Arrow

Un pacto para México


1
Luis Miguel Santibáñez

Politólogo mexicano con formación variada en políticas públicas y campaña, ha ocupado cargos en los gobiernos estatal y municipal en Oaxaca. En la vertiente política ha trabajado en comunicación de campaña tanto con el PAN como con el PRI, los dos grandes partidos mexicanos.


Escrito el 3 de diciembre de 2012 a las 14:32 | Clasificado en México

Terminó la era de panismo en México. Después de 12 años de ausencia, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresó al Poder Ejecutivo en un marco de civilidad democrática. Creo que México promete buenas noticias. Confío en que todos asumamos nuestro papel.

Peña Nieto, durante su primer discurso ante las Fuerzas Armadas (fuente: presidencia.gob.mx).
Peña Nieto, durante su primer discurso ante las Fuerzas Armadas (fuente: presidencia.gob.mx).

A pesar de algunos intentos desestabilizadores por parte de algunos grupos radicales identificados con el excandidato Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto asumió este sábado el cargo de presidente de México para el periodo que concluirá el 30 de noviembre de 2018.

Es de reconocer la estatura política mostrada por los diputados y senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes se mostraron respetuosos de la solemnidad que representa el cambio de poderes. En este sentido, es visible la oportunidad histórica de establecer un gran pacto para México, más allá de apetitos de grupos e ideologías. En ese sentido, la agenda debería de darse en sentido positivo para varios temas de la agenda nacional: seguridad pública, reforma política, hacendaria, energética y de Seguridad Social.

Una nueva relación con los partidos políticos debe de marcar la pauta en el Gobierno de Peña Nieto. La Secretaría de Gobernación encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong debe ser garante de civilidad y diálogo con los actores políticos sin distinción. Es momento de escuchar e integrar a todos. Este nuevo gobierno deberá demostrar que el PRI se ha renovado. 80 años de gobierno generaron abusos y desgaste. Una parte importante de la población votó en contra del PRI en la elección de julio pasado. Lejos de verse como un rechazo al presidente Peña Nieto, se presenta la oportunidad estratégica para que este nuevo gobierno sea cuidadoso, incluyente, responsable y tolerante.

Déficit cero

En materia económica, el manejo de las finanzas públicas promete ya una visión de Estado. Se han dejado atrás esos gobiernos ‘priistas’ irresponsables en la administración del dinero. El presidente Peña recibe una hacienda ordenada y transparente, un banco central autónomo y con las mayores cifras en reservas internacionales.

Ante esta situación, Peña Nieto ha anunciado que en el próximo paquete fiscal su Gobierno propondrá déficit cero. Esta decisión evitará que México se endeude y que haya confianza en las inversiones.

Cuando hay orden en las finanzas públicas, aunado a una reforma laboral aceptable, es previsible un crecimiento en la economía mexicana superior al 4% en 2013.

Bases claras

El presidente Peña ha anunciado diversas acciones que podrían contribuir a acelerar el crecimiento del país y la generación de empleos. Se retomará la infraestructura ferroviaria y se invertirá en grandes obras en materia vial para las principales ciudades del país. Ha comprometido una nueva política para generar integración a los estados del sur con el resto. Propuso una reforma para mejorar la calidad de la educación, en donde las plazas de los maestros se otorguen en mérito a los conocimientos y desempeño y, de una vez, se eliminen las herencias de plazas.

Algunos puntos de la agenda social pueden parecer sin embargo cuestionables. El anuncio en fortalecer políticas asistencialistas parecen distar de las necesidades del país: estas políticas paliativas deben de ir acompañadas de una estrategia de crecimiento y desarrollo.

Las bases están claras, se ha dado muestra clara de disposición, tanto del nuevo gobierno como de la mayoría de los actores políticos. El Partido Acción Nacional (PAN) ha demostrado institucionalidad y se ha comprometido con ser una oposición responsable y constructiva. El PRD ha marcado una agenda con visión de izquierda, en un marco de respeto, civilidad y entendimiento. México promete buenas noticias si todos asumen su papel.

Los votantes dicen...
  1. […] México enfrenta una de las etapas más importantes de su historia moderna. Por primera vez en al menos 20 años, los partidos políticos y el gobierno federal tuvieron la capacidad de entablar un diálogo que generar la agenda más importante para el país, tal y como éste necesitaba. […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>