Arrow

Fin a la tensión diplomática


0
Pablo Manuel Méndez

Periodista uruguayo. Escribo en Montevideo Portal y Revista Martes . Escribí en Alto Voltaje, Semanario Rumbosur, Crítica de la Argentina y publiqué las investigaciones periodísticas 'Temprana impostura' (2007) y 'En cuanto venga Julio' (2012), ambas de editorial Fin de Siglo.


Escrito el 2 de septiembre de 2013 a las 1:21 | Clasificado en Brasil, Latinoamérica

El Comité Nacional para los Refugiados del gobierno brasileño definirá la situación del senador opositor boliviano Roger Pinto, quien ingresó ilegalmente al país provocando la destitución del canciller brasileño Antonio Patriota. El presidente boliviano Evo Morales pidió la captura internacional del legislador.

Roberto Stuckert Filho/PR Presidencia de Brasil.
Roberto Stuckert Filho/PR Presidencia de Brasil.

La suerte del senador boliviano Roger Pinto quedó en manos del Comité Nacional para los Refugiados de Brasil, según informó al presidente Evo Morales su par brasileña Dilma Rousseff. Los presidentes se reunieron en privado en Surinam, donde se celebró la VII Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas, para zanjar una crisis diplomática en ciernes.

La cita rebajó la intensidad de la crisis que provocó la destitución del canciller brasileño, Antonio Patriota, que fue enviado a representar a Brasil ante las Naciones Unidas después de la espectacular salida  de La Paz del senador Roger Pinto, acusado de corrupción por el Gobierno de Evo Morales, para ingresar a territorio brasileño con la ayuda de algunos trabajadores de la embajada.

Así, el nuevo canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiro, comenzó su actividad destituyendo al embajador brasileño en Bolivia, Marcel Biato, y el encargado de negocios, Eduardo Saboia quien admitió haber colaborado en los hechos.

Roger Pinto había pedido refugio  en la embajada de Brasil en mayo de 2012. Según la versión del legislador, le entregó a Morales pruebas de que varios funcionarios de su gobierno estaban involucrados en operaciones de narcotráfico y eso lo convirtió en un perseguido político.

El gobierno de Brasil  otorgó el asilo diplomático al legislador boliviano, pero el gobierno de Morales no otorgó el salvoconducto necesario para que Pinto pudiera concretar su salida hacia Brasil. Tras permanecer 455 días en la Embajada de Brasil en Bolivia, el senador Pinto decidió salir ilegalmente de Bolivia y lo consiguió con la colaboración de los empleados de la Embajada, que dispusieron un vehículo y custodia del gobierno para ser escoltado hasta la frontera.

Ya en territorio brasileño, el presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado brasileño, Ricardo Ferraço, dispuso de su avión privado para que Pinto llegara a Brasilia y consideró el hecho como “un gesto de solidaridad humana”.

Ante la situación, el fiscal general de Bolivia, Roberto Ramírez, pidió una orden de captura internacional contra Roger con máxima alerta señalando que el senador está siendo investigado por la justicia boliviana por actos de corrupción por un monto de 2,5 millones de dólares.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>