Arrow

Así se hizo fuerte el ISIS en Irak


Jesús M. Pérez

Analista de seguridad y defensa especializado en la transformación de los conflictos armados.


Escrito el 23 de junio de 2014 a las 11:19 | Clasificado en Oriente Medio

La irrupción del ISIS en Irak y Siria no es una sorpresa: la auténtica guerra iraquí lleva tiempo preparándose.

En rojo, el territorio controlado por el ISIS, en amarillo, el que reclaman (Fuente: Wikipedia)
En rojo, el territorio controlado por el ISIS, en amarillo, el que reclaman (Fuente: Wikipedia)

En noviembre de 2011 tuvo lugar en Hawai, lugar de nacimiento del presidente Barack Obama, la cumbre anual del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. La cumbre sirvió para anunciar que tras una década “muy concentrada en asuntos de seguridad, particularmente en la región de Oriente Medio”, Estados Unidos había “vuelto su atención a la región de Asia Pacífico”. Oficialmente se denominó a este giro de la política exterior el ‘pivot to Asia’. Al mes siguiente, el último convoy estadounidense cruzó la frontera entre Irak y Kuwait.

Después de la cumbre de la APEC se fueron anunciando medidas que daban sustancia a ese cambio de prioridades estratégicas. Estados Unidos retiraría fuerzas militares de Europa, presentes allí desde el fin de la Guerra Fría, para incrementar su presencia militar en Asia. Cuatro nuevo buques de guerra litoral fueron desplegados en Singapur en marzo de 2013 y la última unidad de blindados estadounidense se repatrió desde Alemania en abril de 2013. A su vez, mil marines se asentaron de forma permanente en Darwin, al norte de Australia, en marzo de 2014.

La crisis internacional provocada por el uso de armas químicas por parte del régimen sirio puso en cuestión el ‘pivot to Asia’, algo que la crisis ucraniana sólo terminó de ahondar. Obama bien podría aplicar a Oriente Medio aquella frase de la película ‘El Padrino III': “Justo cuando pensaba que estaba fuera, me arrastran dentro”.

El 6 de junio de 2014 la ciudad de Mosul, la segunda más grande de Irak, cayó en manos del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS en sus siglas en inglés) De pronto, cuatro divisiones del ejército iraquí se habían desmoronado como castillos de arena. El martes 17 el teniente general Abdul Mahdi Algharawi, comandante militar de la provincia de Nínive y dos de sus subordinados fueron cesados por abandono del deber. Un cuarto general, que está en paradero desconocido, será juzgado en ausencia.

Los soldados iraquíes vieron como sus mandos huyeron ante el avance de los yihadistas, generándose un caos en el que militares que combatieron en primera línea se encontraron sin municiones. El Estado Islámico de Irak y el Levante ha usado deliberadamente las atrocidades difundidas en vídeo como arma psicológica. Tras la debacle, se habla ahora con franqueza de que, en el momento de la retirada estadounidense en 2011, el ejército y las fuerzas de seguridad iraquíes no estaban preparadas para hacer su trabajo además de estar plagadas por problemas de corrupción y sectarismo. En estos años, el primer ministro Al Maliki habría purgado las fuerzas armadas iraquíes para dejar sólo a los políticamente cercanos, dejando fuera a los más profesionales y competentes.

El ISIS no es una sorpresa

El Estado Islámico de Irak y el Levante no ha irrumpido en el país por sorpresa. El 4 de enero de 2014 la ciudad de Faluya, a unos 70 kilómetros al oeste de Bagdad, cayó en sus manos. Los estadounidenses entablaron dos batallas por el control del lugar. La segunda, en noviembre de 2004, fue el combate urbano más violento en el que los marines se vieron implicados desde la batalla por la ciudad imperial de Huế en Vietnam durante la Ofensiva del Tet en 1968.

Faluya se enclava en la provincia de Al Anbar, de población mayoritariamente árabe suní. La población suní, la segunda minoría más importante del país después de los kurdos, había nutrido la administración durante el mandato británico (1920-1932) primero y durante el régimen del partido Baaz (1968-2003) después. Fue el sector de la población que más sintió haber perdido con la caída del régimen de Saddam Hussein y que más nutrió la insurgencia. Precisamente, el llamado “Triángulo Sunní” fue la región de Irak donde la resistencia contra la ocupación estadounidense fue más violenta.

El antecesor más antiguo de Estado Islámico de Irak y el Levante lo encontramos en la Organización de la Unicidad [de Dios] y la Yihad, también conocida en la prensa española por Monoteísmo y Yihad. El primer líder del grupo fue el jordano Abu Musa Al Zarqawi. En un principio quiso rivalizar con Al Qaeda con grandes atentados, como el ocurrido contra la sede de Naciones Unidas en Bagdad en 2003 y grabar decapitaciones de occidentales secuestrados para lograr golpes propagandísticos. Pero finalmente la organización terminó subordinada a Al Qaeda.

