Arrow

Dosis de gatopardismo europeo


2
Dídac G.-Peris

Licenciado en el Instituto de Estudios Políticos de París, especializado en estudios europeos en el European Institute de la LSE. Investigador en la universidad de Londres.


Escrito el 30 de marzo de 2011 a las 6:21 | Clasificado en Europa

A pesar de las palabras, las intenciones van por otro lado: ni mayor unión política, ni planes de progreso diferentes a los que conocemos. Europa no se mueve.

Catherine Ashton durante una comparecencia (Fuente: Wikimedia commons)
Catherine Ashton durante una comparecencia (Fuente: Wikimedia commons)

La ingenuidad es algo que los eurófilos nunca perdemos. Si se aprueba un Tratado que dispone una política de Defensa Común, y que se trabajará para que complemente o substituya a las defensas estatales, nos lo creemos. Si se crea el rol de Alta Representante y entre sus obligaciones legales está la de promover una Unión activa y reactiva pues no hay que dudarlo, también nos lo creemos. Que nos dicen que se han dado todos los pasos necesarios para que no se repita la cacofonía europea de la Guerra de Irak. Yo ya me lo había creído.

Como unos amateurs, la casi totalidad del mundillo comunitario seguía confiando en Ashton cuando decía hace escasos días eso de que Europa estaba examinando ‘todas las opciones posibles’ y que si no nos comprometíamos militarmente era por la necesidad de una ‘planificación prudente‘.

La realidad por suerte es siempre mucho más simple y en principio los eurófilos deberíamos estar ya curados de contradicciones. Cameron y Sarkozy no tienen ningún interés en promover una Europa supraestatal. Ashton fue elegida precisamente para garantizar que eso no pasara. Al Mediterráneo no se le va a ofrecer un programa de desarrollo tipo PHARE como el que se ofreció a Europa del Este. Y los ciudadanos hace rato que han exigido que sin democracia la integración no vaya más lejos.

Todos deberíamos tener guardado en el armario una copia del personaje de Tancredi Falconeri en ‘El Gatopardo‘. Para los momentos demasiado optimistas, para que nos recordase que en la política, la máxima que sigue primando es la “se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi!”. Si queremos que todo siga como está, es preciso que ‘todo’ cambie.

Los votantes dicen...
  1. post d @didacgp con mi frase favorita "se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi" @sesiondecontrol http://bit.ly/fJYpmm

  2. RT @sesiondecontrol: Una dosis de gatopardismo europeo en primera persona, de @didacgp http://bit.ly/fJYpmm

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>