Arrow

Legislador sin ley


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 19 de marzo de 2013 a las 18:41 | Clasificado en Europa

Un parlamentario de Ucrania abroncó a una empleada de una aerolínea por no permitirle volar sin pasaporte. La red reaccionó contra el político.

Vadym Kolesnichenko, parlamentario ucraniano del Partido de las Regiones. (WIkipedia)
Vadym Kolesnichenko, parlamentario ucraniano del Partido de las Regiones. (WIkipedia)

La mañana del sábado 2 de marzo de 2013, el parlamentario Vadym Kolesnichenko, del gobernante Partido de las Regiones, llegó al Aeropuerto Zhulyany de Kiev para tomar un avión a Sebastopol, Crimea. Yulia Pinizhanina, trabajadora de Air Onix, le pidió a Kolesnichenko su pasaporte al momento de registrarse, pero él le dio su credencial de parlamentario. Dado que solamente el pasaporte del viajero se considera la manera aceptable de identificación para un viaje aéreo en Ucrania, Pinizhanina se negó a registrar a Kolesnichenko para el vuelo cuando no entregó el documento requerido. Su decisión enfureció al político.

Sin saber que lo estaba filmando otro viajero que estaba cerca, Kolesnichenko acusó a Pinizhanina de haber sido descortés con él y de violar la Constitución. La amenazó con despedirla y, entre otras cosas, dijo que disfrutaría verla enjuiciada y barriendo las calles después.

La periodista Ivanna Kobernik, que resultó estar en el aeropuerto en el momento del visceral estallido de Kolesnichenko, escribió sobre lo ocurrido en su página de Facebook cerca del mediodía del sábado, poco después del suceso. Un poco después, el breve vídeo anónimo de la conversación del político con la trabajadora de la aerolínea fue publicado en YouTube, y recibió más de 94.000 visitas en una semana:

Los parlamentarios ucranianos son conocidos por ser un grupo violento, por lo que casi nadie que siguió el escándalo del aeropuerto se sorprendió por el hecho de que un legislador fuera atrapado infringiendo las leyes elaboradas por él y sus colegas.

En Facebook, la usuaria Olha Miroshnyk dejó este comentario, por ejemplo:

¡Si solamente los parlamentarios volaran sin pasaportes! Un conocido mío, [funcionario electo] local, no tiene idea dónde está su permiso para conducir y ha estado manejando con su identificación de diputado durante diez años, ¡y la policía de tráfico hasta lo saluda!

El usuario Oleksandr Spryahaylo escribió:

Un representante de un órgano legislativo exigió que una trabajadora del aeropuerto violara una ley en su favor… Es por eso que vivimos como vivimos.

Esta historia hubiera quedado como otro hilo en la actual discusión de la conducta sin consecuencias de los políticos ucranianos, si Kolesnichenko se hubiera limitado a su espontáneo y madrugador ataque verbal contra Pinizhanina. Pero eligió continuar en el campo de batalla en línea, a través de su blog en Ukrainska Pravda.

Captura de pantalla del post de Vadym Kolesnichenko del 2 de marzo. (Global Voices)

En un extenso post, que apareció unas 12 horas después del incidente en el aeropuerto, Kolesnichenko escribió que esta fue la primera vez desde 2006, cuando fue elegido para el Parlamento, que le pidieron su pasaporte en el registro de un vuelo nacional. Explicó que había adquirido su billete en clase económica, gratis, usando su identificación como parlamentario, procedimiento de rutina para los legisladores ucranianos, y que al comienzo pensó que el pedido de Pinizhanina era una broma -sobre todo porque el fiscal de Crimea, Vyacheslav Pavlov, no tuvo problemas en registrarse para el mismo vuelo con su identificación del trabajo, justo adelante de Kolesnichenko-.

En su blog, Kolesnichenko repitió su pronóstico sobre el posible futuro trabajo de Pinizhanina como barredora de la calle, pero explicó la acción legal que tenía intención de iniciar contra ella, y sostuvo que había cometido una ofensa criminal definida en el artículo 351 del Código Penal de Ucrania (“Interferencia con la actividad de un diputado nacional de Ucrania o un diputado de una municipalidad local”).

La reacción de la comunidad en línea fue rápida.

Se formó un grupo de Facebook para llamar la atención hacia el caso de Pinizhanina y evitar que Kolesnichenko consiguiera despedir a esta diligente trabajadora de aerolínea.

La periodista Olga Chervakova escribió:

Recordatorio: con la finalidad de que esta persona [Kolesnichenko] tuviera trabajo, nosotros votamos por él. Y para que reciba su remuneración, pagamos impuestos.

