Estas dos semanas van a ser claves para el futuro de Cataluña y por extensión del resto del país. En dos días se constituye el nuevo Parlament y en una semana comienza el debate de investidura en el que Artur Mas, podría, por fin, ser nombrado president de la Generalitat. Los primeros guiños para captar los votos, o mejor dicho abstenciones, que necesita ya se pueden ver leyendo algunos titulares de prensa: “CiU y PNV apoyarán prorrogar el estado de alarma si Blanco justifica que la amenaza de caos es real“.

Hasta ahora, PNV y Coalición Canaria eran los únicos apoyos con los que contaba Zapatero en el Parlamento nacional, pero ahora las cosas pueden cambiar. CiU puede pasar de ser uno de los grupos críticos (sobre todo en los últimos meses ante las elecciones catalanas) a ser una de las puertas a las que acuda el Gobierno para intentar convencerle y tratar de ir sacando así sus proyectos y reformas. Ahora habrá que esperar para ver los efectos de estas estrategias en las próximas municipales catalanas en mayo de 2011.

Publicado por Creu Ibáñez

Periodista que actualmente trabaja en lainformacion.com y que, a pesar de haber superado la treintena, aún cree en esta profesión.

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.