Arrow

Uruguay, el país de los presos


0
Pablo Manuel Méndez

Periodista uruguayo. Escribo en Montevideo Portal y Revista Martes . Escribí en Alto Voltaje, Semanario Rumbosur, Crítica de la Argentina y publiqué las investigaciones periodísticas 'Temprana impostura' (2007) y 'En cuanto venga Julio' (2012), ambas de editorial Fin de Siglo.


Escrito el 9 de diciembre de 2012 a las 10:25 | Clasificado en Uruguay

El relator contra la tortura de Naciones Unidas Juan Méndez advirtió que en Uruguay persiste la emergencia carcelaria y aseguró que las condiciones de reclusión son “inhumanas” . Uruguay tiene uno de los índices más altos de reclusión del mundo. Uno de cada 50 varones de entre 18 y 30 años está preso.

El relator contra la tortura Juan Méndez, en su visita a Uruguay (Fuente: Naciones Unidas)
El relator contra la tortura Juan Méndez, en su visita a Uruguay (Fuente: Naciones Unidas)

En marzo de 2009, el relator de Naciones Unidas Manfred Nowak, calificó a las cárceles uruguayas como “de las peores del mundo”, señalando que los reclusos son tratados “como animales” y asegurando que algunas condiciones de reclusión eran “un insulto a la dignidad humana””.

Tres años después, Nowak regresó al país en una segunda visita para realizar seguimiento de la situación, encontrando que se habían realizado mejoras en el sistema carcelario, pero advirtiendo que aún queda un largo camino por recorrer, tanto en las condiciones de reclusión como en una reforma del sistema judicial.

Ahora, durante su visita a Uruguay, el relator de Naciones Unidas contra la tortura, Juan Méndez, señaló que el estado de emergencia carcelario aún persiste en el país y que las condiciones de reclusión están por debajo de las normas internacionales, llegando en algunos casos a ser “totalmente inaceptables”.

“Aún persisten varios problemas que impiden que las condiciones generales de detención sean satisfactorias, llegando en algunos extremos a ser inhumanas”, señaló Méndez, y recomendó la clausura de varios establecimientos penitenciarios. También expresó su preocupación por las condiciones de salud e higiene de todos los centros carcelarios, muchos con graves problemas, edificios en los que falta agua potable y aire fresco y existe un nivel de hacinamiento que, en algunos lugares, supera el 300%.

“En este contexto, llama la atención el aumento de la cantidad de población reclusa en el Uruguay, la que viene aumentando a un ritmo de cerca de 1.000 nuevas personas privadas de libertad por año”, afirmó, agregando que de mantenerse este ritmo “se llegará a una insólitamente alta tasa de encarcelación que no puede ser solucionable a través de la construcción de nuevas prisiones y que acarrea imprevisibles consecuencias sociales y culturales”.

Un problema de larga duración

Si bien reconoció los esfuerzos del Gobierno por llevar adelante reformas estructurales que mejoren el sistema, como ser el cierre de módulos carcelarios en la localidad de Libertad, Rivera, Canelones y Montevideo y la construcción de pequeñas cárceles modelo, aseguró que es necesario cambios institucionales y legislativos para abordar la situación.

Además, destacó la necesidad de asumir propuestas de tratamiento integral sobre los reclusos, con técnicos suficientes y personal capacitado, actividades educativas y laborales.

El problema se agravó en los últimos 12 años con la aprobación de la Ley de Urgencia del Gobierno de Jorge Batlle, que incrementó el hacinamiento carcelario hasta niveles históricos.

En menos de 30 años el número de reclusos se sextuplicó, pasando de 1.700 en 1984 a 7.000 en 2004 y 10.000 en la actualidad. Se estima que uno de cada 50 varones de entre 18 y 30 años está preso. 

Y la situación podría empeorar si prospera un plebiscito que impulsa la oposición para bajar la edad de imputabilidad de 18 a los 16 años, lo que generaría aún más hacinamiento en las cárceles y que cuenta según los sondeos primarios con el apoyos de más de un 50% de la población.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>