Arrow

El exguerrillero y el Pontífice


0
Pablo Manuel Méndez

Periodista uruguayo. Escribo en Montevideo Portal y Revista Martes . Escribí en Alto Voltaje, Semanario Rumbosur, Crítica de la Argentina y publiqué las investigaciones periodísticas 'Temprana impostura' (2007) y 'En cuanto venga Julio' (2012), ambas de editorial Fin de Siglo.


Escrito el 2 de junio de 2013 a las 12:16 | Clasificado en Colombia, Latinoamérica, Religión, Uruguay

El presidente uruguayo José Mujica se reunió con el Papa Francisco para pedirle colaboración de la Iglesia Católica en el conflicto armado en Colombia, uno de los principales focos de violencia del continente.

Foto: Presidencia de la República.
Foto: Presidencia de la República.

El presidente uruguayo José Mujica se reunió este sábado con el Papa Francisco en una audiencia privada que duró unos 45 minutos. Francisco agradeció a Mujica la visita y dijo estar “muy contento de haberse reunido con un hombre sabio”.

Mujica le obsequió al Papa con tres estatuillas de gauchos, un libro de Alver Metalli (‘La América Latina en el siglo XXI’) y un libro de Alberto Methol Ferré, un amigo que tienen en común. Francisco le regaló a Mujica una copia del documento con las conclusiones de la Asamblea de Obispos Latinoamericanos de Aparecida.

Pero más allá de los regalos, hubo contenido político en el encuentro. Mujica habló con el Papa sobre la situación en Colombia y la posibilidad de que el Vaticano colabore para un acuerdo de paz definitivo en el país caribeño. También se habló sobre la situación sociopolítica en el continente americano y el papel que Uruguay pude jugar a favor de la paz y la unidad de las naciones.

La Santa Sede mandó un comunicado al respecto tras el encuentro:

“Los cordiales coloquios han permitido un intercambio de informaciones y de reflexiones sobre la situación sociopolítica del país y su papel en la región. En tal perspectiva, se han afrontado temas de interés común, como el desarrollo integral de la persona, el respeto de los Derechos Humanos, la Justicia y la paz social (…) En la conversación no ha faltado la constatación de la contribución hecha por la Iglesia Católica en el debate público sobre esas cuestiones, así como en la paz internacional, como también su servicio a toda la sociedad, especialmente en el ámbito asistencial y educativo”

Al salir, Mujica comentó que le había transmitido al Pontífice algunas preocupaciones que afectan a la región, señalando que en el proceso de negociaciones que está llevando adelante Colombia la Iglesia Católica puede colaborar mucho por el peso que tiene la institución en esa zona de Sudamérica.  En ese sentido Mujica dijo que para la región la paz en Colombia “tiene una importancia trascendente”

”Hay que ponerle calor militante, de compromiso. Yo le pido a esta Iglesia, y a todas, que traten de echar una mano militante, no solo en cuestión de recursos económicos, que no se arregla solo con recursos económicos. Hay que poner otros tipos de recursos”.

“Es un Papa singular para los que somos del Río de La Plata. Es como hablar con un amigo del barrio. Es un Papa que yo creo que, si lo dejan, se va a poner a hacer una revolución en el seno de la Iglesia, hacia la sencillez”.

Sin ser creyente, Mujica manifestó su amplia admiración por la Iglesia Católica “con todas sus contradicciones” y agregó que existe una “plebe de curas revolucionarios”.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>