Luego de un intenso tratamiento en Alemania, a donde Belmina fue transferida después de que finalmente recibiera su pasaporte, sus padres y doctores tomaron la difícil decisión de retirarle las máquinas que la mantenían con vida. El tratamiento que Belmina necesitó casi inmediatamente después de nacer con una seria enfermedad inmune no estaba disponible en Bosnia, y la bebé no pudo obtener un pasaporte debido a que el gobierno bosnio no pudo aprobar una nueva ley sobre números de identificación (JMBG, que significa Número Único de Ciudadano) después de que venciera la ley antigua en febrero de 2013.

En junio, tal y como informó Global Voices, miles de personas marcharon frente al edificio del Parlamento en Sarajevo, pidiendo que a los niños nacidos después de febrero de 2013, sobre todos los que tuvieran necesidad de viajar al extranjero para recibir tratamiento médico, se les emitiera el Número Único de Ciudadano de inmediato para que pudieran solicitar los documentos necesarios para viajar y recibir atención médica necesaria. El movimiento fue llamado la “Bebelución” en referencia a Belmina.

Aunque en un principio se informó el 18 de julio que el Parlamento de Bosnia-Herzegovina aprobó una ley temporal sobre el Número Único de Ciudadano durante una sesión de emergencia, algunos parlamentarios impidieron que la nueva ley fuera aprobada. Al Jazeera Balcanes informó [ba] el 23 de julio que Halid Genjac del Partido Acción Democrática (SDA) había “solicitado protección de intereses nacionales vitales”, y citó irregularidades de procedimiento en el proceso de llevar las nuevas propuesta de ley para votación:

Ahora los artículos cuestionables van a ir a la Corte Constitucional de Bosnia-Herzegovina, que inspeccionará si hubo muchas irregularidades de procedimiento y si se ha perjudicado el interés de los bosnios. […]

Si la Corte decide lo contrario, los votos de la mayoría gobernante en ambas cámaras del Parlamento bastarán para aprobar las leyes.

La siguiente sesión de la Corte Constitucional está programada para el 30 de setiembre, pero no está claro si este asunto estará entre los que se verán.

Mientras tanto, los participantes de las protestas #JMBG fueron llevados a interrogatorios de la policía a fines de julio.

Las redes sociales están llenas [en, ba] de críticas del gobierno bosnio y de notas de condolencia de toda la región con respecto a la muerte de la bebé. Muchos, como la tuitera Arnesa [en] de Bosnia, simplemente lamentan [en] la muerte de otro niño así como promete recordar a Belmina:

 

La pequeña Belmina que fue la razón de las protestas #JMBG en Bosnia ha fallecido. 🙁 Muy triste noticia. Que su alma descanse en paz.

La aún activa página de fans de Facebook de los manifestantes #JMBG anunciaron a mediados de octubre que se tomó la decisión de retirarle las máquinas que mantenían con vida a la pequeña Belmina. La página también anunció que los padres de Belmina no podrían cubrir los costos de trasladar los restos de Belmina de vuelta a Sarajevo y han pedido donaciones por la cantidad total de 2,500 euros (aproximadamente 3,500 dólares estadounidenses).

Fuente: Murió la bebé que encendió la ‘Bebelución’ en Bosnia

Autora: Danica Radisic

Traductora: Gabriela Garcia Calderon Orbe

Publicado por Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.