La usuaria Anna Oshchypok escribió:

[…] Este caso muestra que esta figura pública -un parlamentario y apenas un ser humano- ¡carece completamente de cultura! ¿Quién elige a esta gente? Resulta que la mayoría de ucranianos. ¡¡Ojalá que a la larga maduremos lo suficiente como para ser más reflexivos al votar!!

Por su parte, la usuaria Tanya Husack expresó:

[…] ¡¡¡¡Un parlamentario ucraniano que se ATREVIÓ A AMENAZAR A UNA CIUDADANA UCRANIANA!!!!…. DEBE ser penalmente responsable.

El usuario wetally de LiveJournal apareció con algunas ideas sobre cómo demandar a Kolesnichenko: según él, el artículo 27.4 del Código Penal (“El incitador es una persona que ha inducido a cualquier otro cómplice a una ofensa criminal, por medio de persuasión, soborno, amenaza, coerción u otro”), el artículo 365 (“Exceso de autoridad o poderes oficiales”) y el artículo 383 (“Mal reporte intencional de una ofensa criminal”) podrían ser útiles -pero por supuesto, solamente después de que Kolesnichenko sea despojado de su inmunidad parlamentaria.

Captura de pantalla de la información de la propiedad de Air Onix de la Comisión Nacional del Mercado de Títulos y Acciones, publicado por Serhiy Leshchenko en su blog. (Global Voices)

En su post, que se ha compartido cerca de 1,200 veces solamente en Facebook, Kolesnichenko también concluyó que el incidente en el aeropuerto debe haber sido parte de una “provocación” política realizada “por orden directa de la gerencia de la aerolínea u otros funcionarios que se oponen al Partido de la Regiones”. Serhiy Leshchenko, periodista de Ukrainska Pravda, respondió rápidamente a esta afirmación en su blog, y publicó documentos y enlaces que muestran que Air Onix en realidad pertenece a una empresa austriaca, supuestamente propiedad de familiares del líder del Partido de las Regiones, el parlamentario Mykola Azarov.

Comentando sobre la relación entre el episodio con Kolesnichenko y el desastroso estado de la infraestructura en Ucrania, el periodista Andrey Chernikov describió lo que ocurre cuando el claustrofóbico, aunque cómodo, pequeño planeta de los políticos ucranianos cruza la órbita del planeta en el que viven los ucranianos comunes y corrientes:

[…] [la actual éiite gobernante] ha empezado a devorarse. […] 99.9% de las carreteras está en ruinas, hay basura en ciudades y pueblos, -y todo esto rodea las mansiones de personas en el poder también-. Es bien sabido que al ubicuo hedor le importan un bledo las cercas de cinco metros y 50 guardaespaldas. […] La paradoja es que esto no les molesta, aunque debería molestarles.

[…] Ni la éiite gobernante ni los oligarcas pueden ya disfrutar de los resultados de su trabajo, aunque [paguen por eso]. La próxima vez que un funcionario tenga ganas de quejarse sobre una falta de electricidad en su casa, hay 100% de posibilidades de que deba derramar toda su ira contra su compañero de partido que tiene [un suministro local de energía]. O si un gran productor de chocolates ya no puede repartir sus productos en todo el país porque las carreteras están en ruinas y los vehículos costosos se están malogrando en masa – sería algo tonto quejarse ante el parlamentario, porque el parlamentario dice que cerca del 100% de las carreteras ya han sido reparadas, y pedirle que repare una carretera es un voto de desconfianza y más como un suicidio. […]

La imagen general es así: los propietarios y consumidores de todo lo que existe en el país son un grupo de personas que se llaman el poder y los amos de la vida, y como no pueden presentar quejas unos con otros por bienes y servicios de baja calidad, se ven obligados a hacer uso calladamente de cualquier cosa que esté disponible. Y si el partido les dice que lo hagan, estarán saboreando el hedor que ha llenado el aire del país.

En cuanto a Kolesnichenko y su cruzada contra la trabajadora de Air Onix que solamente estaba haciendo su trabajo, el martes 5 de marzo la policía dijo que no parecía haber razones para iniciar un caso penal contra Pinizhanina. El miércoles 6 de marzo, Kolesnichenko ya estaba ocupado con otra cosa: estaba haciendo titulares por su baja opinión del himno ucraniano, al que no considera suficientemente inspirador.

Fuente: Video: Legislador ucraniano regaña a trabajadora de aerolínea

AutorVeronica Khokhlova | TraductoraGabriela Garcia Calderon Orbe

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>