Arrow

Pobre Venezuela


0
Luis Miguel Santibáñez

Politólogo mexicano con formación variada en políticas públicas y campaña, ha ocupado cargos en los gobiernos estatal y municipal en Oaxaca. En la vertiente política ha trabajado en comunicación de campaña tanto con el PAN como con el PRI, los dos grandes partidos mexicanos.


Escrito el 22 de abril de 2013 a las 13:58 | Clasificado en Venezuela

Capriles ha conseguido morir en la orilla tras nadar contra una corriente que parecía insalvable. Pero el legado que recogen los venezolanos no es alentador.

Nicolás Maduro, junto a un retrato de Chávez (Fuente: Flickr @chavezcandanga)
Nicolás Maduro, junto a un retrato de Chávez (Fuente: Flickr @chavezcandanga)

En un proceso electoral por demás opaco y con la fuerza del Estado al servicio del chavismo, Nicolás Maduro se convirtió en Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Presidente sí, pero con un nivel de ilegitimidad mayor según la oposición, con un desconocimiento del 50% del pueblo venezolano, una crisis política delicada y el extrañamiento internacional que jamás hubiera vivido este país. Ejemplo de esto último es el no reconocimiento expreso ni de EEUU ni de la UE hasta ver qué sucede con el recuento de votos.

Es de reconocer el avance sustantivo de la oposición, que arrebató más de un millón de votos a Maduro, a pesar de tener prácticamente todos los medios de comunicación y a las fuerzas armadas en contra, una autoridad electoral controlada desde Miraflores y un culto establecido a la imagen de Hugo Chávez en las calles.

Además, una crisis económica derivada de un manejo clientelar de las finanzas públicas, simulando una distribución justa de la riqueza a través de políticas electoralistas y populistas que traen al país en una dependencia petrolera muy riesgosa.

También queda un sistema de Justicia coptado desde el Ejecutivo, un Congreso leal a Maduro y lo más altos índices de violencia en las calles. Venezuela requiere de atención por parte de la comunidad internacional.

El oposito Henrique Capriles ha convocado a una resistencia nacional que, aunque no fuera violenta, generará reacciones violentas con el Estado. Mucha atención con Venezuela, que la va a necesitar.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>