Arrow

Alfonso Guerra dixit


0
Daniel Tercero

Nacido en Barcelona en 1977. Soy periodista, actualmente redactor de La Voz de Barcelona. Licenciado en Historia por la Universidad de Barcelona. Mi blog sobre actualidad es 365 en LVdB


Escrito el 3 de junio de 2013 a las 9:01 | Clasificado en Nacional

Extractos de cuatro entrevistas publicadas recientemente, a cuenta de la publicación de la tercera y última parte de sus memorias. No deja indiferente a nadie. El más veterano de los políticos del Congreso no hace amigos ni… prisioneros.

Alfonso Guerra y Felipe González (fuente: Facebook).
Alfonso Guerra y Felipe González (fuente: Facebook).

No hacen falta presentaciones. Nadie que se precie como conocedor de la política nacional desconoce a Alfonso Guerra. Al personaje político. Lo ha sido todo en el PSOE y en el Gobierno. De 1982 a 1991 nadie se movía en el PSOE sin el permiso de Guerra. Durante esos nueve años también controló el Ejecutivo con puño de hierro.

El diputado socialista, el más veterano de la Cámara Baja, acaba de presentar su tercer volumen de memorias. Precisamente el que parte de su salida del Gobierno, en 1991. Como suele ocurrir en estos casos, Guerra ha aparecido en infinidad de medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales, para promocionar la obra que ha publicado con Planeta.

En ‘Abc’, sobre el PSOE:

¿Pero sigue usted siendo del PSOE por terquedad, por no querer bajarse del burro de toda una vida, o porque realmente aún se lo cree?

Sí, sí…

Es que no da esa impresión.

¿No?

A veces parece que esté usted haciendo un ejercicio de voluntarismo, de no querer ver lo que no quiere ver…

No, no, no, ponerme una venda delante de los ojos no, yo huyo de eso. Voy en muchas cosas contra corriente, pero no las oculto. Yo creo que el mundo vive en un desorden organizado para el mantenimiento de los privilegios de un sector muy pequeño de la población. Creo luchar contra eso. Creo que quien mejor representa esa lucha en España es el PSOE.

¿Aunque esté hecho un desastre?

Este partido estaba hecho de verdad un desastre en los años 30 y 40, con miles de socialistas condenados a muerte y en las cárceles, en el exilio, en los campos de concentración. Eso sí era terrible. Ahora hay algunas cosas mal entendidas, cosas que no se han hecho bien, se han perdido unas elecciones… pero este partido tiene vida, y va a tener vida, más que esa derecha que tiene delante, ¿cuándo se fundó, en 1989? Se refundó, claro, se refundan cada quince años, ¿para qué?, para que los bancos les borren la deuda.

En ‘Periodista Digital’, sobre Rajoy y el PP:

Guerra cree que Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y líder del PP, es un hombre “bastante dormilón” que, el día que ganó las elecciones en 2011, “se quedó dormido y nadie se lo ha dicho”. También tiene palabras críticas contra María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, y, cómo no, José María Aznar, ex presidente del Gobierno, al que ve “con la capa” y “asustando como Drácula” con su posible vuelta.

En Europa Press, sobre la regeneración de los partidos políticos:

El ex ‘número dos’ del PSOE es partidario de que los partidos, incluido el suyo, se sometan a una “reconversión” para cumplir con el artículo 6 de la Constitución, que “exige funcionar democráticamente internamente” a todas las formaciones políticas. “Hay muchas mejoras posibles a ese respecto en todos los partidos”, añade.

Sin embargo, está en contra de fórmulas como las primarias o las listas abiertas, porque, opina, “eso es menos democrático”. Su apuesta personal es la de “vivificar los centros de reunión”. Y añade: “Hoy los centros de reunión -agrupaciones socialistas- tienen que tener otra razón de ser, pero tienen que ser elementos vivos, porque no son muy vivos”.

En ‘El Periódico’, sobre el nacionalismo catalán:

¿Por qué no comprende el anhelo soberanista de Cataluña?

De Cataluña, no. De los políticos catalanes.

El millón y medio que salió a la calle el 11-S no eran políticos catalanes.

Ese millón y medio estaba organizado, ¿no?

Respondió y responde, en gran medida, a aspiraciones de base.

¡Eso es radicalmente falso! Los movimientos de base son para que les escuche un poder que no les escucha. Y aquí el que ha montado el chiringuito se llama Artur Mas, que reivindica ser el máximo representante del Estado para decir “pero me voy”, lo cual es una incongruencia de Woody Allen. En Cataluña hay un nacionalismo orgánico al que se han sumado partidos, algunas instituciones y el nacionalismo mediático. ¡Pero si Mas se presentó con ese programa y perdió 12 diputados!

Aumentaron los de ERC y la CUP. Hasta el jefe de su franquicia, el PSC, dice que su postura fabrica soberanistas.

Me da la impresión de que Pere Navarro tiene que arreglar la lente de su cámara. Contra el que debe ir es contra
Mas, que es el que habla de separarse.

Quizá subestime la capacidad crítica de los ciudadanos, maltratados por una fiscalidad injusta.

El maltrato es el que reciben del nacionalismo orgánico.

Guerra. Alfonso. No deja indiferente a nadie. Por cierto, asegura que no repetirá en las listas del PSOE en 2015.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>