Retos de Venezuela sin Chávez

Venezuela despertó hace ya algunos días con la verdad a flote. El gobierno bolivariano había puesto fin a la farsa en la que durante meses tuvieron a juego con el pueblo venezolano. Hugo Chávez había muerto.

Más allá de las preguntas burdas que genera la muerte de un gobernante, los venezolanos merecen respuestas claras sobre el futuro de sus hijos. Y a ese respecto hay algunos datos alarmantes sobre la mesa que merecen respuestas contundentes y serias:

  1. Venezuela posee más del 15% de reservas de petróleo, sin embargo la producción diaria de crudo llega a 2,5 millones de barriles, cuando en 1998 esta producción era superior en 1 millón a la actual. Esta baja es resultado de la hostilidad del chavismo hacia empresas petroleras internacionales, alto gasto de operación y niveles de corrupción nunca vistos.
  2. Venezuela posee una inflación del 22.8%. Entre 2009 y 2012 los precios de productos básicos de vieron incrementados hasta en un 90%. Como referencia, México cuenta con tasas anuales de 3.55% de inflación.
  3. Apenas en febrero, el gobierno socialista de Venezuela decretó una devaluación del bolívar en 32% para favorecer la operación gubernamental en su posición con el petróleo. Desde febrero, a los venezolanos les cuesta 32% más sostener una familia.
  4. Según el informe más reciente de la CEPAL, en sólo un año el porcentaje de hogares venezolanos cuyos ingresos no alcanzaban para cubrir la canasta básica, pasó de 27.8 a 29.5%. La pobreza extrema creció de 10.7 a 11.7% solo en un año.

Sumado a estos datos, Venezuela es un país inseguro y Caracas es de las ciudades más peligrosas del mundo. Recuerdo cuando apenas en junio de 2012 visité la capital venezolana, amigos me decían que los niveles de inseguridad eran incontrolables, y que había personas que podían matar por una Blackberry.

Además, encontré una gran cantidad de empresas cerradas y abandonadas, lo que reforzó mi investigación sobre la fuga de capitales y la no inversión privada, en donde el sector de la construcción ha sido ampliamente afectado.

Hoy Venezuela se encuentra en el gran momento de la historia. El mesías ha muerto -no se sí esta semana o hace ya varias- y es necesario quitar las manos de los ojos a la población y optar por una nueva oportunidad de crecimiento, libertad y progreso para los venezolanos.

Publicado por Luis Miguel Santibáñez

Politólogo mexicano con formación variada en políticas públicas y campaña, ha ocupado cargos en los gobiernos estatal y municipal en Oaxaca. En la vertiente política ha trabajado en comunicación de campaña tanto con el PAN como con el PRI, los dos grandes partidos mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.