Arrow

Ultraortodoxos al Ejército


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 1 de abril de 2013 a las 16:03 | Clasificado en Oriente Medio

Los jóvenes ultraortodoxos dejarán de estar exentos de hacer el servicio militar en Israel gracias al auge de un partido secular.

Un grupo de soldados ultraOrtodoxos terminando un curso en 2010 (Fuente: Flickr Fuerzas Armadas Israel)
Un grupo de soldados ultraOrtodoxos terminando un curso en 2010 (Fuente: Flickr Fuerzas Armadas Israel)

El público israelí en gran parte se opone a la política actual de permitir que la juventud judía ultraortodoxa evite el servicio militar, pero la regla ha sido confirmada gracias al juego de poder político. Ahora, por primera vez en 18 años, un primer ministro israelí ha formado un gobierno sin los partidos ultraortodoxos y los socios de la leal coalición Shas y Judaísmo Unido de la Torá, y la política está para su consideración.

El motivo de la sorprendente exclusión de los partidos ultraortodoxos es el meteórico ascenso del partido secular Yesh Atid, dirigido por el exconductor de televisión y columnista, Yair Lapid.

Uno de los objetivos principales de la campaña de Lapid fue la demanda de una “repartición equitativa de la carga” del servicio militar. Significado, el fin de la política de permitir a los ultraortodoxos evitar el servicio militar si continúan sus estudios religiosos más allá de los 18 años con una beca del gobierno, mientras que otros jóvenes judíos son obligados a servir en el ejército con un salario mensual que es como una propina.

El éxito de Lapid en las urnas y su alianza táctica con el partido Hogar Judío, un partido asociado con los sectores religiosos sionistas (cuyos miembros sirven en el ejército), obligaron al partido Likud-Beytenu del primer ministro Benjamin Netanyahu, a formar un gobierno que promueva llevar a los ultraortodoxos al ejército. Los partidos ultra-ortodoxos han reaccionado con horror e incluso amenazaron con abandonar el país en masa si son obligados.

El blogger anónimo detrás de Israeli Politics 101 refleja una opinión muy extendida en Israel, a saber, que integrar a los ultraortodoxos en el servicio nacional también allanará el camino para la integración en el mercado laboral. Escribe:

Es importante recordar – el 29% de los niños menores de 6 años son árabes. 30% de los niños menores de 6 años en el Israel de hoy son ultraortodoxos. Cualquiera que mire al futuro de Israel entenderá que no hay ninguna posibilidad realista para seguir construyendo el sistema basado únicamente en el sector judío secular y el religioso sionista. En 12 años, serán una minoría cuya participación en la población probablemente continuará disminuyendo. El único camino al futuro de Israel es volver a planificar los sistemas para permitir una verdadera integración de los sectores árabe y ultraortodoxos.

Por otra parte, el importante blogger izquierdista Yossi Gurvitz, cree que los partidos neo-liberales están planteando la cuestión del “reparto equitativo de la carga” para distraer a la gente que salió a las calles en gran número para exigir justicia social en el 2011:

En lugar de hablar de la igualdad económica, ahora vamos a hablar de “reparto equitativo de la carga”. El espantapájaros de llevar a los ultraortodoxos a las Fuerzas de Defensa sustituirá, en este nuevo gobierno, al espantapájaros iraní… Obligar a los ultraortodoxos perjudicará a todos.

Va a costar mucho dinero, llevará al ejército gente que el ejército no necesita – sufre de exceso de mano de obra, incluso ahora – y revertirá la situación de las mujeres [los ultraortodoxos sólo servirán en unidades donde los sexos esten segregados – E.T.] ..

Al final, las Fuerzas de Defensa estarán menos listas para el combate, el presupuesto militar aumentará en miles de millones [para cubrir los sueldos de los ultraortodoxos y otros gastos- E.T.], la sociedad será más militarista – y tendrá menos igualdad. Bajo esta fachada, la mayoría de la sociedad continuarán siendo cada vez más pobre, y la lucha de clases que Netanyahu está librando seguirá transfiriendo la riqueza nacional de las clases bajas al superior 1%.

El activista de justicia social ultraortodoxo, Yaacov Lebi, cree que permanecer en la oposición, por una vez, puede beneficiar a la comunidad ultraortodoxa:

A diferencia del puñado de políticos y aquellos que tienen un interés personal en esto, el gran público ultraortodoxo se beneficiará de estar en la oposición … El público ultraortodoxo se someterá a un proceso de corrección interno y necesario y la reflexión acerca de los problemas internos ultraortodoxos y las relaciones entre los ultraortodoxos y el Estado y el resto de los ciudadanos.

Los intentos anteriores de los partidos centrista-seculares, incluido el partido Shinui, encabezado por el padre de Yair Lapid, no tuvieron éxito y el primer ministro Netanyahu no tiene ningún interés en cambiar el status quo y alienar a sus aliados de confianza. Sin embargo, puede ser presionado para hacer precisamente eso.

FuenteIsrael: Los pros y contras del servicio militar de los ultraortodoxos

Autor: Elizabeth Tsurkov | Traductor: Juan Arellano

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>