Arrow

La lucha de Javier Diez Canseco


2
Martín Hidalgo

Periodista. La Encuesta del Poder en el Perú (2012) me pone como uno de los hombres de prensa con mayor influencia en la Red en Perú. Desde hace cuatro años en La República, primero en la web y ahora en la sección Política. Especializado en temas congresales.


Escrito el 10 de abril de 2013 a las 19:17 | Clasificado en Perú

El congresista peruano Javier Diez Canseco lucha dos batallas lejos de su curul: una en la clínica contra el cáncer que padece, y la otra por una sentencia a su favor para anular una suspensión impuesta por la Comisión de Ética.

Javier Diez Canseco, diputado socialista peruano (Fuente: Wikipedia)
Javier Diez Canseco, diputado socialista peruano (Fuente: Wikipedia)

Hace un mes, el congresista Javier Diez Canseco revelaba a través de un comunicado por Facebook que padecía de cáncer y que se encontraba en tratamiento, luego de los respectivos exámenes. El izquierdista empezaba una batalla, como tantas otras, que no había elegido pero que le hacía frente sin reparos.

Pero antes de eso, el líder del Partido Socialista (PS) había recibido una suspensión de 90 días, acusado de haber presentado un proyecto de ley que permitía el canje de acciones de inversión por acciones comunes, operación con la cual supuestamente se beneficiaban su exesposa y su hija.

En aquel debate, el 16 de noviembre del 2012, Diez Canseco perdió en una votación netamente política, donde la bancada oficialista con su mayoría llevó a cabo su revancha votando a favor de la suspensión.

El hombre de izquierda había ingresado en la lista del denominado grupo Gana Perú. Pero tras diferencias ideológicas, remitió una carta al mismo presidente Ollanta Humala anunciando su decisión de renunciar por “haber faltado a su palabra y los compromisos contraídos con el país”.

La decisión entonces vino desde mismo Palacio de Gobierno. Específicamente desde la primera dama, Nadine Heredia, a quien se le acusó de llamar telefónicamente a sus congresistas asegurándose de que votarían a favor de la suspensión contra su exaliado.

Incluso se aseguró de que la vicepresidenta Marisol Espinoza y la ministra Ana Jara –ambas congresistas a la vez- asistieran al Pleno a hacer uso de su voto. Poco importó que para conseguir los votos tuvieran que coincidir con la oposición, los fujimoristas, contra quienes Diez Canseco batalló políticamente desde los noventa.

Sentencia en el ruedo

Al final 55 votos a favor, 31 en contra y 2 abstenciones. Esa fue la votación con la que se aprobó la suspensión por 90 días. Pero ello no impidió luchar a Diez Canseco por lo que creyó justo y necesario en el fuero legislativo.

Su primera batalla, a través de su bancada, fue que en el Consejo Directivo del Congreso se aprobara la necesidad de que la suspensión a un parlamentario no afecte a los trabajadores de su despacho. Esa fue su primera victoria.

Tras ello, iría contra el informe de la Comisión de Ética, que lo acusaba un supuesto conflicto de interés en un proyecto de ley que aún no había sido debatido ni en la comisión correspondiente, y menos aún en el Pleno del Congreso.

Fue así que en enero de este año, presentó una demanda de amparo contra dicha sentencia legislativa.

Tres meses después, e internado en una clínica luchando contra el cáncer, recibió la noticia de su segunda victoria: la sentencia de la Corte Superior que declaraba fundado su reclamo y declaraba nula la suspensión en su contra.

Semanas atrás, a través de su compañera izquierdista Rosa Mavila habían rechazado en el Pleno del Congreso una propuesta del fujimorismo para “dejar sin efecto” la suspensión. Mavila transmitía el pensamiento de Javier: que la suspensión fue política y que la Justicia le daría la razón. Y así fue.

Sin embargo, la sentencia no ha caído bien en el Palacio Legislativo, especialmente entre los miembros de la Comisión de Ética que votaron a favor del informe que recomendaba la suspensión de Diez Canseco.

El aprista Mauricio Mulder ha recordado que los congresistas no están sujetos a mandato imperativo, por lo que un juez no puede dictaminar que se declare nula una decisión tomada primero en la Comisión de Ética y luego en el Pleno del Congreso.

Los fujimoristas por todos los medios han presionado para que el procurador del Congreso apele dicha sentencia, en aras de la independencia de fueros y equilibrio de poderes.

Según revelaron fuentes legislativas a SesióndeControl.com, la Junta de Portavoces -fuera de micro- ha coincidido en su mayoría que debe presentar la apelación, pero con la necesidad de allanarse al final por la situación que atraviesa el afectado.

Otras fuentes detallaron una reunión este lunes entre el presidente del Congreso, Víctor Isla, y Rosa Mavila. Allí, explicaron, la máxima autoridad legislativa se comprometía a buscar la forma de generar consensos para que el tenor de la sentencia se cumpla.

Si bien las decisiones del Parlamento no están exentas del control constitucional, la judicialización de la política es un tema riesgoso. El tema tiene relevancia pero en el contexto de la salud de Diez Canseco el debate académico y político parece estar de sobra, aunque él mismo, desde la clínica y siempre terco, ha afirmado luchar hasta el final. Sigue en pie de lucha.

Los votantes dicen...
  1. […] de asumido el poder, Humala también veía cómo varios congresistas renunciaban al oficialismo. Javier Diez Canseco, Rosa Mavila, Verónika Mendoza y Jorge Rimarachín abandonaron al nacionalismo para conformar su […]

  2. […] Congreso peruano rechazó acatar la resolución judicial que ordenaba declarar nula la suspensión de 90 días contra Javier Diez Canseco dictada por la […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>