Arrow

Paraguay elige presidente


0
Pablo Manuel Méndez

Periodista uruguayo. Escribo en Montevideo Portal y Revista Martes . Escribí en Alto Voltaje, Semanario Rumbosur, Crítica de la Argentina y publiqué las investigaciones periodísticas 'Temprana impostura' (2007) y 'En cuanto venga Julio' (2012), ambas de editorial Fin de Siglo.


Escrito el 21 de abril de 2013 a las 9:02 | Clasificado en Latinoamérica

Tras la polémica destitución del expresidente Lugo, Paraguay busca en el pasado a un nuevo líder. Según los sondeos el Partido Colorado, que secundó la dictadura de casi medio siglo, volverá al poder.

Candidato Efraín Alegre en campaña. Foto: Facebook Efraín Alegre.
Candidato Efraín Alegre en campaña. Foto: Facebook Efraín Alegre.

Más de tres millones y medio de paraguayos elegirán este domingo al sucesor del presidente Federico Franco, quien llegó al poder en junio de 2012 luego del juicio político que destituyó al presidente Fernando Lugo. Con el proceso se terminará un mandato marcado por el polémico proceso, que conllevó además la exclusión del país del Mercosur.

Según todas las encuestas el ganador será Horacio Cartes, perteneciente al Partido Colorado, que gobernó el país entre 1947 y 2008. Cartes tiene una intención de voto que varía entre el 36 y el 38%, seguido por Efraín Alegre, perteneciente al Partido Liberal, con entre un 24 y un 31%, de la intención de voto.

Además del presidente y su vicepresidente, se elige la integración del Senado (de 45 miembros) de la Cámara de Diputados (de 80 legisladores), 17 gobernadores de las juntas departamentales y 18 integrantes del Parlamento del Mercosur.

Las mesas de votación estarán abiertas entre las siete de la mañana y las cuatro de la tarde hora local. Además, esta será la primera vez que podrán votar los casi 22.000 paraguayos residentes en el exterior del país, principalmente radicados en Estados Unidos, Argentina y España.

Cómo se llega a estas elecciones

El 20 de abril de 2008 los paraguayos eligieron al obispo Fernando Lugo como el nuevo presidente del país sudamericano, terminando con una etapa de 61 años de gobierno del Partido Colorado, incluyendo la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), vinculado a esa colectividad política.

La clave de aquella victoria fue la alianza en la década de los ’50 entre el Partido Liberal Radical Auténtico, formado por hacendados liberales,  y varios partidos de izquierda, entre los que se encontraba el Frente Guasú, liderado por el exobispo Fernando Lugo, de reconocido carisma entre las clases populares.

Así se conformó la Alianza Patriótica para el Cambio con Fernando Lugo a la presidencia y el líder del PLRA, Federico Franco, en la vicepresidencia, obteniendo el 40,8% de los votos contra la representante del Partido Colorado, Blanca Ovelar, que alcanzó el 30,7% de los votos.

Pero el afecto de la alianza electoral duró poco: antes de asumir el cargo, el vicepresidente electo Federico Franco ya marcaba sus discrepancias con su compañero de fórmula, particularmente en lo que hace a la actuación del Poder Ejecutivo frente a las ocupaciones de tierra y el respeto por la propiedad privada.

Además de que las diferencias se hicieron cada vez más notorias y se extendieron a los diferentes ámbitos del ejercicio de gobierno, el presidente Lugo no logró desarrollar un aparato político que lo respaldara, quedando debilitado ante cualquier investida liberal a la interna del gobierno.

La destitución de Fernando Lugo y la crisis regional

La crisis política interna en el país estalló en junio de 2012 a raíz de una intervención de la policía paraguaya en la finca Campos Morombi de la localidad de Curuguaty, que estaba siendo ocupada por unos cien campesinos paraguayos. En el desalojo se registraron enfrentamientos armados, provocando la muerte de seis policías y once campesinos.

Los hechos, que desde el Frente Guasú fueron calificados como una trampa contra el presidente Lugo, desencadenaron un llamado a juicio político al presidente, previsto en la Constitución paraguaya. Lugo fue destituido el 22 de junio de 2012 con los votos del Partido Liberal, el Partido Colorado y otros grupos como la UNACE, liderada por el expresidente Lino Oviedo, recientemente fallecido.

Tras la destitución de Fernando Lugo, asumió su vicepresidente Federico Franco, quien gobernará el país hasta mediados de agosto cuando asuma el vencedor de las elecciones de este domingo.

La destitución de Lugo fue considerada por los países del Mercosur como “legal pero no legítima” y en la Cumbre del bloque regional, realizada en la ciudad argentina de Mendoza a fines de junio, Paraguay fue suspendido del Mercosur y, de paso, se aprovechó la oportunidad para darle ingreso a Venezuela, cuyo ingreso estaba vetado por el Parlamento paraguayo.

Por eso una de las grandes incógnitas en la región es cuál será la actitud del gobierno paraguayo en materia de política exterior, dado que durante estos meses de Gobierno el Partido Liberal ha gobernado de espaldas a la región, sin el reconocimiento de sus vecinos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>