Arrow

2014: año nuevo, caras viejas


0
Carmen Beatriz Fernández

Venezolana, urbanista (USB) con máster en Administración de Empresas (IESA) y en Campañas Electorales (University of Florida). Desde 1997 dirige DataStrategia y coordina el portal político iberoamericano e-lecciones.net


Escrito el 13 de enero de 2014 a las 11:12 | Clasificado en Latinoamérica

Con tres presidentes que probablemente sean reelectos, dos expresidentes que podrían volver al poder y dos candidatos oficialistas con buenas posibilidades de ganar sus contiendas, las fuerzas electorales parecen jugar a favor de la continuidad este año en el continente.

Reunión de Mercosur (Fuente: Presidencia de Uruguay)
Reunión de Mercosur (Fuente: Presidencia de Uruguay)

Cerca de 40 elecciones presidenciales se celebrarán en el mundo durante este nuevo año 2004 y en ellas está convocada a participar nada menos que el 42% de la población mundial. La cuenta la saca @electionista y calcula igualmente que en estos 40 países convocados a elecciones se concentra más del 50% del PIB global, todo lo cual hace al nuevo año electoralmente relevante.

En nuestro pedacito del mundo se conducirán siete elecciones presidenciales. En Latinoamérica habrá elecciones en Costa Rica, El Salvador, Panamá, Colombia, Bolivia, Brasil y Uruguay, por orden de aparición. En tres de ellas los presidentes en ejercicio aspirarán a reelegirse (Colombia, Brasil y Boliva), mientras que en otras dos (El Salvador y Uruguay) quieren volver al poder dos expresidentes. Los presidentes parten con ventaja. La historia reciente ha evidenciado que en América Latina es muy dificil ganarle a un presidente que va a la reelección porque suele existir abuso del control institucional, y muy poco control en el gasto público que suele orquestarse a los objetivos del candidato oficialista.

Las contiendas empezarán por Centroamérica, con El Salvador y Costa Rica convocadas a las urnas electorales el próximo domingo 2 de Febrero, y luego Panamá el 4 de Mayo.

En El Salvador los viejos enemigos, herederos de la Guerra Civil, Arena y el Frente Martí de Liberación Nacional se enfrentan cara a cara, con un nuevo invitado a la contienda: el Partido Unidad, sello con el que aspira a ser nuevamente electo el expresidente Tony Saca. La fuerte polarización entre Arena y el Frente podría haberse reducido con el crecimiento en los últimos meses de Saca. Cada partido cuenta con casi una tercera parte de las preferencias del electorado, por lo que es posible que se celebre una segunda vuelta electoral. Una encuesta reciente de Data Research le asignaba preferencias electorales al FMLN de 30.4%, a la UNIDAD del 26.7% y al histórico ARENA del 25.3%. Demasiado  bien repartidos los tres bloques electorales como para que sean fáciles las predicciones, pero sí hay una predicción no tan difícil: pareciera obligada la segunda vuelta del día 9 de Marzo, con lo cual lo más importante es conocer cuáles actores pasan a la segunda. De llegar la Unidad a la segunda vuelta pareciera claro que se impondría ante cualquiera de los dos adversarios. Las rivalidades históricas entre Arena y el Frente son tan Importantes que Saca capitalizaría fácilmente el voto del partido excluido, en cualquiera de los dos escenarios. La misma encuesta de Data Research dibuja los tres escenarios: si van los adversarios históricos el resultado podría darle la victoria al Frente, con FMLN 41% vs ARENA 33.8%; pero si la Unidad pasa a la segunda vuelta ganaría tanto contra el Frente como contra Arena. UNIDAD 33% vs ARENA 28.4%; o alternativamente UNIDAD 37.4% vs FMLN 32.4%.

Tambien en Costa Rica podría ocurrir una segunda vuelta, con tres candidatos relativamente fuertes y, con ello, la posibilidad de una nueva elección el venidero mes de Abril. Una encuesta de Cid–Gallup mantiene al socialdemócrata Johnny Araya en el primer lugar de la intención de votos. Con un 29% de indecisos Araya, de Liberación Nacional  mantiene el primer lugar entre los decididos a votar con 37%, mientras que en el segundo está José María Villalta del Frente Amplio con 32%. Más lejos, en tercer lugar, aparece Otto Guevara del Movimiento Libertario con 15% de intención de voto. Por su parte Luis Guillermo Solís del PAC y Rodolfo Piza del PUSC, parecieran candidatos minoritarios con 9% y 6% respectivamente, intención de voto que podría disminuir a favor de las opciones con mayores posibilidades en la búsqueda final del “voto útil” que suele hacer el elector.

Sigue Panamá el 4 de mayo donde aparecen en los barómetros de opinión otros tres candidatos con posibilidades electorales: el oficialista José Domingo Arias, miembro del gabinete del presidente Martinelli, el alcalde de la Ciudad de Panamá Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, quien tras ser Vicepresidente del gobierno de Martinelli rompió la alianza haciéndose opositor hace un par de años. De alguna manera los tres candidatos ofrecen continuidad, cosa previsible en un país que vive con mucha ilusión un gran “boom”.

El 25 de mayo serán las presidenciales de Colombia y por lo pronto el presidente Juan Manuel Santos parece estar corriendo solo en la elección. Según una encuesta del CNC si las elecciones fueran hoy Santos obtendría el 46% de los votos, y en la acera de enfrente por ahora sólo se asoma el senador Óscar Iván Zuluaga con 12% de intención de voto, y contando con el apoyo del expresidente Álvaro Uribe . El camino parece estar despejado para la reelección de Santos, en una región donde ser oficialista viene siendo la fuerza electoral más poderosa. No está todo escrito, sin embargo, Santos no es un presidente demasiado popular y cuatro meses dan tiempo para alguna sorpresa.

En octubre serán las tres elecciones restantes: el 5 en Bolivia y Brasil, y el 26 en Uruguay.  Tanto Evo como Dilma tienen claras posibilidades de ser reelectos, pese a que ambos países dan claras muestras de escalada de la conflictividad social. Evo Morales mantiene un sólido apoyo, que de manera consistente ha superado el 50% en los ultimos años y, sobre todo cuenta a su favor con la gran fragmentación de la oposición boliviana, que no ha logrado unificar objetivos ni hacer un frente común de acción política coordinada.

Dilma sigue teniendo relativa fortaleza, pero tiene que convencer a su electorado de que puede volver a creer.

Dilma Rouseff no está tan cómoda como lo estuvo hace apenas unos meses. Los disturbios del pasado Junio hicieron añicos esos sólidos niveles de popularidad que había mantenido durante todo su gobierno. En sólo un par de semanas Dilma perdió 27 puntos de apoyo, y lo que es quizás peor: convenció a buena parte de su electorado de que el cacareado milagro brasileño era sólo una ilusión. Sin embargo se ha venido recuperando desde entonces, y es la clara favorita sobre sus dos más cercanos ontendores:  la ecologista Marina Silva y el  exgobernador de Minas Gerais Aecio Neves.

Uruguay cierra el ciclo electoral de la Región, con un expresidente oficialista Tabaré Vasquez partiendo como favorito a sus 73 años.

No soplan precisamente vientos de cambio. Con tres presidentes que probablemente sean reelectos, dos expresidentes que podrían volver al poder y dos candidatos oficialistas con buenas posibilidades de ganar sus contiendas, las fuerzas electorales parecen jugar a favor de la continuidad este año en el continente.

 

 

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>