Arrow

Gobiernos ricos, pueblos pobres


0
Luis Miguel Santibáñez

Politólogo mexicano con formación variada en políticas públicas y campaña, ha ocupado cargos en los gobiernos estatal y municipal en Oaxaca. En la vertiente política ha trabajado en comunicación de campaña tanto con el PAN como con el PRI, los dos grandes partidos mexicanos.


Escrito el 3 de junio de 2013 a las 15:04 | Clasificado en México

Muchos lugares de Latinoamérica ofrecen poblaciones arruinadas y mandatarios enriquecidos a costa de los fondos públicos. Este es el caso del Estado mexicano de Tabasco y su exgobernador Andrés Granier.

Estado mexicano de Tabasco, arruinado por el desfalco de su exgobernador (Fuente: Google Maps)
Estado mexicano de Tabasco, arruinado por el desfalco de su exgobernador (Fuente: Google Maps)

Grandes carencias se ven en países de América Latina. Es común encontrarse con localidades en extrema pobreza, problemas de alimentación, ausencia de servicios públicos de calidad, empleos medianamente remunerados y un campo abandonado por los altos índices de migración. Poblaciones con escasas escuelas y con maestros que acuden tres días a la semana, sin accesos pavimentados y muchas veces incluso sin agua o energía eléctrica.

Esta es la realidad de muchas localidades en Latinoamérica, pero también es una realidad el despilfarro económico que muchos de sus gobernantes realizan, en todas las ocasiones en favor propio y no de sus gobernados.

México ha sido testigo de un caso bochornoso e indignante. El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, dejó en herencia al nuevo Gobierno local un estado quebrado y con adeudos superiores a su capacidad de pago. Con gastos por 6,287 millones de pesos (casi 397 millones de euros) el exgobernador Granier comprometió las finanzas públicas de su Estado por alrededor de 20 años. Y eso en el mejor de los casos, debido a que este lapso de tiempo podría incrementarse por decisiones de los Gobiernos en curso.

Pero eso no es todo. Apenas hace algunas semanas, el exgobernador presumía en una grabación difundida en todos los medios nacionales de propiedades en Miami, Cancún, el Distrito Federal y Villahermosa, además de un amplísimo guardarropa de mil camisas, 400 pares de zapatos, 300 trajes y 400 pantalones. Días después el exmandatario, de quien se desconoce su paradero, ofrecía disculpas por las desafortunadas declaraciones que, según él, había hecho en estado de ebriedad.

Otro caso más vinculado a Granier, algo más reciente, es el de la aparición de 88,5 millones de pesos en efectivo (5.5 millones de euros), escondidos en una lejana población de Tabasco, y en donde las primeras indagatorias apuntan a la disposición de ese fondo para gastos de su extesorero José Manuel Saiz.

Ahora bien, estos datos salen apenas a la luz pública, y como Tabasco ya enfrentaba problemas de liquidez en sus finanzas públicas, el nuevo gobernador Arturo Núñez ha emprendido una ola de inversiones público-privadas para incentivar la economía en el sector de la construcción, elevar la recaudación de ingresos propios y un fuerte plan de austeridad a efecto de lograr un equilibrio financiero.

Lo delicado es que estas prácticas de evidente corrupción por parte del exgobernador Granier queden envueltas en la sombra de la impunidad, en lugares donde los más pobres no puedan comprar apenas una camisa para cubrirse del frío o unos zapatos para poder acudir a la escuela, y sean los malos gobernantes quienes dispongan de forma irracional de los recursos que son producto del pago de impuestos de los ciudadanos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>