Arrow

20 millones en 20 años


0
Información Sensible

Fusión entre una revista online y un sistema de crowdfunding. Una plataforma donde son los periodistas los que proponen directamente sus reportajes a los lectores, sin la presión de anunciantes o intermediarios. Además, Información Sensible cuenta con una redacción estable para elaborar sus propios reportajes


Escrito el 7 de agosto de 2013 a las 18:49 | Clasificado en Nacional

Luis Bárcenas aseguró al juez que el PP utilizaba las donaciones anónimas para canalizar el dinero negro de las constructoras junto al también ex tesorero del partido Álvaro Lapuerta. El Tribunal de Cuentas detectó irregularidades en los donativos del PP antes de que prescribieran los delitos, pero no hizo gestión alguna para comprobarlos.

Los "papeles de Bárcenas", según publicó El Mundo.
Los "papeles de Bárcenas", según publicó El Mundo.

¿Financiación a cambio de nada? El Partido Popular cobró en veinte años 19 millones de euros en donativos anónimos, según su contabilidad oficial. Sin embargo, cuando en 2007 la ley de partidos prohibió las entregas de dinero sin nombres y apellidos, la solidaridad de sus donantes cesó. Y sus ingresos por esta cuantía cayeron en picado. ¿Dejaron de ser solidarios sus simpatizantes? Puede ser. Eso, o se pudo romper el sistema que el ex tesorero Luis Bárcenas describió al juez Pablo Ruz en su declaración en la Audiencia Nacional, con el que el PP pudo enmascarar como donaciones anónimas los pagos de los grandes empresarios de la construcción de este país.

Ante el juez, el ex senador por Cantabria ha reconocido que manejó hasta mueve millones de euros en dinero negro en casi 20 años. Unos fondos que servían, supuestamente, para abonar gastos contables y sobresueldos dentro del partido. Sin embargo, la cuantía total de la Caja B se antojaría irrisoria para una formación que tiene más de 120 millones de euros al año de presupuesto, y que según las investigaciones de la Operación Gürtel, recibía grandes cantidades de dinero de constructores y empresarios, en su mayoría. La suma de los nueve millones anotados en los llamados papeles de Bárcenas y los 19 millones de euros anotados en la contabilidad oficial del partido como donaciones anónimas suman una cifra mucho más creíble para los investigadores sobre el dinero opaco que manejó el partido durante dos décadas: unos 30 millones de euros que pudieron estar amparados por el ladrillo.

Donativos anónimos PP declarados entre 1993 y 2007
por la tesorería general del partido al Tribunal de Cuentas

AÑO FISCAL Fecha de la publicación del
informe del Tribunal de Cuentas
Donativos anónimos declarados
2007 29/03/2012 2.604.420,5
2006 25/02/2010 3.106.049,17
2005 24/04/2008 3.068.741,85
2004 27/06/2007 2.825.425,83
2003 01/06/2006 2.361.422,41
2002 27/10/2005 2.729.397,70
2001 30/09/2003 705.839,28
2000* 26/02/2003 474.426,93(78.938.000 ptas.)
1999* 25/07/2002 314.515,64 (52.331.000 ptas.)
1998* 11/04/2002 331.774,25(55.202.590 ptas.)
1997* 17/10/2000 248,697.50 (41.379.783 (ptas.)
1996* 17/10/2000 375.603,72(62.495.200 (ptas.)
1995* 17/10/2000 68.020,34 (11.317.632 (ptas.)
1994* 23/11/1999 206.174,94 (34.304.624 (ptas.)
1993* 09/02/1999 533.077,10(88.696.567 (ptas.)
  TOTAL DONACIONES ANÓNIMAS 19.704.889,66 euros

*Entre el 2000 y 1993 los datos oficiales son en pesetas. A partir de 2001 ya se presentan los resultados en euros, según el artículo 4 del Real Decreto 2814/1998 por el que se aprobaron los aspectos contables de introducción del euro.

Doce años de advertencias

El Tribunal de Cuentas ha realizado la fiscalización de los partidos políticos desde 1993 hasta su último informe de 2008. En estos dieciséis años fiscales, el organismo ha alertado doce veces y de forma sistemática sobre posibles irregularidades en los donativos que ha recibido el PP. Sin embargo, a pesar de la advertencia, nadie ha hecho anda al respecto.

Las conclusiones de los informes entre 1996 y 2007 advierten una y otra vez de las posibles actividades ilícitas en las cuentas de los populares, que cada año podían ingresar más del límite permitido, 60.000 euros, a través de donaciones anónimas, legales hasta julio de 2007. En cada uno de sus escritos, los funcionarios repiten sin excepción: “dada la naturaleza de las aportaciones anónimas no se ha podido comprobar el cumplimiento a nivel individual del límite legal establecido para las aportaciones privadas“.

Algo similar sucedió también con las donaciones llamadas “nominales”. Esas en las que debe figurar el donante. En los informes de 1993 y de 1994 el tribunal también detectó anomalías, aunque en ambos casos ningún donativo superaba el límite que fijaba la Ley, que por entonces era de 10 millones de pesetas (60.000 euros). El único año en el el tribunal no de ha detectado ninguna irregularidad fue en 1995.

