Arrow

Hoja de vida con truco


2
Martín Hidalgo

Periodista. La Encuesta del Poder en el Perú (2012) me pone como uno de los hombres de prensa con mayor influencia en la Red en Perú. Desde hace cuatro años en La República, primero en la web y ahora en la sección Política. Especializado en temas congresales.


Escrito el 15 de mayo de 2013 a las 9:58 | Clasificado en Perú

Otro congresista peruano es denunciado por consignar datos falsos en su hoja de vida. Con este, ya son más de diez los casos que dejan en tela de juicio los filtros utilizados por los partidos políticos para escoger a sus representantes.

Pleno del Congreso peruano, abril de 2012. (Flickr: Congreso de la Republica del Perú)
Pleno del Congreso peruano, abril de 2012. (Flickr: Congreso de la Republica del Perú)

La Constitución Política del Perú solo exige ser mayor de 25 años y ser peruano de nacimiento para poder llegar a una curul en el Congreso. Pese a que la valla no es alta, en este periodo legislativo se ha detectado a más de diez parlamentarios que consignaron datos falsos en sus hojas de vida.

El último ha sido el caso del congresista Rofilio Neyra, de las filas del ahora llamado Fuerza Popular, partido político del ex presidente Alberto Fujimori, que cumple una condena de 25 de prisión por delitos de lesa humanidad.

En la hoja de vida con la que postuló en representación de la región de Ayacucho, Neyra detalla que estudió primaria en la Institución educativa 1189 y la secundaria en el Colegio Felipe Santiago Estenos. Pero según reveló el programa televisivo Cuarto Poder, ninguno lo tiene registrado como ex alumno.

Antes de 1964 funcionó en el local del primer colegio, un centro de educación básica alternativa llamada CEBA Felipe Santiago Estenos, que solo impartía clases a estudiantes de secundaria en el turno de noche. Acá se encontró una matrícula de Rofilio Neyra, pero se le consideró como alumno retirado porque nunca asistió a clases.

Además, Neyra no pudo haber estudiado secundaria antes de 1963, si se tiene en cuenta que nació el 18 de febrero de 1952. Es decir, en 1964 habría cumplido recién 12 años, la edad mínima para empezar secundaria.

Colegas de mentiras

Miembros de la Comisión de Ética ya analizan el caso de Neyra, también dueño de una empresa de gas llamada Intigas y cabeza de un equipo de fútbol con el mismo nombre. Allí el fujimorista deberá brindar sus descargos en busca de evitar una posible sanción.

Esto teniendo en cuenta que su colega de bancada, Federico Pariona, ya fue suspendido por 120 días después de que la Universidad San Martín negara que haya tenido como alumno al hoy parlamentario fujimorista en la carrera de Administración, tal como figuraba en su hoja de vida.

El fujimorista también afronta una denuncia del Jurado Nacional de Elecciones por delito contra la función jurisdiccional en la modalidad de falsa declaración en procedimiento administrativo.

“Un patrón común es que todos los errores son para mejorar hojas de vida, nunca en contra; además, siempre culpan al personero” asevera el congresista integrante de la Comisión de Ética, Mauricio Mulder.

Cortando las alas

Otros casos de datos falsos en la hoja de vida durante este periodo parlamentario son los del fujimorista Alejandro Yovera y el oficialista Emiliano Apaza.

El primero, por consignar una maestría que no tenía, y el segundo, por ocultar en su hoja de vida una condena judicial vigente y consentida. Ambos fueron suspendidos por 120 días.

Pero el caso de estos dos fujimoristas tomó cierta relevancia pues, a través de la Comisión de Constitución, intentaron recortar las atribuciones del grupo de trabajo de Ética. Ambos buscaban modificar el inciso 4.8 del Artículo 4 del Reglamento de la Comisión de Ética, que faculta a ésta para conocer faltas a la ética parlamentaria derivadas de presuntos delitos o infracciones cometidos por un parlamentario antes de su elección.

La intención no ha prosperado hasta ahora, pues los miembros de Ética denunciaron ante la prensa el hecho y la Comisión de Constitución decidió no meterse en el tema. Ante ello se siguieron viendo denuncias por hoja de vida contra los legisladores Wilder Ruiz, César Yrupailla, Teófilo Gamarra y Hector Becerril. La mayoría de estos casos fueron declarados improcedentes y otros como los de Ruiz lograron salvarse de la suspensión con una votación que dejó sabor a blindaje.

A todo esto, el parlamentario Michael Urtecho, representante del partido Solidaridad Nacional en la Comisión de Ética, culpó a las organizaciones partidarias de no cumplir su rol como filtro de los candidatos que llevan a las elecciones congresales.

“El primer filtro son los partidos en los cuales la población confía lleva a los más idóneos en su lista. El segundo debe ser el propio Jurado Nacional de Elecciones quien debería fiscalizar las hojas de vida que recibe de los candidatos”, afirmó el legislador a Sesión de Control.

En medio de toda la polémica, hay también congresistas que han exigido la eliminación de la Comisión de Ética aseverando que no se ciñe a los ámbitos de su competencia. Hasta hoy, el único caso de suspensión por un tema estrictamente ético fue el caso de Martha Chávez.

De allí en adelante, la comisión ha investigado temas que se materializan en la elección y en la proclamación del candidato, y durante su ejercicio como congresista.

Los votantes dicen...
  1. Handersson dice:

    Hay que deslindar responsabilidad y no generalizar. No existen casos identicos y algunas inconsistencias entre la realidad y lo declarado simplemente se deriban de errores de digitación (error material)

  2. Me remito a lo dicho por el congresista Mauricio Mulder: “Un patrón común es que todos los errores son para mejorar hojas de vida, nunca en contra; además, siempre culpan al personero (del error material)”

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>