Desde el principio, la organización mantuvo como seña de identidad el compaginar la lucha insurgente con el afán de islamizar los territorios bajo su control, incluso cuando lo segundo va en detrimento de lo primero. En octubre de 2006 la organización cambió de nombre a Estado Islámico de Irak, reforzando así la idea de que su objetivo último no sólo era expulsar del país a los estadounidenses, sino establecer un gobierno islámico.

La violencia contra la población civil hizo perder apoyo popular a la yihad global en los países musulmanes y que Al Zarqawi se llevara una reprimenda epistolar del ‘número dos’ de Al Qaeda. Los jefes de tribu iraquíes suníes vieron como su poder tradicional era puesto en cuestión por los yihadistas donde controlaban terreno y ante el temor de un Irak sin presencia estadounidense donde los chiíes camparan a sus anchas, algunos líderes tribales firmaron una alianza con las fuerzas estadounidenses. El proceso, el ‘Despertar de Al Anbar’, supuso de hecho un cambio de bando. Muchos líderes tribales controlaban grupos insurgentes que ahora bajo el nombre de ‘Hijos de Irak’ patrullaban las calles y cobraban un sueldo que salía de las arcas estadounidenses, muchas veces a espaldas del gobierno de Irak.

Irak sufrió una fase de violencia sectaria que algunos denominan la Primera Guerra Civil (2006-2007). Se considera su punto de arranque el atentado que voló por los aires la cúpula dorada de la mezquita Al Azkari en Samarra, 125 kilómetros al norte de Bagdad. Se trata de uno de los templos más importantes para los musulmanes chiitas, pero los yihadistas suníes no se contentaron con ello: en junio de 2007 volaron los dos minaretes. Pero el escenario más importante fue Bagdad.

La violencia provocó un flujo de desplazados que homogenizó barrios que antes eran mixtos. Si en los barrios chiitas se temían los ataques de los grupos yihadistas contra lugares públicos, en los barrios suníes se temía la acción de las fuerzas de seguridad. Los chiitas son mayoría en el país y, tras la caída de Sadam Hussein, coparon el aparato del Estado. El ejército y la policía iraquíes colaboraban, por un lado, con las fuerzas armadas estadounidenses a luchar contra la insurgencia y, por otro lado, actuaban como bandas de sicarios contra la población suní.

En Washington se percibió que la combinación de nuevas tácticas de contrainsurgencia y la alianza con los líderes tribales cambió el curso de la guerra, reduciéndose los índices de violencia. Los críticos argumentan que lo que en realidad pasó es que la violencia sectaria en Irak se consumió cuando ya no quedó en Bagdad ninguna familia viviendo en el “barrio equivocado” a la que amedrentar para que se fuera. La violencia en ese periodo se saldó con decenas de civiles muertos y millones de desplazados.

Tan pronto la situación del país resultó mínimamente estable, el gobierno del presidente Obama negoció con el gobierno iraquí la retirada de las tropas. Después de agosto de 2010 la presencia estadounidense en Irak pasó de denominarse Operación ‘Libertad Iraquí’ a Operación ‘Nuevo Amanecer’, más centrada en la formación las fuerzas iraquíes.

La retirada estadounidense en diciembre de 2011 no supuso el fin de la violencia. Quedó así patente que la presencia estadounidense era sólo uno de las facetas del conflicto que vivía la sociedad iraquí. De hecho, durante el año 2012 siguieron produciéndose atentados terroristas contra lugares públicos frecuentados por población chiita. Con la guerra civil en marcha, la organización extendió su campo de acción a Siria. Los grupos políticos opositores de ideas más cercanas a Occidente se encontraron huérfanos de apoyo externo. Mientras, el flujo de voluntarios, armas y dinero canalizado por organizaciones islamistas y gobiernos árabes fortaleció a los grupos rebeldes sirios de corte yihadista.

En 2013 el Estado Islámico de Irak y el Levante se convirtió en el grupo rebelde más poderoso del norte de Siria. Como previamente había hecho en Irak, dedicó esfuerzos a islamizar la población local. Pero esta vez, además, combatió a otros grupos rebeldes. De hecho, centró sus esfuerzos en controlar el pasillo fronterizo con Turquía para ahogar las vías de suministros de los otros grupos rebeldes.

Cuando el régimen de Assad dejó de lanzar ataques aéreos a las zonas bajo control del Estado Islámico de Irak y el Levante aumentaron la suspicacias sobre los verdaderos objetivos de un grupo rebelde, cuyos esfuerzos resultaban negativos para el resto. Al Qaeda emitió un comunicado en noviembre de 2013 por boca de su líder, Ayman Al Zawahiri, ordenando disolver la filial siria del Estado Islámico de Irak y el Levante para dejar al Frente Al Nusra como único grupo rebelde sirio vinculado a Al Qaeda. La orden no fue cumplida y Al Zawahiri anunció en febrero de 2014 que consideraba al grupo fuera de su organización.

