Arrow

Pakistán, sin gas


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 6 de febrero de 2014 a las 19:45 | Clasificado en Oriente Medio

Irán ha cancelado un préstamo a Pakistán para la construcción de un gasoducto entre ambos países.

Filas de vehículos para cargar GNC frente a una estación de servicio. En Pakistán los cortes de gas y de electricidad han empeorado la calidad de vida de los pobres debido a la crisis energética mientras los precios del petróleo aumentan casi todos los meses. (Global Voices)
Filas de vehículos para cargar GNC frente a una estación de servicio. En Pakistán los cortes de gas y de electricidad han empeorado la calidad de vida de los pobres debido a la crisis energética mientras los precios del petróleo aumentan casi todos los meses. (Global Voices)

Alrededor de 1,3 millones de personas viven sin electricidad y un tercio de ellas viven en Asia y los alrededores del Oceano Pacífico, según las Naciones Unidas. Pakistán, golpeado por una economía y una situación de seguridad en deterioro, es uno de los países víctima de una grave escasez energética. Khawaja Muhammad Asif, Ministro de Energía y Recursos Hídricos de Pakistán, calificó a la crisis energética que afronta el país como “un desafío mayor aún que el terrorismo”.

El proyecto de un gasoducto entre Irán y Pakistán, que se encuentra en construcción, se prevé como la solución al problema. Sin embargo, en diciembre surgió un grave inconveniente contra la realización del proyecto al cancelar Irán un prestamo por un valor de 500 millones de dólares estadounidenses cuyo fin era auxiliar a Pakistán a financiar su parte del gasoducto. El ex Presidente Mahmoud Ahmadinejad prometió la entrega del dinero, pero la autoridades en materia de petroleo de Irán argumentan ahora no tener fondos, en especial luego de inyectar dos mil millones de dólares estadounidenses para los gastos requeridos por su parte del gasoducto.

La cancelación del prestamo puede poner en peligro el cumplimiento de la fecha para la terminación del proyecto, lo que resultaría aún más desastroso para Pakistán ya que existe una cláusula de sanción en el convenio entre los dos paises que estipula que abandonarlo o retrasarlo supondría una multa diaria de hasta tres millones de dólares estadounidenses.

Los intereses nacionales son la prioridad de toda nación. RT “@yasmeen_9 : Irán cancela préstamo para gasoducto IP.

La decisión iraní ha significado un golpe devastador para Pakistán, sin embargo sus funcionarios se mantienen decididos en continuar con el proyecto, habiendo terminado con la mitad de las obras [en]. Siguiendo una sugerencia iraní [en], Pakistán está buscando auxilio por parte de empresas europeas ya sea en cuanto a financiamiento o para que sirvan de intermediario para la venta de gas a Pakistán, mientras una empresa iraní de construcción se ha ofrecido a financiar el lado pakistaní del gasoducto, si bien requerirá de la aprobación por parte del gobierno de Irán.

 

Muy malas noticias. Irán canceló el prestamo para el gasoducto con Pakistán

Uno de los principales obstaculos para Pakistán en el desarrollo del gasoducto han sido las sanciones internacionales contra Irán. E.E.U.U., en especial, le ha advertido a Pakistán que debe retirarse del proyecto y que en su lugar emplee rutas que pasen por Asia Central. Debido a la inmensa presión sufrida, la no disponibilidad de financiamiento, y la necesidad de satisfacer a los E.E.U.U., Pakistán ha continuado en forma enérgica la construcción del gasoducto entre Turkmenistán, Afganistán y Pakistán, que se prevé estará finalizado para 2017. Sin embargo, de acuerdo a lo dicho por el Primer Ministro Paquistaní Nawaz Sharif, el país se encuentra entre la espada y la pared en lo que refiere a energía:

“Los E.E.U.U. deben tener en cuenta que estamos atravesando tiempos difíciles… Nos quedamos sin opciones. Si la comunidad internacional no quiere que tratemos con los iranies, entonces deberían ofrecernos algunas alternativas.”

El 11 de marzo de 2013 los, por entonces, presidentes Asif Ali Zardari y Ahmadinejad inauguraron el gasoducto entre Irán y Pakistán con el objetivo de proveer gas para la producción de electricidad y con otros fines energéticos. Producto de la mente de Malik Aftab Ahmed Khan, la idea original era de un gasoducto entre Irán, Pakistán e India que transportara gas hacia India y Pakistán desde Irán, el cual posee la reserva de gas natural más grande en el mundo. Se estima que el proyecto permitirá lograr el ahorro de alrededor de 2.4 mil millones de dólares estadounidenses al reemplazar unidades que funcionan con petróleo por otras que funcionen con el gas importado. Debido a que el país depende del gas dado el flujo de automóviles que funcionan a base de gas natural comprimido (GNC), existe una importante demanda a nivel individual además del consumo hogareña. Cerca del 65 por ciento de las estaciones de GNC en Punjab se han mantenido cerradas por un periodo de 3 meses desde noviembre de 2013. La situación es aún peor en el sector de fertilizantes, el cual ha sufrido una gran escesez de gas y, por lo tanto, importantes perdidas.

Pasajeros viajando en un autobús sobrecargado debido a la falta de transporte por una escesez de GNC (gas natural comprimido) en Karachi, Pakistán. (Global Voices)

Sana Baloch, ex miembro del Parlamento, Senado y Asamblea Nacional de Pakistán, se refirió en relación al préstamo cancelado en su cuenta de Twitter:

 

Ha sido una burda cachetada diplomática. Irán cancelo el prestamo para el gasoducto con Pakistán

Malik M Ali Awan, miembro del partido Pueblo de Pakistán respondió:

@Senador_Baloch Pakistán debe apoyar a las potencias de la Otan en tratar con Irán. Mejorar y estrechar las relaciones no favorecera a Pakistán.

Comentando en el sitio web de noticias paquistaní, Dawn, en la noticia sobre esta cancelación, el usuario “shirin” argumentó que:

Si beneficia a Pakistán el construir el gasoducto, entonces debe conseguir los 2 mil millones y luchar contra las sanciones impuestas por los E.E.U.U. que dañan a los intereses paquistanies.

El usuario “independentthinker” criticó a los lideres paquistanies:

¿Cómo puede Pakistán siquiera considerar firmar un contrato cuando a) no es capaz de financiarlo y b) la otra parte (Irán) se enfrenta a graves sanciones provenientes de occidente y es muy probable que Pakistán sufra repercusiones serias por parte de E.E.U.U. de continuar con esto? Me sorprende el razonamiento de nuestros políticos […]

Se espera que con el fin de satisfacer las crecientes demandas de gas, el gobierno llevará a cabo acciones concretas a pesar de las consecuencias que el proyecto traiga consigo. Puede que lo haga mediante relaciones de comercio bilateral con Irán o negociando un sistema de pago diferido al proyecto. De no hacerlo, Pakistán deberá prepararse para pagar la costosa multa diaria y posiblemente sufrir una nueva ola de huelgas, violencia y conflicto en 2014.

Fuente¿Se convertirá en humo el necesario gasoducto de Pakistán?

AutoraAisha Khan | TraductorMatias Luzzani

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>