Arrow

La crisis antes de Gaza


5
Jesús M. Pérez

Analista de seguridad y defensa especializado en la transformación de los conflictos armados.


Escrito el 18 de julio de 2014 a las 8:44 | Clasificado en Oriente Medio

El secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes, los registros y detenciones de centenares de palestinos y el intercambio de golpes ha devenido en un nuevo bombardeo en Palestina.

La ciudad palestina de Ramala, tras la incursión del Ejército israelí (Fuente: Wikipedia)
La ciudad palestina de Ramala, tras la incursión del Ejército israelí (Fuente: Wikipedia)

En la noche del 12 de junio tres adolescentes israelíes desaparecieron. Naftali Fraenkel, de 16 años y con doble nacionalidad israelí-estadounidense, estudiaba en la yeshiva Shavei Hevron de Hebrón. Gilad Shaer, de 16 años, y Eyal Yifrah, de 19 años, estudiaban en la yeshiva Mekor Chaim en Kfar Etzion. Los tres volvían a casa haciendo auto-stop, un método habitual de desplazamiento en Israel. Su pista se perdió a eso de las diez de la noche en un cruce de carreteras en Alon Shvut, ubicada en la parte de Cisjordania que los Acuerdos de Oslo llama “Zona C” y que está bajo control israelí.

La primera idea que se manejó fue que se trataba de un secuestro, como el caso del soldado Gilad Shalit en 2006. En aquel caso, como parte del acuerdo para su liberación en 2011 Israel liberó a 1.027 prisioneros. Según las fuerzas armadas israelíes, en los últimos años grupos palestinos han tratado de volver a secuestrar soldados para forzar al gobierno israelí a liberar a más prisioneros.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu acusó a la organización palestina Hamás de ser la responsable de la desaparición de los tres adolescentes. El ejército israelí incrementó su presencia en Cisjordania y lanzó una operación de búsqueda bajo el nombre “Volved hermanos”.  Las redadas y allanamientos tenían como objetivo no sólo lograr información sobre el paradero de los tres adolescentes, sino también presionar a Hamás.

Según pasaron los días, las acciones de los soldados israelíes se encontraron con una mayor oposición de la población palestina, con lanzamiento de piedras, cócteles molotov y granadas de mano artesanales. El adolescente Mohammed Dudeen, de 14 años, murió en la madrugada del día 20 de junio de un disparo israelí durante enfrentamientos en Dura, cerca de Hebrón. En otro incidente aquel día, el palestino Mustafa Hosni Aslan, de 22 años, recibió un disparo en el puesto de control de Kalandia, cerca de Ramala. A consecuencia de sus heridas falleció el día 25. En la noche del domingo 22 murieron otros dos palestinos. Ahmad Said Suod Khalid, de 27 años, murió tiroteado en Nablús al no responder a las advertencias de soldados israelíes. Al parecer se trataba de una discapacitado mental. Mientras, Mahmoud Ismail Atallah Tarifi, de 30 años, apareció muerto en el tejado de un centro comercial de Ramala, horas después de que posiblemente recibiera disparos de soldados israelíes apostados en el tejado de otro edificio.

Además, según fuentes palestinas, hay que sumar la muerte por crisis cardíacas de dos personas mayores durante incursiones israelíes en sus casas.  A la cifra de víctimas mortales se añadieron heridos de diversa consideración en el lado palestino y al menos un soldado israelí. Al octavo día de operaciones militares israelíes, la cifra de detenidos palestinos alcanzaba los 320, siendo miembros de Hamás 240 de ellos.

Organizaciones y particulares israelíes se hicieron eco en Internet de un lema que parafraseaba la campaña por el retorno de las estudiantes secuestradas por Boko Haram en Nigeria: “Bring Back Our Boys”. Rachel Frankel, la madre de Neftali Frankel, tuvo ocasión de dirigirse al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. La campaña no tuvo repercusión más allá de los simpatizantes de Israel. Mientras tanto, en las calles palestinas hubo muestras de júbilo por el secuestro. Circuló por internet una campaña de celebración en el que palestinos se retrataban haciendo un gesto con tres dedos, en alusión a los tres adolescentes. Y  en un diario oficialista de la Autoridad Palestina apareció una caricatura que representaba a los tres israelíes como tres ratas atrapadas con un anzuelo. Jaled Meshal, líder de la oficina política de Hamás, negó la implicación de su organización pero celebró el suceso.