En gris, territorio dominado por el EIIL a junio de 2014

Hoy, una enorme franja que abarca desde el norte de Siria a las puertas de Bagdad, siguiendo el curso del río Éufrates, está en manos del Estado Islámico de Irak y el Levante. Recientemente salió a la luz una vídeo en el que sus miembros demolían con un bulldozer puestos fronterizos entre Siria e Irak para anunciar el fin de las fronteras del acuerdo Sykes-Picot, que dividió las fronteras de Oriente Medio con tiralíneas.

La actual crisis podría hacer saltar a Irak por los aires como país. Al lado del Estado Islámico de Irak y el Levante combaten otros grupos suníes. Los kurdos ,en su bastión de las montañas del norte, podrían sentirse empujados a desentenderse aún más de Irak como país. El gobierno de Al Maliki ha pedido voluntarios ante el desplome del ejército al norte del país y los chiitas han acudido en masa porque sus líderes religiosos se lo han pedido. Irán ha anunciado su ayuda al gobierno de Irak para proteger los lugares sagrados del chiismo. Esto es, el conflicto es entendido en clave religiosa. Sunníes contra chiitas.

Durante la promoción de su segundo libro sobre la ocupación estadounidense de Irak, ‘The Gamble‘ (2009), el periodista Tom Ricks contó que un coronel le había dicho que no creía que la guerra civil iraquí hubiera tenido lugar todavía. La conclusión de Ricks entonces, febrero de 2009, era que “los eventos por los que la guerra de Irak sea recordada probablemente no haya sucedido todavía”.

Resulta irónico que el portaaviones estadounidense enviado por Obama a la zona lleve el nombre de George H. W. Bush, el presidente que llevó a su país a la guerra con Irak en 1991.

Los votantes dicen...
  1. […] 3. Recomendamos consultar el análisis de Jesús M. Pérez sobre el ISIS. Resulta interesante para recolocar ideas y, sobre todo, para matizar ciertas […]

  2. […] a veces manda. Mi última colaboración en Sesión de Control publicada el pasado lunes trata sobre la situación en Iraq. En ella describo el contexto de la retirada estadounidense, la violencia sectaria entre 2006-2007 […]

  3. […] de Luis Suárez Sánchez, Madina, blanco y negro Tecnología vs habilidad personal Así se hizo fuerte el ISIS en […]

  4. […] comunes que ha provocado el colapso de Iraq. Recordemos que la semana pasada escribí sobre el contexto histórico de la presente crisis. Ayer conté aquí cómo Rusia e Irán han acudido en ayuda del gobierno de […]

  5. […] en Sesión de Control: “La sombra del Califato” (4 de julio de 2014) “Así se hizo fuerte ISIS en Irak” (23 de junio de […]

  6. Bleh dice:

    Pequeño apunte. ISIS no son las siglas de Estado Islámico de Irak y el Levante sino de Estado Islámico de Irak y Siria. Si ISIS fuera el que dices que es, seria ISIL, por sus siglas en inglés.

  7. […] surgieron teorías conspiranoicas sobre su origen. Que si la CIA. Que si el Mossad. Evidentemente, la expansión de ISIS no pilló por sorpresa a quienes estábamos prestando atención al conflicto de Siria. Pero parece […]

  8. […] del triángulo sunní de Irak situada a menos de 70 kilómetros de Bagdad. El desconocimiento de la trayectoria del Emirato Islámico llevó a teorías conspirativas sobre cómo se había convertido en un grupo tan poderoso y sobre […]

  9. […] teorías conspiranoicas sobre su origen. Que si la CIA. Que si el Mossad. Evidentemente,la expansión de ISIS no pilló por sorpresa a quienes estábamos prestando atención al conflicto […]

  10. […] teorías conspiranoicas sobre su origen. Que si la CIA. Que si el Mossad. Evidentemente,la expansión de ISIS no pilló por sorpresa a quienes estábamos prestando atención al conflicto […]

  11. […] Estado Islámico no apareció por sorpresa aunque la caída de Mosul en junio de 2014 hizo pensar a muchos que había aparecido de la nada. […]

  12. […] de Irak situada a menos de 70 kilómetros de Bagdad. El desconocimiento de la trayectoria del Emirato Islámico llevó a teorías conspirativas sobre cómo se había convertido en un […]

  13. […] PÉREZ, J.M., “Así se hizo fuerte el ISIS en Irak” (2014), sesiondecontrol.com. Disponible en:  http://sesiondecontrol.com/actualidad/internacional/oriente-medio/asi-se-hizo-fuerte-el-isis-en-irak… […]

  14. […] Pérez, J.M. (2014) “Así se hizo fuerte el ISIS en Iraq”, Sesión de Control, En Actualidad, Internacional, Oriente Medio. 23 de junio de 2014 [En línea]. disponible en: http://sesiondecontrol.com/actualidad/internacional/oriente-medio/asi-se-hizo-fuerte-el-isis-en-ira… […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>