Los grandes culpables de las revoluciones que se suceden en los países árabes del norte de África son los dictadores que, con apoyo exterior, han construido durante años sus regímenes. Pero también los gobiernos europeos tienen mucho que ver. Así lo refleja perfectamente este editorial de El País que proclama “vergüenza europea” con toda la razón y lo hace contra los Estados que no han sabido apoyar las revoluciones democráticas.

La acusación va contra los gobiernos europeos, no contra Unión Europea, porque no ha actuado como una verdadera Unión, ni como garante de los derechos que la formaron para mantener la paz y la democracia y ayudar a otros países a seguir su ejemplo independientemente de los intereses económicos, religiosos o incluso geoestratégicos que pudieran verse afectados.

Lo peor es que, según decían las noticias de una famosa cadena de radio belga, muchos de los europeos tendrán que buscar nuevos destinos turísticos donde ponerse morenos. Normal que los ciudadanos hayan tomado la palabra y se manifiesten, no sólo contra los regímenes que los gobiernan, sino contra los gobiernos que los apoyan.

Publicado por Macarena RG

Periodista especialista en asuntos europeos y bloguera comprometida, además de colaboradora de Radio Alma, frecuencia mediterránea de Bruselas

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. Totalmente cierto, pero ¿no crees que a la UE siempre se la usa como chivo expiatorio, acaso otras organizaciones o Estados han actuado mejor?
    Un saludo, Macarena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.