momento de conocer al alienígena dictador de una Confederación Galáctica que hace 75 millones de años confinó en la Tierra a los “thétanos”, miles de espíritus malvados que se introdujeron en la mente de los primeros hombres y siguen generando problemas hasta nuestros días.

Un historial de denuncias

Para los críticos, todo el proceso de captación está plagado de prácticas pseudohipnóticas consistentes en la repetición monótona de acciones sin sentido, que no hacen más que reforzar la sumisión de los miembros.

Pero los hechos más graves denunciados se centran en el tratamiento de los niños puestos bajo la tutela de sus internados, la mayoría ubicados en Estados Unidos. Los testimonios de personas que han vivido la experiencia, se multiplican. Por ejemplo, la sobrina del líder de la Cienciología, Jenna Miscavige, relata en un libro los duros trabajos físicos a los que fueron sometidos en los años 1990 ella y otros niños en El Rancho, un internado situado en el desierto de California.

El otro gran escándalo es todo lo referido a la persecución de los ‘apóstatas’. Es el caso de Paul Haggis, guionista de ‘Million Dollar Baby’ y director de ‘Crash’, quien después de 35 años militando en las filas de la Iglesia de la Cienciología abandonó el grupo con una carta pública debido al rechazo a la homosexualidad de la organización y sus prácticas de “desconexión” con aquellos que renieguen de la institución.

Otro de los casos más sintomáticos es el supuesto repudio al uso de la medicina tradicional de sus miembros, que han provocado casos como el de Lisa McPherson, una joven muerta en 1995 tras una un tromboembolismo pulmonar mientras estaba al cuidado de Flag Service Organization, una organización parte de la estructura de la Iglesia de la Cienciología.

Según el ‘Journal of Scientology Issue’, “la leucemia es evidentemente de origen psicosomático y por lo menos ocho casos de leucemia han sido tratados con éxito por Dianética después de que fracasase la medicina tradicional”.

Fuente: Europa no sabe qué hacer con la Cienciología: ¿secta o religión?

Autora: Carolina Fournier

Los votantes dicen...
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tiempos revueltos para la Iglesia de la Cienciología. La ‘religión’ que profesan con devoción celebridades como Tom Cruise, John Travolta y Juliette Lewis y que cuenta con 10.000 lujosos templos en el mundo, está en el punto …..

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>