Tras casi tres semanas, el día 30 de junio aparecieron los cuerpos de Naftali Frankel, Gilad Shaer y Eyal Yifrah, ocultos bajo piedras en una zona escarpada y cercana a la aldea de Halhul, a 5 kilómetros al norte de Hebrón. El 1 de julio tuvo lugar el multitudinario funeral de los tres adolescentes.

En los siguientes días aparecieron detalles del secuestro. Las autoridades habían sido alertadas por la llamada de socorro de uno de los tres adolescentes al teléfono de emergencias. En la grabación de la llamada se oían diez disparos. El público israelí supo así, en un momento de emociones desatadas, que durante los días que se había mantenido esperanzas de una feliz resolución, las fuerzas de seguridad sabían que los tres adolescentes ya estaban muertos. Que los cuerpos fueran abandonados fue una demostración para algunos de que las operaciones militares israelíes tuvieron a los autores del secuestro bajo presión y les impidieron conservarlos para negociar con su entrega.

Una víctima mortal durante las operaciones militares israelí se sumó el día 1 de julio. Yusuf Al-Zagha, un adolescente de 19 años, murió en Yenín según la versión israelí, al repeler un grupo de soldados un ataque con una granada de mano. La versión palestina dice que era alguien que pasaba por el lugar.

El 2 de julio, el día siguiente del entierro de los tres adolescentes israelíes, fue secuestrado en las calles de Jerusalén y asesinado Mohammed Abu Khdeir, un adolescente palestino. La autopsia reveló que había sido quemado vivo. Tres ciudadanos israelíes fueron detenidos y acusados del crimen tras confesar. Aquellos días adolescentes y jóvenes soldados reprodujeron en internet mensajes de odio hacia la población árabe y peticiones de venganza que fueron condenados por el primer ministro, parlamentarios y autoridades militares mientras la prensa israelí mostraba su rechazo ante un crimen racista.

El día del entierro Naftali Frankel, Gilad Shaer y Eyal Yifrah, decenas de cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza contra Israel. Era la intensificación de una campaña de ataques que en el mes de junio se había saldado con más de 40 cohetes disparados contra territorio israelí. El disparo de armas de guerra de forma indiscriminada contra núcleos de población civil constituye un crimen de guerra. La respuesta militar israelí fue bautizada como Operación “Margen Protector”. Cabría preguntarse qué pretendían quiénes ordenaron los ataques a Israel, considerando los precedentes de las operaciones “Plomo Fundido” en 2008 y “Pilar Defensivo” en 2012.

Los votantes dicen...
  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En la noche del 12 de junio tres adolescentes israelíes desaparecieron. Naftali Fraenkel, de 16 años y con doble nacionalidad israelí-estadounidense, estudiaba en la yeshiva Shavei Hevron de Hebrón. Gilad Shaer, de 16 añ…

  2. […] los últimos dos meses. La ofensiva de Hamás con cohetes lanzados contra Israel no arrancó tras los acontecimientos de la muerte de tres chicos judíos y un chico palestino a manos de radicales de…. Comenzó antes, en el mes de junio y tuvo otra fase previa en abril. Si repasamos fechas, el […]

  3. […] acuerdo la situación se tranquilizó y en mayo apenas hubo ataques. En la noche del 12 de junio tres adolescentes judíos israelíes desaparecieron. El ejército israelí lanzó una operación en Cisjordania que sometió a una enorme presión a la […]

  4. […] agencia EFE presentaba ayer una cronología del conflicto que arrancaba con el secuestro de los tres adolescentes israelíes. Se desentendía de la escalada de ataques palestinos desde Gaza que arrancó en abril. Carmen […]

  5. […] de Olga Rodríguez. Mi disección de “La importancia de llamarse Israel” de Jorge Izquierdo. La crisis antes de Gaza en Sesión de […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>