Arrow

U-multirank, ranking a medida


0
F. Navarro Sordo

Surgido de la escuela de cafebabel.com, de donde fui jefe de las secciones Internacional, Política europea, Economía y EUdebate2009.eu, soy un periodista bilingüe especializado en asuntos europeos. He colaborado también con medios como Slate.fr, MyEurop.info o France24TV. Soy cofundador del blog Europa451. En la actualidad trabajo como relaciones públicas en Bruselas.


Escrito el 1 de febrero de 2013 a las 8:51 | Clasificado en Europa

La UE llevaba años amenazando con crear una clasificación de universidades que le hiciera la competencia a las ya clásicas de QS o de The Times Higher Education. ¡Ya llega, ya está aquí!

U-multirank, será el ránking de la Unión Europea (fuente: OTRIUS / Flickr).
U-multirank, será el ránking de la Unión Europea (fuente: OTRIUS / Flickr).

Harta y probablemente acomplejada por tener que soportar que los rankings mundiales de universidades nunca incluyan centros europeos entre sus cien mejores –quitando a las británicas Cambridge y Oxford-, la Unión Eurioea se ha puesto manos a la obra para elaborar el suyo propio. Al presentar el 30 de enero los secretos de elaboración de la nueva lista, Androulla Vassiliou, algo así como la ministra de Educación y Cultura de la UE, sintetizaba con no poca ironía el reto de los europeos en este campo, entre orgullo y chamusquinas: “Europa inventó la universidad, pero debe poner atención en no dormirse en los laureles”.

La clasificación alternativa estará lista a principios de 2014 y se espera que en su competición participen más de 500 universidades del mundo entero. Para justificar esta tercera lista en discordia la Unión apela a “una superación de los enfoques tradicionales de la clasificación del rendimiento de las universidades, que se centraban de forma desproporcionada en la excelencia de la investigación”.

Una lanza a favor de la iniciativa

Estableciendo un paralelismo justificado, hace algo más de un par de décadas, muchos colectivos del globo se quejaban de que la riqueza comparativa entre países se midiera sólo en términos de Producto Interior Bruto, sin más mediciones que afinaran y atinaran con el verdadero reparto de la riqueza. Por eso, desde que la ONU ha ido enriqueciendo su IDH, es decir su Índice de Desarrollo Humano, con más factores de medición, la comparativa es más realista e interesante. No en vano, además de interesarse por el PIB, la ONU se interesa en su índice por la esperanza de vida, los años de escolarización o la tasa de alfabetización.

Bien, pues lo que quiere Vassiliou es algo parecido para medir el verdadero quilate de las universidades del mundo y abolir la competencia desleal que suponen las mediciones actuales. Hasta hoy sólo se concentraban en el prestigio de sus programas de investigación. Pero ahora se valorará a las universidades con arreglo a una amplia serie de factores, distribuidos en cinco áreas: prestigio de la investigación, calidad de la enseñanza y el aprendizaje, orientación internacional, logros en la transferencia de conocimientos (como asociaciones con empresas, incluidas las emergentes) y contribución al crecimiento regional.

U-multirank es la nueva consigna

Este ‘palabro’ dará nombre a la clasificación elaborada por la Unión Europea. No sólo medirá el rendimiento matizado de las universidades del mundo, sino que las clasificará en cuatro áreas específicas: los estudios empresariales, la ingeniería mecánica, la ingeniería eléctrica y la física. No se asusten, con los años, irá incorporando más grupos, para no dejar en el limbo a las materias menos científico-técnicas.

Deberá elaborar la clasificación un consorcio independiente, eso sí, dirigido por el Centro de Enseñanza Superior (CHE) en Alemania y el Centro de Estudios Políticos de Enseñanza Superior (CHEPS) en los Países Bajos. Colaborarán con ellos el Centro de Estudios de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Leiden (CWTS), los profesionales de la información de ‘Elsevier’ (un diario holandés), la Fundación Bertelsmann y la empresa de programación Folge 3. A ver si no nos encontramos al final con que las mejores universidades están casualmente en Alemania y Holanda y no convertimos el invento en otra herramienta más al servicio de la prostitución lobística.

Sus promotores aseguran que será “imparcial” y muy completa. Basada en criterios y datos mensurables. Cualquier universidad o escuela superior podrá conocer opiniones sobre su rendimiento. Los usuarios también podrán obtener una “clasificación” personalizada que refleje sus necesidades concretas, lo que les permitirá obtener información sobre los centros o las disciplinas que más les interesen y ponderar los criterios en función de sus preferencias.

La idea surgió en 2008, en el seno del Gobierno francés, nada acomplejado a la hora de manifestar sus complejos. Entonces, Nicolas Sarkozy manifestó que no se creía eso de que siempre las universidades norteamericanas y japonesas fueran las mejores. Aunque la iniciativa recibirá un impulso financiero eminentemente público, se espera que a partir de 2015, sea el consorcio privado quien la mantenga con fondos privados.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>