En cambio en el año 2007, el Tribunal de Cuentas encontró un nuevo agujero en la financiación del PP. Esta vez en Galicia, otra de las zonas más señaladas porBárcenas en su declaración. Según los auditores, “en dicha sede se abrieron cuentas específicas, según dispone la citada Ley Orgánica, paralelamente se mantuvo abierta la antigua cuenta de donativos lo que ocasionó que siguiesen recibiendo ingresos de los que se desconoce su origen e identidad“.

En 2008, los donativos se desploman

La contabilidad de 2008 refleja un enorme descenso en sus donaciones declaradas, que no superan los 1,4 millones de euros. Dos años antes, las donaciones de sus supuestos simpatizantes se elevaron por encima de los tres millones de euros. Más de la mitad de los donativos se realizaron sin nombre ni apellido. ¿Qué cambió para un descenso tan drástico? La Ley de Financiación de Partidos. Desde el 6 de julio de 2007, las formaciones tuvieron completamente prohibida la recepción de fondos anónimos. Esos que, según Bárcenas, servían para canalizar el dinero de los constructores.

Según el informe de 2008 emitido por el Tribunal de Cuentas, el pasado 27 de junio, “las donaciones correspondiente a cuatro sedes territoriales, en las que figuran donativos ingresados en diferentes cuentas (…) no identifica la sede territorial ni la cuenta bancaria en la que se ha efectuado el ingreso y en la labor de contraste entre documentación justificativa y registros auxiliares por sedes territoriales ha quedado un importe residual pendiente de asociar no superior al 5%”.

Los borrones de 2007

2007 fue el año en el que el Tribunal de Cuentas le tiró de las orejas al PP. Después de once informes sin conocer la cifra de donantes, el organismo insta al partido de Mariano Rajoy a que la próxima vez facilite estos datos “de una forma precisa y con la suficiente garantía” para “su contrastación con las anotaciones diarias en la contabilidad de las distintas sedes a fin de poder completar con eficacia las actuaciones fiscalizadoras”.

En esa fecha, el PP declaró 4,9 millones de euros en donaciones reflejados en su contabilidad, de los cuales 2,6 millones de euros proceden de donativos anónimos. Pese a que la prohibición de recibir dinero opaco llegó en verano de ese mismo año, el partido siguió ingresando fondos de esta manera. Hasta 231.000 euros que, según el Tribunal de Cuentas, “se efectuaron con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2007, lo que incumple lo establecido (…) dicha norma, en la que se dispone que los partidos políticos no podrán aceptar o recibir donaciones anónimas“.

El “strip-tease” de Cospdedal

La financiación ilegal del PP, delito que prescribe pasados cuatro años, ha pasado a un segundo plano para el magistrado y la Fiscalía que instruyen las investigaciones. El supuesto blanqueo de dinero que pudieron orquestar Lapuerta y Bárcenas es el principal argumento que sostiene las pesquisas judiciales sobre las cuentas del PP. Este delito fiscal prescribe a los diez años. Por lo que tras los últimos tirones que Bárcenas dio a la manta del PP ha mostrado un camino nuevo a los investigadores judiciales. La Unidad de Delitos Fiscales (UDEF) de la policía se centra en averiguar hasta el último detalle del supuesto montaje de blanqueo de capitales. Los investigadores miran con lupa las cuentas de la tesorería general del PP desde 2003 hasta hoy. Desde Génova insisten en que sus cuentas no ocultan nada. “El PP está haciendo un ejercicio de transparencia sin precedentes“, ha reiterado en múltiples ocasiones, desde el pasado mes de febrero, Carlos Floriano, vicesecretario de organización del PP.

María Dolores de Cospedal, secretaria de organización de los ‘populares’, fue más gráfica en sus explicaciones, quien calificó de “strip-tease” al “ejercicio de transparencia de su partido“, después de que hicieran públicas sus cuentas desde 1993 en la página web del partido. Son dos argumentos que, probablemente, reiterará Mariano Rajoy en su comparecencia del próximo jueves ante el Senado para dar explicaciones sobre el caso Bárcenas. Pero de los informes del Tribunal de Cuentas sobre la fiscalización del PP se desprende lo más opuesto a un ejercicio de transparencia.

Sobre todo en cuanto a las donaciones que ha recibido la formación conservadora en los últimos veinte años. El tribunal ha realizado la fiscalización de los partidos políticos hasta su último informe sobre la fiscalización de los partidos políticos en el año 2008, que fue publicado el 27 de junio de este año. En los últimos dieciséis ejercicios -desde 1993-2008- fiscalizados, hasta ahora, por el Tribunal de Cuentas las alertas se ha repetido de forma sistemática sobre posibles irregularidades en los donativos que ha recibido el PP. Sin embargo, nadie ha hecho nada al respecto. Ni si quiera cuando el tribunal auditaba las cuentas de los partidos antes de que prescribieran sus delitos por financiación ilegal.

Fuente: El PP declaró en 20 años 19,7 millones de euros en donaciones anónimas

Autor: Ricardo Garriga

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>