Arrow

Recortes y multilingüismo


0
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 5 de junio de 2014 a las 8:54 | Clasificado en Europa

Con 24 lenguas oficiales y tres alfabetos (latino, griego y cirílico), la Eurocámara también se ha visto obligada a recortar el gasto en traducción e interpretación sin poner en riesgo el derecho al multilingüismo que defiende en su reglamento.

Daniel Cohn-Bendit, exeurodiputado (Fuente: Wikipedia)
Daniel Cohn-Bendit, exeurodiputado (Fuente: Wikipedia)

Mientras que la Comisión Europea cuenta con tres lenguas de trabajo (inglés, francés y alemán), en el Parlamento Europeo se utilizan nada menos que 24 lenguas oficiales: alemán, búlgaro, checo, danés, alemán, inglés, estonio, finlandés, francés, griego, húngaro, italiano, letón, lituano, maltés, polaco, portugués, rumano, eslovaco, esloveno, español y sueco, más las dos últimas en incorporarse, que fueron el irlandés y el croata.

Si bien el multilingüismo es un derecho, con 24 lenguas las posibilidades combinatorias se disparan hasta superar las 500, pero esas combinaciones se han ido reduciendo de forma natural ya que, por un lado, no siempre es posible traducir directamente del idioma original y, por el otro, el inglés es indiscutiblemente el idioma más hablado en los debates, como demuestra este gráfico publicado en The Guardian con datos procedentes del Parlamento Europeo sobre los seis idiomas más hablados por tiempo en las sesiones plenarias con el inglés a la cabeza

La traducción de las actas literales

Los servicios lingüísticos del Parlamento Europeo se rigen por el denominado “multilingüismo integral controlado”, que permite respetar el derecho de los eurodiputados a utilizar la lengua oficial de su elección conforme al reglamento de la institución, pero atendiendo a las necesidades reales de los usuarios. No en vano el Parlamento Europeo afirma en su “Código de conducta del multilingüismo” de noviembre de 2008 que el multilingüismo “es una condición sine qua non para la institución y sus diputados” pero reconoce, al mismo tiempo, “el elevado coste de mantener un servicio de traducción e interpretación de esta índole”.

Hasta hace tres años, los ciudadanos europeos podíamos consultar la traducción íntegra a todos los idiomas oficiales de las actas literales de las sesiones plenarias (que se conocen también por su nombre en francés, “compte rendu in extenso” o “CRE”, o por su nombre en inglés, “verbatim report of proceedings”). Estas son accesibles desde la página “Registro de documentos” de la web del Parlamento Europeo (Documentos relativos a la actividad parlamentaria > Documentos de la sesión plenaria > Acta literal de las sesiones).

El proceso de traducción era el siguiente: pasado el tiempo durante el cual los ponentes pueden pedir enmiendas a la transcripción de sus intervenciones, los archivos que contienen el texto definitivo se mandaban a traducir. Normalmente la traducción de estos documentos se externalizaba a empresas de servicios lingüísticos capaces de montar equipos de traducción y gestión de los miles de palabras que se generan en los debates. Todas las intervenciones en idiomas distintos del inglés se traducían primero a un idioma “pivote”, normalmente el inglés, a partir del cual luego se traducían al resto de lenguas oficiales.

Grabación audiovisual: ahorro e inmediatez

Según datos oficiales del 2005, el coste de las actividades de traducción e interpretación de todas las instituciones de la UE representa el 1% del total comunitario y un tercio del gasto total de la Eurocámara. Así que con la adhesión de nuevos países y la incorporación de nuevas lenguas se ha ido imponiendo un enfoque cada vez más pragmático. Tras varios debates sobre la necesidad de contención en el gasto en traducción, varios diputados plantearon la posibilidad de dejar de ofrecer la traducción íntegra de las actas literales a todas las lenguas oficiales y ofrecer en su lugar vídeos de las intervenciones de los oradores con la banda sonora de los intérpretes de cabina; es decir, con la interpretación simultánea a los idiomas oficiales.

La ventaja no solo reside en la evidente reducción del coste sino también en la rapidez con la que los vídeos están disponibles para los ciudadanos, ya que antes era necesario esperar como mínimo un mes para tener las actas traducidas.

Así, el reglamento del Parlamento Europeo (7ª legislatura, marzo 2014) se modificó para introducir las siguientes novedades:

Artículo 181: Acta literal

1.    Se levantará acta literal de los debates de cada sesión en forma de documento multilingüe en el que figurarán todas las intervenciones orales en su lengua original
(…)
4.    A solicitud de un diputado se traducirá a cualquiera de las lenguas oficiales un extracto del acta literal. En caso necesario, la traducción se facilitará en un plazo breve.

Artículo 182: Grabación audiovisual de los debates

1.    Los debates del Parlamento se transmitirán en directo en su página web en las lenguas en las que se desarrollen, así como la banda sonora multilingüe de todas las cabinas de interpretación activas.
2.    Inmediatamente después de la sesión, se producirá y se pondrá a disposición del público en la página web del Parlamento durante la legislatura en curso y la legislatura siguiente una grabación audiovisual indexada de los debates en las lenguas en las que se hayan desarrollado, así como la banda sonora de todas las cabinas de interpretación activas, que posteriormente se conservará en los archivos del Parlamento. La grabación audiovisual ofrecerá un enlace al acta literal multilingüe de los debates tan pronto como esté disponible.

Las últimas traducciones íntegras de las actas literales definitivas son de 2011, pero la web del Parlamento Europeo continúa ofreciendo la versión multilingüe en la sección 1.2.3.2 – Acta literal – Edición revisada. Ahora, pues, los ciudadanos podemos visualizar los vídeos de las intervenciones en esta página web, que permite hacer búsquedas por fecha, orador, órgano o palabra clave.

Los que piensen que estas sesiones son soporíferas no pueden perderse las intervenciones de Daniel Cohn-Bendit (“Dany el rojo”), exdiputado europeo por Grupo de los Verdes/ALE famoso por sus airadas defensas de los valores ecológicos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>